Análisis | Vídeos | 05 ABR 2017

Análisis de A Rose in the Twilight

Tags: PC PS Vita
El nuevo juego de puzles y plataformas de Nippon Ichi Software, A Rose in the Twilight, llega por fin a occidente para PlayStation Vita y PC. Adéntrate en su incoloro mundo y descubre sus secretos con nuestro análisis.
Cartel A Rose in the TwilightPlay

Su historia nos pone en el papel de una joven que despierta en un castillo que ha perdido su color y donde no transcurre el tiempo, estando sellado por la Maldición de las Espinas. Tras resucitar a un Gigante que permanecía confinado entre las ruinas del castillo, los dos tienen que colaborar para poder escapar, intentando desentrañar el misterio que se oculta tras la maldición y la historia del sombrío castillo.

Para descubrir los secretos de su argumento nos toca recoger Memorias de Sangre utilizando el Poder Espinoso de Rose, desvelando así los recuerdos del pasado de su dueño fallecido. Como podéis ver, no es una historia demasiado compleja, pero resulta interesante ver como se desarrolla todo.

A Rose in the Twilight es un juego que se desarrolla lateralmente y se centra en la resolución de puzles con algunos momentos de plataformeo, en el que un simple paso en falso puede hacer que nuestra protagonista muera.

Rose, la joven, tiene el poder de absorber la sangre para transferirla a otros objetos. En este castillo el tiempo sólo pasa para los objetos con sangre (objetos rojos), mientras que los objetos sin sangre permanecen inmóviles, por lo que si transferimos sangre a un objeto incoloro, podemos devolverle el paso del tiempo. Entender bien esta relacion causa y efecto para poder controlar el tiempo es esencial para progresar en el juego, ya que la mayoría de los puzles del juego están basados en esta habilidad. Tened en cuenta que cuando lo activa la acción se ralentiza para que sea más sencillo conseguir nuestro objetivo. Además, nuestra protagonista tiene la capacidad de subir escaleras y llevar pequeños objetos, pero cuidado, ya que si cae desde una altura considerable morirá.

Por otro lado tenemos al Gigante, que puede usar su súper fuerza para levantar y lanzar los objetos de color rojo y a la protagonista. Gracias a su robusta constitución puede superar cualquier obstáculo peligroso, caer desde mucha altura o incluso soportar los golpes de elementos que podrían causar grandes daños.

Los controles funcionan correctamente, pudiendo desplazar a Rose, saltar o utilizar su poder, siendo los del gigante iguales pero cambiando el poder de sangre por la fuerza para levantar objetos. Podemos alternar entre ellos dos en cualquier momento, siendo la colaboración entre ambos crucial para resolver algunos puzles que nos proponen. Superar cada reto requiere una gran sincronización y dosis de ingenio, por lo que de vez en cuando podréis quedaros atascados hasta dar con la solución. Además se nos obliga a pasar con los dos cada pantalla, haciendo que el reto sea aún mayor.

Si Rose muere, empezaremos desde el último punto de control, que están representados por unos cristales que absorven nuestra sangre o están al comienzo de una pantalla. En general son numerosos y están cerca de los puzles, pero si activamos uno y nuestros personajes están bastante alejados o en una situación un tanto incómoda, cada vez que morimos empezarán de esa forma, algo que no acaba de funcionar demasiado bien. También hay que comentar que vidas infinitas, por lo que al final se limita a un simple ensayo y error.

Descubrir todas las Memorias de Sangre posibles es fundamental para avanzar en el juego, ya que, además de desvelar la historia como contamos con anterioridad, a lo largo de la aventura encontramos puertas selladas con espinas que sólo podemos quitar haciendo un sacrificio. Cada uno de estos lugares sellados requiere una cantidad de Memorias de Sangre descubiertas, teniendo la protagonista que pasar por una horrible ejecución para abrirlas tras conseguirlas.

Hay que tener cuidado, ya que en este lugar no estamos tan solos como en un principio pueda parecer. De vez en cuando os encontraréis enemigos que sólo podréis vencer utilizando vuestro ingenio y ciertos elementos que encontraréis por lo escenarios. Otras simplemente os tocará esconderos tras algún elemento para que pasen de largo y seguir con vuestro camino, aunque para ello haya que resolver algún puzle con rapidez. Estos enemigos no son muy variados y requieren más la resolución de ciertos acertijos que intentar buscar sus puntos débiles.

Uno de los mayores problemas es que, a pesar de que los puzles son interesantes y están bien planteados, de vez en cuando cambia alguna mecánica que no se nos explica, por lo que tardaréis en dar con la respuesta para resolver el puzle. También hay algunos objetos imprescindibles que en ocasiones no están a simple vista y nos toca recorrer el escenario hasta que aparece un signo de exclamación que indica su posición.

El tamaño del castillo es bastante grande y desplazarse por él puede ser un tanto complicado. Para ello se ha añadido un mapa que nos ayuda a investigar cada rincón del mismo, escondiendo las salas lugares que en un principio nos parecían inaccesibles. Por suerte, este mapa nos señala donde quedan Memorias de Sangre a descubrir, lo que nos ahorra investigar cada una de las salas.

La duración del juego ronda las cuatro horas, pero si queréis descubrir todos sus secretos os llevará casi el doble, todo dependiendo siempre de lo que tardéis en dar con la solución de los puzles. Además hay algunos secretos interesantes por descubrir.

Su apartado gráfico es muy peculiar y recuerda a otros títulos de la compañía como htoL#NiQ: The Firefly Diary, aunque utiliza un tono más oscuro y desaturado para resaltar los objetos con sangre con los que puede interactuar la protagonista. Los escenarios son algo simples, a lo que tampoco ayuda que estén en blanco y negro, mientras que los personajes están bien modelados y sus animaciones son correctas. Funciona con fluidez, por lo que no encontraréis problemas en este aspecto. Y no os dejéis engañar por su aspecto infantil, ya que incluye algunas escenas un tanto macabras.

Sus melodías buscan dar una ambientación melancólica y, aunque encontramos bastantes de ellas, se nos antojan poco variadas y con el tiempo pueden llegar a hacerse pesadas. Los efectos siguen un camino similar, haciendo que todo resulte un tanto más trágico. El juego nos llega completamente en inglés, aunque no aparecen demasiados textos y la historia es contada en su mayoría mediante escenas.

A Rose in the Twilight resulta ser un desafiante juego de puzles que proporciona una gran satisfacción cuando los completamos. Todos son muy ingeniosos y en ocasiones os costará dar con la solución, pero al encontrarla deja una sensación gratificante. Lo malo es que se siente un poco limitado en cuanto a opciones y el repetitivo diseño de los escenarios deja en todo momento una sensación de déjà vu.

Si os atrae su aspecto y los puzles desafiantes, estáis ante un juego bastante interesante que os emocionará en determinados momentos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información