Análisis | Vídeos | 11 JUL 2017

Análisis de Bulletstorm Full Clip Edition

Tags: PC Xbox One PS4
Llega el momento de volver a patear culos con Bulletstorm: Full Clip Edition, la remasterización del juego de acción de Gearbox y Cliff Bleszinski que aterriza ahora en PlayStation 4, Xbox One y PC.
Cartel Bulletstorm Full Clip Edition InteriorPlay

Su historia nos pone en la piel de Grayson Hunt, que después de un aterrizaje forzoso en un planeta abandonado se ve obligado a tomar una decisión: supervivencia o venganza. El deseo ciego de venganza de Grayson, miembro exiliado del grupo de asesinos de élite Dead Echo, encuentra a su tripulación abandonada en Stygia, donde finalmente podrá enfrentarse al comandante responsable de su traición.

El argumento cuenta con mucho humor negro y está narrado mediante cinemáticas, pero en general no despierta demasiado nuestro interés, sirviendo simplemente como un motivo para empezar a acabar con todo lo que se mueva.

La mayor novedad de esta entrega la encontramos en la adición del complemento Duke Nukem´s Bulletstorm Tour, que nos permite intercambiar el personaje principal del juego para asumir el control de Duke Nukem. Se han grabado nuevas frases para Duke, aunque por desgracia nos llegan sólo en inglés. Esto constrasta mucho con el resto del juego, ya que si optamos por manejar a Grayson todas las voces están en completo castellano. Tampoco ayuda que sigan refiriéndose a Duke como Grayson, haciendo que su introducción se sienta forzada.

Bulletstorm: Full Clip Edition es un juego de acción en primera persona que se centra en su campaña, donde avanzamos de manera lineal por escenarios masacrando a los habitantes mutados de Stygia que salen a nuestro paso. La mayor gracia del juego está en el sistema Skillshot, que recompensa las formas de matar más creativas y letales.

Para que esta tarea sea más sencilla contamos con dos ayudas bastante interesantes, una patada que manda al rival por los aires ralentizando la acción para propiciar un combo y un látigo que nos permite agarrar a los rivales para atraerlos o interactuar con ciertas partes de los escenarios. Ambas adiciones le sientan genial a su jugabilidad y le aportan un toque de frenetismo y espectacularidad que se agradece, sobre todo si tenemos en cuenta que las coberturas no tienen un gran peso en este título.

Las armas toman, junto con estos dos movimientos especiales, el protagonismo en el juego. Su número no es muy amplio, pero todas están muy bien recreadas y diferenciadas en su manejo. A medida que avanzamos en la campaña vamos desbloqueando algunas nuevas y mejorándolas utilizando los puntos que hemos obtenido. Por este motivo, ser creativos con las muertes es muy importante, ya que cuanto mejores seamos, más puntos conseguimos. Los combos, el amputar miembros o apuntar a ciertas partes del cuerpo aumenta esta puntuación, pero también si utilizamos los elementos de los escenarios a nuestro favor.

La inteligencia artificial de los enemigos no es demasiado buena y hace que se limiten a esconderse tras coberturas y que nos ataquen a lo loco. Al no ser un juego que se centre en la supervivencia no tiene demasiada importancia, ya que siempre estaremos buscando la mejor y más original forma de acabar con ellos, siendo realmente divertido experimentar con todo lo que nos rodea.

Los niveles son bastante lineales y con diseños sencillos. Esto se compensa con un montón de interacción, estando cargados de objetos y elementos con los que podemos practicar para dar rienda suelta a nuestra imaginación, descubriendo con cada nueva partida más secretos que podemos aprovechar para superar puntuaciones.

Al completar la historia principal se desbloquea la Campaña Overkill, que nos permite disfrutar de nuevo de la misma pero con todas las armas desbloqueadas desde el principio y skillshots infinitos. No aporta nada demasiado original, pero el poder contar con todo el arsenal nos permite ser más creativos con las que más nos gusten para mejorar puntuaciones.

Junto a la Campaña principal tenemos el Cooperativo Anárquico, un modo para hasta cuatro jugadores que, de manera cooperativa, nos invita a intentar superar los objetivos de puntuación acabando con veinte hordas de enemigos en doce mapas. En este modo podemos llevar a cabo disparos de habilidad en equipo y desencadenar el Disparo Sinfonía sangrienta para causar un mayor caos y aumentar la puntuación. Al avanzar vamos desbloqueando nuevas skins para las armas, tipos de cadenas y personalizaciones de personajes, lo que incentiva seguir jugándolo.

Por último está el modo Echo, que nos enfrenta a 30 mapas de desafío en el que tenemos que demostrar nuestra habilidad ganando puntos y escalando posiciones en las tablas de clasificación. Este modo ya estaba en el juego original, pero ahora incluye seis nuevos niveles exclusivos.

El apartado gráfico no tiene grandes cambios notables, aunque se ha mejorado la definición y, en consecuencia, los modelados y entornos resultan algo más claros. También se han actualizado las animaciones, pero en general queda bastante por debajo de otros títulos más actuales. Al menos la dirección artística hace que estos defectos sean menos notables, con momentos de la campaña que siguen sorprendiendo ahora. Funciona con mucha fluidez, no encontrando problemas en este sentido. Los efectos también cumplen a pesar de que podrían estar mejor representados. En PS4 Pro y PC, además, el juego cuenta con soporte para resolución 4K.

En las melodías no encontramos ninguna variación, contando con una banda sonora que pasa un tanto desapercibida. Los efectos de sonido están bastante mejor, con un buen doblaje y textos en castellano, a no ser que seleccionemos a Duke Nukem, en cuyo caso está en inglés como comentamos anteriormente.

Bulletstorm: Full Clip Edition conserva la diversión que ofrecía el juego original y lo amplía con nuevos contenidos. No encontraréis grandes cambios más allá de la resolución y algo más de fluidez, pero en general cumple y presenta algo diferente a lo que nos tiene acostumbrado el género. Además, los continuos chascarrillos y el humor negro os sacarán una sonrisa de vez en cuando.

Es un juego que gustará a aquellos que busquen formas originales de acabar con sus rivales, aunque si en la pasada generación ya lo teníais no ha evolucionado tanto como para volver a recomendar su compra.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información