Análisis | Vídeos | 04 ABR 2018

Análisis de Detective Pikachu

Una nueva aventura con los Pokémon os espera en Detective Pikachu, donde tendréis que investigar y resolver diversos casos junto a la carismática criatura.
Cartel Detective PikachuPlay

Detective Pikachu es una aventura gráfica que le da un giro radical a la franquicia para presentarnos un mundo en el que los Pokémon se sienten más vivos y evitan la constante necesidad de combatir entre ellos. Un juego muy accesible que podrán disfrutar tanto los jugadores veteranos como los más pequeños de la casa, con varios casos en los que brilla, por encima de todos, un Pikachu parlanchín que adora el café y que sin embargo no puede utilizar los movimientos típicos de dichas criaturas.

La historia del juego nos lleva hasta Ryme City, una metrópoli en la que humanos y Pokémon viven en armonía. Un día, Tim Goodman, el personaje al que manejamos, llega a la ciudad enbusca de su padre desaparecido, el detective Harry Goodman. Al poco tiempo conoce a un Pikachu al que sólo él puede entender y que ha perdido la memoria, por lo que pronto ambos empiezan a colaborar para intentar resolver sus problemas y descubrir que hay tras los misterios que están teniendo lugar en la ciudad.

Este argumento no sorprende demasiado y en general es muy predecible, pero todo está genialmente narrado, su desarrollo nunca se hace pesado y ver a los Pokémon utilizar sus habilidades para algo más que combatir es una delicia. Lo mejor es que es apto para todo tipo de públicos, y seguro que el gran carisma que desprenden sus personajes, en especial el detective Pikachu, agradará a los más jóvenes.

Sus mecánicas funcionan bastante bien, teniendo que explorar unos escenarios lineales hablando con las personas, los pokémon y registrando los escenarios en busca de nuevas pistas y pruebas. Una vez encontrados nos toca volver a conversar para preguntarles por ellos y, así, avanzar poco a poco en la investigación. Todos los indicios, testimonios, personajes y pokémons que vemos se van recopilando en el expediente con el fin de ojearlos siempre que queramos.

Como curiosidad, las escenas con más acción cuentan con ciertos quick time events sencillos pero bien implementados que le aportan algo de espectacularidad al desarrollo, si bien echamos falta algunos botones más, ya que se limitan a pulsar el botón A al entrar en un círculo.

Por otro lado tenemos las pesquisas, donde se nos propone un objetivo y, en base a las conversaciones y pruebas que hemos obtenido, tenemos que resolver las incógnitas utilizando la deducción. Suele ser muy sencillo, pero antes necesitaréis encontrar todo lo necesario buscando a fondo por los escenarios y hablando con el resto de personajes continuamente. Todo se basa en juntar las piezas adecuadas y, aunque fallemos, Pikachu nos ayuda a dar con la solución correcta. Eso sí, da igual que sepáis la respuesta adecuada con antelación, no podréis resolverlo hasta que hayáis recabado todas las pistas.

De vez en cuando y al no saber que hacer, Pikachu llama nuestra atención porque quiere contarnos algo. Muchas veces para echarnos una mano con el caso y otras simplemente para hacer alguna gracieta, haciendo que el personaje desprenda mucha simpatía. En ocasiones puede resultar un tanto pesado por sus continuas interrupciones, pero en general nos ha gustado. Además es el único que puede conversar con otros Pokémon para obtener información importante.

Los escenarios no son demasiado amplios y su linealidad hace que sea sencillo encontrar nuestro objetivo, siendo uno de los puntos más flojos del juego respecto a otros juegos del género. Los objetos que necesitamos, además, se ven bastante bien, así que no tendréis demasiados problemas para localizarlos.

Su dificultad está muy por debajo de la media, sin necesidad de comernos apenas la cabeza para dar con la respuesta. Es lo que menos nos ha gustado, ya que con unos puzles decentes que nos hubieran hecho pensar un poco el título ganaría muchos puntos. No es que se haga aburrido, gracias sobre todo a unos diálogos llenos de referencias constantes a la franquicia que agradarán a sus seguidores, pero puede dar la sensación de repetición con el paso del tiempo.

La duración del juego ronda las 12 horas, divididas en casos no demasiado extensos, haciendo que sea ideal para partidas rápidas en la portátil. Por si fuera poco, el juego se autoguarda constántemente para que no tengamos que repetir determinados tramos. La trama queda abierta, por lo que, si tiene éxito, podríamos encontrarnos con una segunda entrega en un futuro.

El apartado gráfico nos ha gustado a pesar de las limitaciones de la consola, con personajes bien modelados y animados donde destacan los Pokémon, escenarios pequeños pero detallados y efectos cuidados. Lo mejor son las escenas, mucho más llamativas que el resto del juego. En el lado negativo tenemos una resolución bastante baja y dientes de sierra muy notables. Comentar que, a pesar de no ser demasiado importante, no cuenta con efecto 3D.

En el sonoro tenemos melodías que encajan a la perfección con la temática detectivesca del título, que acompañan bien la exploración, interrogatorios y las escenas, no molestando en ningún momento y cuya variedad hace que no lleguen a cansar. El doblaje, que sólo aparece en ciertas conversaciones y está en inglés, es muy bueno, con una gran interpretación por parte de los actores. Como no podía ser menos, nos llega con subtítulos en castellano para no perdernos ningún detalle. Pero lo mejor es que los Pokémon abandonan el estilo chiptune tan visto en la franquicia principal para conseguir asemejarse a los del anime y darle más vida a las criaturas.

Detective Pikachu, como conclusión, nos ha sorprendido muy gratamente, con una aventura gráfica interesante, una historia simple pero bien narrada y unas mecánicas accesibles que lo vuelven ideal para cualquier tipo de jugador. Lo mejor es el nuevo enfoque que se le ha dado al mundo de los Pokémon, alejándolo de los combates para ver a unas criaturas más vivas. Por otra parte, carece de dificultad alguna, un fallo que si se corrige en posibles entregas futuras puede convertirlo en un título mucho más completo.

Los aficionados a los que les gusten las aventuras gráficas deberían darle una oportunidad, ya que ofrece una nueva perspectiva de la saga muy interesante y a la que se le podría sacar mucho provecho. ¿Serás el más perspikachu?

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información