Análisis | Vídeos | 26 ENE 2017

Análisis de Dragon Quest VIII: El periplo del Rey Maldito

Tras su paso por PlayStation 2, Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito aterriza en Nintendo 3DS con una versión más completa y equilibrada gracias a sus novedades jugables. Descubre una de las mejores entregas de la franquicia Dragon Quest con nuestro análisis.
Cartel Dragon Quest VIII InteriorPlay

Su historia nos lleva hasta el Castillo de Trodain, que cobijó durante muchos años un cetro sagrado imbuido de poderes increíbles. Esto fue así hasta que un fatídico día, un malvado bufón llamado Dhoulmagus se hizo con el cetro mágico y desató una maldición devastadora. Comoresultado, el Rey Trode y su hija, la Princesa Medea, se transformaron en extrañas criaturas y el castillo se vio cubierto por una pestilente enredadera.

Sólo un guardia consiguió salvarse de la escabechina en el castillo llevándose consigo al rey y a la princesa. Este personaje no es otro que el protagonista de esta aventura, que tiene que afrontar diversos peligros junto a otros aliados que conoce a lo largo de su viaje y poner fin a los planes de Dhoulmagus.

La trama sigue siendo la misma, por lo que conserva su gran calidad a pesar de su sencillez. Se han añadido algunas escenas que nos ofrecen una perspectiva más profunda de Dhoulmagus y de nuestro héroe, así como un nuevo final alternativo que hará las delicias de los seguidores de esta entrega.

Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito es un RPG con combates por turnos y un gran mundo a explorar. Es aquí donde encontramos una de las primeras novedades, y es que los enemigos son ahora visibles por los escenarios, decidiendo nosotros si queremos entrar en combate. Esto hace que la aventura sea mucho más llevadera y la exploración más placentera, a diferenciia del original, donde los combates aleatorios sucedían uno tras otro y llegaban a cansar.

Las batallas comienzan al entrar en contacto con las criaturas, pasando a emitir las órdenes que creamos necesarias a todos los miembros de nuestro equipo cuando llega nuestro turno. El tipo de arma, nuestro equipamiento, los hechizos o las habilidades que usamos tienen un determinado efecto dependiendo de la criatura a la que nos enfrentamos y, si queremos salir victoriosos, explotar dichas debilidades de los oponentes es esencial.

Entre los comandos tenemos Luchar, donde seleccionamos la próxima acción de nuestros personajes manualmente, Intimidar, Huir o usar tácticas. Entre las novedades tenemos la posibilidad de elegir la Velocidad a la que se desarrollan los combates, estando la normal o la rápida, ideal para conseguir experiencia. Cuando nos andentramos en luchar están a nuestra disposición los comandos de ataque, defensa, conjuros, habilidad, objetos o mentalizar, que gasta un turno para potenciar las estadísticas del personaje en cuestión. Hay tácticas avanzadas que nos permiten asignar comportamientos determinados a héroes individuales o a todo el grupo, haciendo que actúen automáticamente para ahorrarnos luchar contra los enemigos más débiles e ir acumulando experiencia.

Cuanto mayor es nuestro grupo, más facilidades tenemos en combate, ocupando los reservas automáticamente el lugar de los compañeros que mueren. Si tenemos las habilidades u objetos necesarios podemos resucitarlos, aunque al principio nos toca visitar a menudo la iglesia.

Como consecuencia del cambio en los combates aleatorios, ahora subir niveles es bastante más sencillo al poder visualizar a las criaturas que otorgan más experiencia. Estos ajustes también se reflejan en los puntos de destreza que obtienen los personajes, siendo mucho más justo y quedando mejor equilibrados en general. Con estos puntos podemos mejorar ciertos parámetros del manejo de cada una de las armas, a la vez que aprendemos nuevas habilidades relacionadas con ellas.

Si necesitamos revivir o recuperar a los miembros de nuestro equipo y guardar nuestro progreso nos toca visitar la iglesia del pueblo más cercano, donde además de descansar podemos comprar objetos y equipamiento o gestionar nuestras riquezas en el banco. Para hacer que esta experiencia portátil sea más satisfactoria se ha añadido el guardado rápido fuera de los combates, desde donde continuamos la partida en la siguiente sesión.

A los personajes del juego original – Hero, Yangus, Jessica y Angelo -, se suman otros dos nuevos. La primera es Rubí, una experimentada bandolera que alberga secretos sobre Yangus y que se une a nuestro grupo en determinado momento de la historia. Sus habilidades son similares a las de Yangus, aunque es más ágil y poderosa. Por otro lado tenemos al peculiar Morrie, conocido por ser el propietario de la Arena de Monstruos. Para conseguirlo nos toca completar la Arena de Monstruos, aunque debido a su dificultad no podréis afrontar dicha misión hasta el tramo final de aventura. A diferencia de Rubí, que forma parte de nuestro grupo obligatoriamente, Morrie es opcional. Un reto complicado pero que merece la pena, ya que es el más poderoso de todo el juego.

Cabe destacar que se han añadido dos nuevas mazmorras. La primera se desbloquea tras completar la aventura, con un argumento sobre uno de los personajes de nuestro grupo, y su dificultad es similar a la del último tramo del juego, por lo que no tendréis demasiados problemas para completarla. La otra no es más que un pasillo en el que nos enfrentamos a todos los jefes del juego pero cuyo poder ha sido muy potenciado, encontrando al final de éste un clásico enemigo de la saga. Esta última mazmorra es muy complicada, por lo que recomendamos tener un nivel cercano al cien y el mejor equipamiento de todo el juego.

Las tareas secundarias que estaban presentes en el juego original siguen en este, tales como la búsqueda de minimedallas o el domesticar a un equipo de monstruos para que compitan contra otros en la Arena de Monstruos, que ahora además cuenta con el Rango X. Cada vez que subimos de nivel en la Arena de Monstruos conseguimos nuevos premios, siendo el final el personaje Morrie, como ya comentamos anteriormente.

Otra de las novedades es que ahora tenemos una cámara de fotos y una enorme misión optativa dedicada por completo a ella. Aquí nos piden tomar instantaneas de unos lugares concretos, lo que nos lleva a recorrer cada rincón de su gran mundo. A medida que lo conseguimos recibimos sellos con los que rellenar cartillas para, a su vez, obtener nuevos objetos. Estas fotos, además, son muy personalizables, ya sea con filtros, marcos o pegatinas. Tener activada la función StreetPass también es importante, ya que nos reporta regularmente recompensas si a la gente le gustan las fotos que compartimos y nuevo equipamiento tras el lanzamiento del juego.

El apartado técnico es el que más se ha visto afectado, ya que ha sufrido varios recortes en diversos apartados. Entre otros podéis ver una distancia de dibujado muy corta, que hace que haya popping tanto de elementos del escenario como en enemigos de manera muy notable, texturas de poca resolución y unos colores que han perdido un poco de su viveza original. Al menos los personajes y criaturas siguen teniendo un modelado bastante bueno, con unas animaciones estupendas y, sobre todo, diseños espectaculares. Al ser un título que ya va bastante justo, se ha prescindido completamente del efecto 3D.

La banda sonora es muy buena, pero se ha optado por melodías en MIDI en lugar de los temas orquestados del juego original. Los efectos son de gran calidad, mientras que el doblaje nos llega completamente en inglés, con una interpretación correcta y multitud de acentos diferentes, aunque la calidad del audio no está a la altura. Lo mejor es que todos sus textos nos vuelven a llegar completamente en castellano, por lo que no tendréis problemas para seguir su argumento.

Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito ha mejorado notablemente aspectos de su jugabilidad que hacen que la experiencia sea mucho más satisfactoria, además de añadir diversos extras bastante jugosos y la posibilidad de jugarlo en cualquier parte. A pesar de las carencias gráficas, sigue siendo muy disfrutable y entretenido, aunque si lo completasteis en su día las novedades quizás no sean suficientes.

Los amantes de los JRPGs estarán encantados con este juego, un imprescindible dentro del género.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información