Análisis | Vídeos | 26 JUN 2017

Análisis de Ever Oasis

El legendario poductor Koichi Ishii nos trae Ever Oasis, una singular aventura cargada de combates en tiempo real, puzles ambientales y peligrosas mazmorras a desafiar.
Cartel Ever Oasis InteriorPlay

El argumento de Ever Oasis nos traslada hasta una época pasada, en la que el mundo se hallabaen las garras de Caos, una fuerza oscura que amenazaba a todas las civilizaciones. Para proteger a la gente se creó un próspero oasis, pero poco después apareció una horrible bestia sobre los cielos que causó una destrucción total y solo dejó ruinas a su paso. En el papel de simiente elegido y descendiente de los desafortunados que vivieron aquellos tiempos, nuestra misión es fundar un nuevo oasis, garantizar una existencia pacífica a quienes lleguen a él y expulsar al malvado Caos de una vez por todas.

Dicha historia no es la más profunda y original que hayamos visto en un juego de rol, pero es bastante interesante y se hace muy llevadera gracias a un desarrollo variado que acaba enganchando.

Ever Oasis es un RPG con combates que se desarrollan en tiempo real en el que tenemos que gestionar nuestro propio oasis para hacer que prospere, todo ello mientras intentamos protegerlo y acabar con el mal provocado por Caos. En total podemos llevar a un grupo formado hasta por tres personajes con habilidades únicas entre los que tenemos que cambiar para aprovechar sus poderes en los combates o incluso fuera de ellos para abrir nuevas rutas y completar desafíos.

Nada más comenzar podemos elegir el sexo del protagonista, así como el color de su piel, sus ojos y el nombre que queramos (aunque por defecto trae el de Tethu si eliges al chico y Thelei si eres la chica). Las opciones de personalización, como podéis ver, no son muy amplias, pero así conservan una apariencia más acorde con el resto de sus compañeros.

El sistema de control funciona muy bien, contando con un ataque débil, otro fuerte, la posibilidad de esquivar y un movimiento especial. También hay ataques especiales que se aprenden al avanzar en el juego y requieren un tiempo de espera para volver a usarlos, así como la posibilidad de fijar enemigos. Podemos cambiar en cualquier momento entre los personajes de nuestro grupo con el pad direccional para aprovechar sus habilidades en los puzles y como ventaja sobre ciertos enemigos.

Los simientes, una de las tribus que habita el desértico mundo de Vistrahda, nacen con una semilla en su corazón, y gracias a ellas pueden usar el poder del agua para crear exuberantes oasis con las que frenar el poder corruptor de Caos. Como simiente elegido, nuestra misión es la de reunir recursos y buscar nuevos habitantes para nuestro oasis, haciendo que poco a poco se amplíe y transforme en un lugar próspero para vivir y trabajar para todo el mundo. Este oasis no solo sirve como refugio, sino que ejerce de barrera ante el poder de Caos y, cuanto más prospero es, más fuerte nos sentimos cuando salgamos de sus confines.

Cada mañana nuevos viajeros llegan al oasis con necesidades específicas y podemos convencerlos para que se queden si los ayudamos. Los hay de muchos tipos y cada uno trae algo positivo, abriendo tiendas (llamadas en el juego floritiendas) que ayudan a que el oasis prospere si las aprovisionamos bien. Cuantas más construimos, más atractivo es nuestro oasis y más viajeros lo visitarán, teniendo que gestinar y mantener las tiendas. Al alcanzar el éxito con las floritiendas suben de nivel y conseguimos acuagemas, unas monedas que nos permiten construir aún más tiendas. También podemos mejorar las ya existentes con los materiales necesarios para ello, añadiendo más productos a comprar.

Una vez fuera del oasis, nos toca aventurarnos en los rudos parajes de Vistrahda para encontrar nuevos aliados mientras nos enfrentamos a diversos enemigos, resolvemos puzles en las mazmorras y recogemos materiales valiosos. Las mazmorras son bastante amplias, están muy bien diseñadas y esconden multitud de secretos. Sus laberínticos pasillos y la genial ambientación conseguida en cada una de ellas hace que nunca se hagan repetitivas, con puzles ingeniosos y poderosos enemigos esperando en cada rincón.

Al tener cada personaje habilidades individuales, crear un equipo con los aliados correctos es fundamental para superar ciertas zonas. Esto hace que, además, al avanzar en el juego tengamos que volver a visitar ciertos lugares para descubrir secretos a los que antes no teníamos acceso por no disponer de la habilidad adecuada. Para que la tarea resulte más sencilla existen portales que, al activarlos, nos permiten teletransportarnos entre ellos.

A lo largo de nuestro viaje nos topamos con nuevas tribus. Si los ayudamos con sus problemas o les hacemos regalos puede que nos recompensen, ya sea mudándose a nuestro oasis para trabajar allí o que se unan a nuestra causa como guerreros. En total encontraréis más de cincuenta aliados que se pueden unir según el estado del oasis, haciendo que la experiencia sea aún más personalizada.

Los combates, como hemos comentado, se desarrollan en tiempo real, llevando hasta tres miembros en nuestro equipo (dos más el protagonista) entre los que podemos cambiar para sacar provecho de sus habilidades. Cada aliado de otras tribus aporta un arma y un conjunto de habilidades específicas. Con los materiales valiosos que recogemos podemos crear nuevo armamento y ropa desde nuestro oasis que potencien sus atributos y ofrezcan cambios de estatus. Además de un arsenal de armas a nuestra disposición, tenemos potentes habilidades que dotan a los combates de una mayor carga estratégica. Al tener cada personaje diferentes habilidades, nos toca experimentar con cada uno de ellos para formar un grupo que se adapte a nuestro estilo de juego.

Aunque por el día hay algunos enemigos peligrosos, al caer la noche se vuelven aún más desafiantes. Los más poderosos, como es lógico, son los jefes, que pondrán a prueba toda vuestra destreza. Cada uno es débil a ciertas armas y habilidades, teniendo que localizarlos para sacar provecho del grupo y evitar sus acometidas.

Si nos encontramos en una situación desesperada siempre podemos usar la función de viaje rápido para volver al oasis, cambiando en la plaza a los componentes de nuestro grupo para adaptarnos a la situación, su equipamiento y haciéndonos con provisiones que nos ayuden con la misión a la que nos enfrentamos. Esto es muy importante, ya que mientras estamos en las mazmorras no podemos cambiar a los miembros del grupo ni las armas o armaduras que lleven equipadas.

En cuanto a duración, estamos ante un título muy extenso. A la larga campaña principal hay que sumarle multitud de tareas secundarias que nos mandan otros lugareños y los múltiples secretos que oculta su mundo, asegurando así montones de horas de diversión.

El apartado gráfico es muy atractivo gracias a unos diseños de personajes simpáticos que lo hacen apto para todo tipo de públicos, con escenarios amplios y detallados que tendréis que explorar a fondo. Es cierto que cuenta con ciertas limitaciones debido al sistema, pero gracias a su colorido, temática y a que funciona  con mucha fluidez no le podemos poner grandes pegas.

La banda sonora también es muy buena, con alegres melodías que ambientan y concuerdan a la perfección con el estilo del juego. Esto, junto con unos geniales efectos de sonido, hace que no nos cansemos nunca de sus canciones. Mencionar también que los textos del juego nos llegan en completo castellano, con un trabajo de interpretación excelente que hace que nunca os perdáis en su historia o las misiones a realizar.

Ever Oasis nos ha sorprendido muy gratamente, con un estilo de juego que combina a la perfección la parte social con los combates y la gestión de nuestro oasis. Las mazmorras están genialmente diseñadas, con montones de puzles y secretos a descubrir. Es ideal para partidas rápidas, ya que nos permite viajar rápidamente hasta el oasis para guardar nuestro progreso, y el poder jugar en cualquier lugar también es un gran incentivo.

Con diversas mecánicas, una gran duración y un desarrollo variado, Ever Oasis os atrapará en su oasis si su propuesta os atrae.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información