Análisis | Vídeos | 21 AGO 2018

Análisis de Guacamelee! 2

Tags: PC PS4
Juan Aguacate ha vuelto y está preparado para repartir justicia en Guacamelee! 2, la nueva entrega de la afamada franquicia que viene dispuesta a ofrecer un juego aún más completo añadiendo nuevas catacterísticas que os avanzamos en nuestro análisis.
Cartel Guacamelee! 2Play

Guacamelee! 2 es un juego de plataformas, acción y exploración que sigue la estela del juego original con una temática basada en el folclore mexicano, pero añadiendo nuevas funciones como el cooperativo hasta para cuatro jugadores y montones de homenajes al mundo de los videojuegos, el cine o las series que harán las delicias de los jugadores. Aquí os enfrentaréis a montones de peligros mientras aprendéis nuevos movimientos y mejoráis vuestras habilidades, viajando a través de múltiples dimensiones.

Su historia tiene lugar 7 años después del final del primer juego, donde Juan Aguacate vive con su familia con total tranquilidad y echando de menos su pasado de heroicidades. Mientras iba a por unos aguacates, escucha un estruendo que hace que el tejido del Mexiverso se rompa. Es el momento de despedirse de su familia, volver a ser el Campeón Juan y viajar hasta otras líneas temporales para intentar descubrir los planes del enemigo y ponerles fin.

Dicho argumento nos ha gustado mucho, con montones de giros interesantes, personajes muy carismáticos y, sobre todo, el gran homenaje que se le rinde a otros títulos, peliculas y series. Hay multitud de sorpresas a lo largo del juego que os asombrarán, haciendo que nunca se haga aburrida y que queramos explorar cada rincón para intentar descubrirlas todas.

Las mecánicas son muy similares a las que ya disfrutamos en la pasada entrega. Al principio sólo podemos movernos, saltar, golpear, esquivar y realizar algunas llaves de lucha libre mexicana, pero pronto todas esas habilidades se ven ampliadas. Por los escenarios encontraréis algunas estatuas ocultas que, al romperlas, os permitirán descubrir movimientos especiales que amplían las posibilidades de exploración, como ataques de diferentes colores, la posibilidad de alternar entre dimensiones e incluso transformarnos en un pollo que tiene sus propias habilidades, entre muchas otras. Esto hace que estemos viajando constantemente de un rincón a otro de los escenarios para intentar descubrir nuevas rutas y secretos.

Hay una serie de entrenadores que nos enseñan nuevas habilidades, aunque para aprenderlas antes debemos cumplir con unos requisitos y gastar cierto número de monedas para activarlas. Además nos ponen a prueba para saber si dominamos los diferentes movimientos que desbloqueamos a lo largo de la aventura, consiguiendo así aún más monedas. Es un sistema de progresión que nos ha gustado mucho, ya que permite a cada jugador invertir en distintas ramas según su estilo de juego.

Para realizar estos movimientos necesitamos unas esferas que se recuperan tras un periodo de espera. Al principio son escasas, pero podemos aumentar su número encontrando tres piezas de una calavera. Lo mismo ocurre con la vitalidad, para la que nos toca localizar las tres partes de un corazón. Es un aspecto muy importante para avanzar con más facilidad en la aventura, así que recomendamos intentar haceros con todos los posibles, aunque las pruebas para haceros con ellas en ocasiones sean bastante complicadas.

Los combates son muy divertidos, ya sea por la posibilidades que ofrecen los movimientos de nuestro protagonista, la cantidad de enemigos diferentes que hay (que doblan en número a los de la primera entrega) u otros factores que entran en juego, como escudos de colores que debemos derribar con su respectivo movimiento o el tener que cambiar de dimensión para alcanzarlos. Cada criatura tiene su propio patrón de ataques que debemos aprender para evitar sus embestidas y puntos débiles a descubrir, siendo bastante complicados de derrotar cuando vienen en gran número.

Por otra parte tenemos las batallas contra los jefes, que son bastante númerosas y muy entretenidas. Estos cuentan con un mayor número de movimientos que los enemigos normales, cambiando su estilo en mitad del combate para que nos tengamos que adaptar a cada situación. Son muy desafiantes, aunque después de estudiarlos detenidamente no tendréis demasiados problemas para acabar con ellos.

Las zonas de plataformas también nos han gustado mucho, con obstáculos de diferentes tipos que pueden mandarnos hasta la última plataforma pisada, lo mismo pero quitándonos un poco de vitalidad y otros que pueden acabar con nosotros al instante para mandarnos hasta el punto de control. Pero no os preocupéis, ya que todo está estudiado para poder pensar detenidamente que tenemos que hacer y probar hasta dar con la solución, aunque en ocasiones requiere mucha precisión y habilidad con los mandos.

Entrando en los puzles, están bien planteados y casi siempre hacen uso de las habilidades que hayamos desbloqueado por la zona. Los hay de dificultades dispares, pero en su mayoría son sencillos de resolver si os hacéis bien a los movimientos del protagonista. Lo mejor es que hay una buena recompensa tras resolverlos, haciendo que merezca la pena el esfuerzo.

A todo esto ayuda el diseño de los escenarios, que estan perfectamente estudiados para hacer que viajar por ellos sea muy intuitivo a pesar de las múltiples rutas y secretos que ocultan. Las localizaciones son variadas y, al tener un tamaño tan grande, contamos con unos totems que nos permiten realizar viajes rápidos entre ellos. También hay zonas donde aprender habilidades opcionales tanto para Juan como para su transformación en pollo, aunque para éstas últimas tenemos que superar zonas dedicadas en exclusiva para dicha forma. Además, al no tener acceso en un primer momento a determinadas zonas, siempre estamos viajando de un lugar a otro para descubrir más rutas cuando obtenemos nuevas habilidades.

Lo mejor de todo es que ahora pueden participar hasta cuatro jugadores simultáneos con el cooperativo local. Esto hace que el juego sea aún más divertido, aunque hemos echado en falta una función para que también pudieramos jugar online con otros jugadores. Comentar que cada uno puede elegir uno de los personajes disponibles, encontrando más a desbloquear a lo largo de la aventura y diferentes trajes.

La duración del juego es bastante extensa, sobre todo si queremos descubrir sus múltiples secretos, conseguir todas las calaveras y corazones, o superar el juego en las diferentes dificultades que ofrece entre otros. Todo ello hace que sea a su vez muy rejugable, ya sea en solitario o en compañía.

El apartado gráfico ha mejorado lo visto en el anterior juego, estando los personajes y escenarios mucho más cuidados por el cambio de motor gráfico y ofreciendo efectos que lo vuelven mucho más llamativo a pesar de ser todo bidimensional. No queremos olvidar la excelente dirección artística, que hace que siempre se vea muy colorido y se sienta distinto en cada localización, utilizando elementos del folclore mexicano. Además funciona con mucha fluidez en todo momento, sin importar la cantidad de elementos mostrados en pantalla.

Lo mismo ocurre con la banda sonora, que utiliza canciones de temática mexicana pero mezclados con sonidos electrónicos para conseguir darle un toque único y muy especial. Todo ello, junto con unos efectos de gran calidad y un doblaje en español para las escasas voces que escuchamos, hace que en este apartado sea muy bueno. Incluye además textos en castellano para no perdernos ningún detalle.

Guacamelee! 2, en definitiva, os enganchará desde el primer contacto con el mando, con un control excelente, un sistema de progresión muy cuidado y una dificultad perfectamente ajustada. Su duración es bastante extensa, pero lo que más nos ha gustado son los continuos homenajes que encontraréis a cada paso, algunos cambiando incluso su estilo jugable. Sumando el estupendo apartado audio visual, tenemos un juego bastante redondo.

Un título que recomendamos encarecidamente a todos aquellos que disfrutaron con el original o a los que les atraigan los juegos de plataformas y acción, siendo su precio además muy apetecible.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios