Análisis | Vídeos | 26 ABR 2017

Análisis de Guardianes de la Galaxia: The Telltale Series - Episodio 1: Enredados en la Melancolía

La nueva saga episódica de Telltale Games se estrena con Guardianes de la Galaxia: The Telltale Series Episodio 1: Enredados en la Melancolía, que llega justo antes del estreno de la segunda película en cines. Analizamos lo que os deparará esta aventura.
Cartel Guardianes de la Galaxia The Telltale Series InteriorPlay

Su historia nos lleva hasta la raíz de una épica batalla, donde los Guardianes descubren un artefacto de poder indescriptible que ansían todos los villanos de la galaxia. Cada uno de los Guardianes tiene una razón para desear esta reliquia, al igual que un despiadado enemigo que no se detendrá ante nada para arracarlo de sus manos. Su objetivo es proteger esta reliquia mientrasintentan permanecer unidos en la batalla sin importar los intereses de cada uno. Viajando en el Milano desde la Tierra a lo desconocido y más allá, esta serie episódica de cinco partes nos pone en el papel de Star Lord en una aventura original de los Guardianes.

A lo largo de este episodio nos presentan en profundidad a cada uno de los protagonistas: Star Lord, Gamora, Drax, Rocket y Groot, entendiendo así a la perfección el papel que desempeña cada uno en el grupo. Se comportan como una familia disfuncional que se ayuda y mantiene unida en los momentos difíciles, muy similar a lo vivido en los cómics y la película. Para empatizar más con ellos de vez en cuando revivimos fragmentos de su pasado, lo que además nos ayuda a comprender mejor su historia personal.

Como suele pasar con los juegos de la compañía, el guión es muy bueno. Todos los diálogos tienen sentido y están muy bien hilvanados, consiguiendo así llegar incluso a la gente que desconozca el mundo de estos personajes de Marvel.

Guardianes de la Galaxia: The Telltale Series continúa con la fórmula que tantas veces hemos visto, estando ante una aventura gráfica con montones de diálogos, la clásica toma de decisiones que afecta al transcurso de la historia y quick time events para ciertos momentos de la aventura. Al ser el primer episodio no vemos demasiado el efecto que causan estas decisiones, por lo que nos toca esperar a los siguientes para ver si de verdad tienen un buen peso en la trama.

A lo largo del capítulo encontraréis un par de momentos de acción interesantes que resultan entretenidos a pesar de su simpleza y se resuelven mediante los típicos QTE. No son nada complicados pero, en caso de que falléis, podéis estar tranquilos, ya que no retrocederéis demasiado y rápidamente estaréis en ese mismo lugar.

La novedad se encuentra a la hora de explorar los escenarios, ofreciendo una mayor libertad y viajando a diferentes niveles de altura o más velocidad gracias a los propulsores de Star Lord. Pero no os emocionéis demasiado, ya que el tamaño de las localizaciones sigue siendo bastante diminuto y no os llevará mucho examinarlos al completo. También tenemos un escáner con el que buscar objetos por los escenarios y reproducir ciertas escenas, algo muy similar a lo que vimos en Batman: The Telltale Series.

Nuestro protagonista tiene además un intercomunicador que nos permite pedir consejos al resto del grupo cuando no sepamos que tenemos que hacer para avanzar que, aunque no es muy necesario por su casi nula dificultad, resulta curioso por escuchar las divertidas conversaciones que mantienen.

Todas estas mecánicas y añadidos funcionan muy bien, por lo que esperamos que se mantenga la línea a lo largo del resto de episodios y que las novedades sean más aprovechadas en un futuro. Algo que también echamos de menos es que ofrezca un verdadero reto jugable, aunque al estar pensado para todo tipo de públicos es normal que sea sencillo y muy accesible.

En cuanto a duración, estamos ante un capítulo que ronda las dos horas, lo que hace un total de unas diez si el resto tiene una duración similar. No está nada mal para una aventura gráfica, a lo que hay que sumarle algo de rejugabilidad por intentar descubrir las rutas a las que nos pueden llevar nuestras decisiones.

Gráficamente estamos ante un título con una dirección artística peculiar y bastante llamativa, aunque al igual que en anteriores juegos de la compañía sufre problemas de rendimiento que no se pueden tolerar en un juego que tampoco debería ser muy exigente. Las caídas de fotogramas son bastante notables, además de notar ciertas transiciones que son un poco molestas mientras jugamos y fallos en la sincronización labial.

La banda sonora es mucho mejor, con canciones escogidas para la ocasión que, al igual que en la película, hacen uso del Walkman del protagonista y son muy pegadizas. No hay que dejar atrás su más que notable doblaje en inglés, con una interpretación muy buena por parte de los actores entre los que encontraréis a Scott Porter, Emily O’Brien, Nolan North, Brandom Paul Eells o Adam Harrington como los Guardianes entre otros. Los textos están completamente traducidos al castellano.

Guardianes de la Galaxia: The Telltale Series – Episodio 1: Enredados en la Melancolía nos ha parecido un gran arranque para la aventura, destacando sobre todo el guión, que a pesar de ser completamente nuevo se mantiene muy fiel a sus raices. La fórmula jugable presenta algunos cambios interesantes pero que se sienten un tanto desaprovechados, a lo que hay que sumarle los problemas de rendimiento.

Este primer episodio continúa con las mecánicas utilizadas por Telltale, por lo que si os gustaron los anteriores juegos no encontraréis muchas diferencias más allá del guión y los personajes, aunque queda por ver como se desarrollará todo en el resto de episodios.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información