Análisis | Vídeos | 24 AGO 2018

Análisis de Kingdom Come Deliverance From The Ashes

Tags: PC Xbox One PS4
Regresa de nuevo hasta la era medieval con From the Ashes, el primer contenido descargable para Kingdom Come: Deliverance.
Cartel Kingdom Come Deliverance From the AshesPlay

Kingdom Come: Deliverance - From the Ashes es un DLC que lleva a nuestro protagonista, Henry, a reconstruir el poblado de Pribislavitz. En primer lugar es necesario saber que para poderacceder a este contenido hay que completar la misión Bautismo de Fuego, que para evitar spoilers diremos que está relacionada con la misma ciudad que nos toca construir. Una vez completada nos toca hablar con Sir Divish en Talmberg para emprender esta nueva aventura.

Nuestra misión es hacer que la aldea renazca, convirtiéndose Henry en su alguacil y supervisando todo lo que allí ocurre. Todos los gastos que ello conlleve corren a cargo de nuestro protagonista, así que id con la bolsa bien cargada antes de empezar. Lo mejor de todo es que las ganancias que genere Pribislavitz serán para nosotros durante los primeros cinco años, algo lógico si tenemos en cuenta que nosotros somos los que pagamos.

Pero no todo depende del dinero, teniendo que hacernos con materiales para construir los edificios y trabajadores que ayuden a cuidarlo y protegerlo, así como artesanos para hacer que la producción aumente y podamos conseguir dinero con más facilidad. Los hay normales y otros bien conocidos, ofreciendo, como es lógico, mejor producción cuanta más fama tengan. Esto también nos proporciona objetos únicos que nos vendrán de perlas para avanzar en el juego, si bien en este punto de nuestro viaje estamos ya con un nivel bastante decente.

Nosotros nos encargamos de poner las normas, si bien no siempre nos harán caso, teniendo que lanzar reprimendas a los habitantes que se atrevan a saltárselas. Además, hay disputas entre ellos donde nos toca mediar, afectando nuestras decisiones a su bienenestar, al presupuesto que conseguimos y la reputación de Henry, por lo que os tocará tomar dichas elecciones con detenimiento.

Todo se centra en la reconstrucción de este lugar, siendo el mayor inconveniente conseguir el dinero necesario para realizar la tarea sin demasiadas complicaciones. Los que hayan progresado mucho en la historia no tendrán demasiados problemas, ya que los gastos no supondrán una gran pérdida para ellos, pero si acabáis de empezar el juego os tocará echar muchas horas antes de poder probar este contenido. En general se siente como una misión secundaria más dentro de la aventura, algo que quizás pueda echar para atrás a algunos jugadores.

Tanto en el apartado gráfico como en el sonoro no encontraréis grandes cambios más allá de los que hayáis experimentado con las diferentes actualizaciones que se han ido lanzando desde que se puso a la venta el juego, siendo en general bastante bueno y realista a pesar de algunos bugs.

Kingdom Come: Deliverance – From the Ashes es un contenido entretenido y que le aporta aún más variedad al desarrollo de la aventura, si bien todo su disfrute dependerá de en que punto de la historia os encontréis y vuestra economía. Lo que menos nos ha gustado es que después de invertir nuestro dinero para que prospere, las ganancias no sean siempre para nosotros, haciendo que a la larga se vuelva un tanto absurdo reconstruir la ciudad más allá de expandir su argumento.

Aquellos que estén disfrutándolo encontrarán un buen motivo para seguir jugando, si bien esperábamos que fuera de algo más de utilidad y tuviera una mayor repercusión en su mundo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios