Análisis | Vídeos | 28 ABR 2017

Análisis de Little Nightmares

Tags: PC Xbox One 4K
Hoy analizamos Little Nightmares, una nueva aventura con una ambientación oscura desarrollada por Tarsier Studios que, tras anunciarse como título exclusivo para PS4 bajo el nombre de Hunger, llega a múltiples plataformas.
Cartel Little Nightmares InteriorPlay

Su historia nos pone en el papel de Six, una niña hambrienta que está atrapada en las más oscuras profundidades de Las Fauces. Aquí se enfrenta a un mundo plagado de peligros, donde la mayoría de los niños ya se han rendido. Pero Six no es como los demás, es lista, dura y lleva un chubasquero amarillo. Su lugar no está aquí.

Este argumento está cargado de enigmas, es muy interesante y está contado mediante elementos visuales mientras se desarrolla la aventura, no encontrando ningún texto que lo explique en detalle y dejando lugar a diferentes interpretaciones. Su final está abierto a interpretaciones, pero en general nos ha gustado mucho.

Little Nightmares es un juego cargado de puzles con momentos de plataformeo y sigilo donde su  ambientación juega un papel fundamental para mantenernos en tensión en todo momento. Aunque en principio pueda parecer una aventura de desarrollo lateral, contamos con escenarios de diferentes profundidades que podemos explorar a fondo para intentar resolver los enigmas que nos proponen.

Los controles, que no se nos explican en ningún momento a no ser que nos quedemos atascados en determinados lugares, son muy simples. Las acciones que Six puede realizar se limitan a correr, saltar, agacharse, encender un mechero y agarrar objetos, aunque cuenta con un desarrollo tan variado y tantas situaciones diferentes que nunca se ha repetitivo. Los desafíos a los que nos enfrentamos suelen ser muy lógicos y no tardaréis en dar con la solución o encontrar el camino adecuado a pesar de encontrar varias opciones. Hay secciones en las que nos toca saltar con precisión si queremos alcanzar el lugar deseado y a veces tenemos que viajar a toda velocidad para superar obstáculos o evitar que nos atrapen.

Su mundo es enorme en comparación a nuestra protagonista para hacer que nos sintamos pequeños e indefensos. Aquí entran en juego los enemigos, entre los que encontramos desde pequeñas sanguijuelas a esquivar hasta otras criaturas de mayor tamaño que acechan a cada paso que damos.  No hay mucha variedad, pero cada uno cuenta con una serie de características que los hacen únicos y debilidades que debemos aprovechar si queremos avanzar. Cuando nos encontramos con estas enormes criaturas nos toca utilizar el sigilo para pasar desapercibidos, ya que si nos cogen moriremos al instante. Por cierto, no hay que preocuparse por morir – ya sea por una gran caida, una trampa o porque nos atrapan -, al final se limita al ensayo y error por ser los puntos de control muy numerosos.

Nos ha gustado lo bien medido que está el ritmo de la aventura, con momentos de exploración pausados para relajarnos y resolver puzles, y otros en los que nuestros reflejos entran en juego al tener que huir o realizar acciones con rapidez. También hay lugares en los que nos limitamos a observar para entender mejor la historia o simplemente estudiar una manera de proceder.

En cuanto a duración, el juego puede completarse en unas cuatro horas y se amplía un poco más si nos paramos a localizar todos los coleccionables que tiene, como encender las velas, localizar a unas juguetonas criaturas llamadas Nomos o romper las figuras de unas muñecas. Estos coleccionables dan acceso a nuevas ilustraciones en la galería y, para que sea más sencillo localizarlos, se nos permite seleccionar el nivel que deseemos una vez completados.

El apartado gráfico nos enamoró desde el primer tráiler que vimos, con un estilo único y oscuro que transmite la incomodidad que buscan. Los escenarios son muy variados y están cargados de detalles, con físicas trabajadas que tienen su peso en los puzles. Las criaturas y personajes también cuentan con modelados y animaciones escepcionales que, junto con una iluminación soberbia, le dan más vida a su mundo. Además funciona de manera muy fluida, haciendo que la jugabilidad no se resienta.

Y si el anterior apartado era bueno, el sonoro no se queda muy lejos, con efectos de sonido y melodías que os pondrán los pelos de punta y, a la vez, os guían en determinados momentos del juego. No hay muchos textos, pero los pocos que aparecen los podéis disfrutar en completo castellano.

Little Nightmares, como su propio nombre indica, nos traslada hasta un mundo de pesadilla en el que os sentiréis insignificantes y débiles gracias a su genial ambientación, a la vez que resulta tremendamente satisfactorio por sus estupendos puzles y momentos de plataformeo. Las secciones de sigilo nos han parecido muy interesantes y saben transmitir la tensión del momento.

La peor parte se la lleva su duración, que nos deja con ganas de seguir disfrutando del viaje, aunque pensamos que su precio está muy bien ajustado y merece totalmente la pena disfrutar de su macabro mundo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información