Análisis | Vídeos | 06 MAR 2018

Análisis de Little Nightmares - La Residencia

Tags: PC Xbox One PS4
La Residencia, el último contenido descargable de Secretos de las Fauces para Little Nightmares, ya está disponible para conocer el final de las aventuras del Chico. Os invitamos a descubrir sus contenidos con nuestro análisis.
Cartel Little Nightmares - La ResidenciaPlay

Su historia nos lleva hasta la casa de la Dama, a la cual tenemos que hacer frente para descubrir todos los secretos que se esconden tras la trama de Little Nightmares. No contaremos másdetalles para evitar spoilers, aunque sí queremos decir que los interrogantes que se nosplantearon en los capítulos previos y en el juego principal quedan totalmente resueltos.

Estamos ante el episodio con mayor carga narrativa de todo el juego, siendo imprescindible para todos aquellos que quedaron intrigados con el argumento. Personalmente, nos ha encantado, siendo tan tétrico y oscuro como el resto del viaje, con un final tan único como inesperado que recomendamos encarecidamente para cerrar la historia de Six y el Chico. Recordad que todo está contado mediante imágenes, así que tendréis que prestar mucha atención a los alrededores.

Little Nightmares: Secretos de las Fauces – La Residencia mantiene el estilo visto en los anteriores capítulos, estando ante una aventura cargada de momentos de plataformeo y puzles que tendremos que resolver utilizando nuestro ingenio, todo aderezado con una estética terrorífica que sabe mantener la tensión en todo momento.

Los controles no han cambiado nada, donde podemos desplazarnos con total libertad por los escenarios, andar sigilosamente, correr, saltar y agarrar objetos.  También contamos con una linterna que nos permite iluminar nuestra ruta en los oscuros escenarios.

Como viene sucediendo con el resto de episodios, éste cuenta con pequeños cambios en sus mecánicas para hacer que se sienta un poco más original. La mayor novedad viene dada por unas ilusiones de pesadilla enviadas por la Dama, las cuales sólo pueden ser derrotadas al entrar en contacto con la luz de nuestra linterna durante cierto tiempo. Estas criaturas son bastante duras y escurridizas, lo que os pondrá en más de un aprieto si además tenemos en cuenta que el control sobre la linterna no es el más satisfactorio. Por suerte, no encontraréis muchas de ellas, centrándose más en la resolución de rompecabezas.

Los puzles están perfectamente diseñados y son los más difíciles que hemos encontrado a lo largo de todo el juego, pero también los más ingeniosos y divertidos de resolver. Todos giran en torno a uno más grande que nos permite tener acceso a la zona final donde nos espera la Dama, teniendo para ello que recoger unas estatuillas y llevarlas hasta un determinado lugar. Una tarea que, desde ya, os aseguramos que no es nada sencilla.

Como punto negativo tenemos de nuevo su duración, ya que el capítulo puede completarse en poco más de una hora. A esto hay que sumarle los diversos coleccionables ocultos por los escenarios que desbloquean ilustraciones, pero en general es un tanto insuficiente. Más si tenemos en cuenta lo soberbio que es, dejándonos en todo momento con ganas de seguir jugando.

El apartado gráfico es tan bueno como hemos visto a lo largo de toda la aventura, con personajes genialmente diseñados y animados, escenarios amplios cargados de detalles en cada rincón y una ambientación tétrica que le da un toque único y muy llamativo. A todo ello hay que sumarle los geniales efectos, donde destaca la estupenda iluminación.

Como no podía ser menos, el sonido también es increíble, desde las melodías que saben jugar con nosotros hasta efectos como los pasos sobre la madera desgastada. Esto nos pone rápidamente en la piel del protagonista y hace que podamos sentir la tensión de estar siendo perseguidos y no saber que va a ocurrir a continuación. Además, los pocos textos que encontraréis están en completo castellano.

Little Nightmares: Secretos de las Fauces – La Residencia es, como conclusión, un gran cierre para las aventuras de Six y el Chico, aclarando todas las incógnitas que se nos plantearon en el pasado. La combinación de puzles, plataformas y tensión le sienta genial, y a lo largo de los capítulos hemos visto pequeños ajustes en sus mecánicas que han ido mejorando la experiencia en general. Como pega tenemos su duración, que da para poco más de una hora.

Aquellos que disfrutaron del viaje principal no deberían perderse este capítulo, ya que ofrece muchas respuestas que sorprenderán a los jugadores. Eso sí, mejora bastante si conocéis la historia al completo de Secretos de las Fauces y Little Nightmares, por lo que recomendamos adquirir el Pase de Temporada.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios