Análisis | Vídeos | 17 JUN 2017

Análisis de Planet Coaster

Tags: PC
Crea, gestiona y comparte tu propio parque de atracciones con Planet Coaster, el nuevo juego de Frontier Developments que llega ahora a PC también en formato físico gracias a BadLand Games.
Cartel Planet Coaster InteriorPlay

Planet Coaster es un título que nos invita a crear el parque de atracciones de nuestros sueños, con montones de herramientas entre las que elegir para que el único límite que tengamos sea nuestra imaginación. El objetivo es hacer el parque más atractivo y divertido que podamos para obtener el mayor número de visitas y ganancias posible, por lo que llevar bien la parte de la gestión es también fundamental. Para todo ello tenemos una interfaz tremendamente accesible y bien ordenada que facilita la tarea con comandos muy claros.

Tras una presentación sencilla y muy simpática nos toca crear al avatar que nos representa en el juego, aunque no esperéis nada demasiado complejo. Una vez llegamos al menú principal vemos las diferentes modalidades disponibles: Carrera, Creación y Desafío.

En el modo Carrera tenemos que crear un parque de atracciones mientras realizamos los distintos retos que se nos proponen en las diversas fases. Aquí encontraréis unos parques a medio  construir de diferentes temáticas que han sufrido ciertos problemas logísticos que tenemos que corregir, haciendo que el lugar sea más atractivo para el público y nos genere ganancias, intentando así alcanzar el objetivo marcado, ya sea alcanzando un determinado número de visitas o cierta cantidad de dinero entre otras tareas. Cada fase tiene una ambientación y unas condiciones bien diferenciadas, con una dificultad ascendente que pondrá a prueba vuestra habilidad con las gestiones.

Quizás no sea tan desafiante como esperábamos, y el tener que empezar todo el rato un parque desde el principio cuando ya comenzaba a funcionar puede llegar a cansar al cabo de varias partidas, pero aporta algo diferente a la creación libre. Nos hubiera gustado que a medida que el parque empezara a funcionar las misiones se actualizaran para que cada vez fuera más grande, retante y espectacular en lugar de comenzar de nuevo desde cero. Eso sí, nos sirve como un tutorial muy completo para aprender todos los conceptos básicos del juego, por lo que recomendamos empezar por él.

La modalidad de Desafío es bastante similar, aunque plantea retos más complicados y se centra sobre todo en hacer que nuestro parque prospere. Si el anterior modo nos servía como tutorial, este nos ayuda a perfeccionar todas las lecciones aprendidas para prepararnos para el principal atractivo del juego.

A nuestro parecer, la mayor diversión radica en Creación, que nos ofrece total libertad para dar rienda suelta a nuestra imaginación. No existen límites económicos, pudiendo crear todo lo que queramos si nuestro dinero nos lo permite. Encontraréis multitud de tiendas, atracciones y elementos de decoración, así como la posibilidad de modificar el terreno y diseñar caminos a nuestro gusto.  No todo está disponible desde el principio, sino que nos toca ir desbloqueándolo poco a poco, teniendo cada elemento una temática para adaptarse a nuestro parque. Esto hace que con el tiempo queramos ampliar nuestro parque y añadir los nuevos descubrimientos, haciendo que sea más entretenido. Además hay multitud de elementos que nos permiten modificar para hacer que todo sea más personalizado, como la intensidad de las luces o la música del parque, demostrando el mimo que ha puesto la compañía en los pequeños detalles.

Nos ha gustado también la parte de la gestión, gracias a la cual podemos manejar la inversión en el departamento de investigación, en marketing o en finanzas. Podemos modificar el precio de la entrada al parque, la de cada atracción e incluso la de cada elemento vendido en una tienda, así como investigar para tener acceso a más atracciones, tiendas o decoración. También es posible crear campañas publicitarias o vender pases VIP que hacen que ciertos visitantes no tengan que hacer cola para montar en una atracción entre otras muchas posibilidades.

Los parámetros de las atracciones se pueden modificar a nuestro gusto, pero hay que tener en cuenta factores como la velocidad para que los clientes no se mareen. Esto se acentúa más con las montañas rusas, donde cobran mucha importancia la cantidad de giros, la inclinación de los raíles o la fuerza G, factores que hay que tener muy en cuenta si queremos obtener muchas visitas. Al principio todo resulta un tanto confuso, aunque con práctica y paciencia se consiguen resultados asombrosos.

En este juego no es necesario recurrir a las estadísticas para saber como se sienten los visitantes. En su lugar se ha optado por algo más natural y divertido, con caras que reflejan a la perfección cada una de sus emociones. Su comportamiento resulta muy creíble, como ir corriendo hasta las atracciones más populares, hacia las novedades o ir a por comida cuando tienen hambre.

Además podemos mezclarnos con ellos como un visitante más para vivir de primera mano como es el parque desde la vista de un cliente y disfrutar de todo lo que hayamos creado e instalado. No hay que olvidar que los visitantes en ocasiones pueden sufrir percances, ensuciar el entorno o causar problemas entre otros. ¿Y como lo solucionamos? Contratando a personal como policia, barrenderos o incluso a mascotas que animen un poco el parque.

Pero lo que más nos ha gustado de todo, sin duda alguna, es poder ver y compartir creaciones con el resto de la comunidad a través de Steam Workshop, donde podréis importar elementos creados por otros usuarios para incorporarlos a vuestro parque. Aunque creamos que lo hemos visto todo cuando tengamos nuestro parque terminado, al compararlo con el de otros usuarios descubrimos que no hemos explotado todas las posibilidades del título, haciendo que queramos experimentar de nuevo para aprender nuevas técnicas. A todo ello hay que sumarle que el juego se va actualizando asiduamente con nuevos contenidos que hacen que nunca se sienta anticuado.

Su apartado gráfico es muy atractivo, con personajes bien modelados, expresivos y bien animados para ambientar el parque, atracciones y tiendas tremendamente atractivas que nosotros mismos podemos disfrutar y unos efectos trabajados. Es muy colorido y alegre para llegar a todo tipo de público. Comentar que el juego está muy bien optimizado y podréis jugar sin preocupaciones a poco que se cumplan los requisitos mínimos. Eso sí, si disponéis de un equipo potente disfrutaréis de una calidad que por momentos sorprende por sus detalles.

En el sonoro tenemos buenos efectos de sonido y un amplio repertorio musical para las atracciones, al que además podemos sumarle las melodías que tengamos en nuestro ordenador para darle un toque aún más personal. Todos los textos están en completo castellano para no perdernos ningún detalle.

Planet Coaster es un sueño hecho realidad para aquellos que quieran crear y gestionar su propio parque de atracciones. Cuenta con montones de opciones de gestión y personalización - a lo que hay que añadir las creaciones de Steam Workshop -, así como diversos modos de juego que harán las delicias de los jugadores, siendo el más destacado Creación. Además su interfaz hace que sea muy accesible por todo tipo de jugadores.

Es un juego que no innova demasiado respecto a otros títulos del género, pero mejora algunos elementos para hacer que sea una delicia crear vuestro propio parque.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información