Análisis | Vídeos | 27 JUN 2018

Análisis de Rainbow Skies

Sumérgete en un mundo colorido y vivo lleno de peligros con Rainbow Skies, el nuevo juego de Eastasiasoft para plataformas PlayStation que os mantendrá enganchados durante incontables horas.
Cartel Rainbow SkiesPlay

Rainbow Skies es un juego de rol y fantasía que se desarrolla desde una perspectiva isométrica, con un enorme mundo a explorar, montones de personajes a conocer, batallas estratégicas por turnos y amplias posibilidades de personalización entre otros factores. Como buen juego de rol, hay muchas tareas a completar, ya sean principales o secundarias, así como otros contenidos que hacen que sea muy duradero. Además, el título es Cross-Buy, por lo que tendréis las tres versiones disponibles en una sola compra, y Cross-Play, permitiendo seguir una partida en cualquiera de las tres plataformas.

Su historia nos habla sobre Damion, que se enfrenta a su examen final como domador de monstruos, una importante profesión en su ciudad natal, que está constantemente amenazada porlos ataques de estas criaturas. Sin embargo, tras una terrible resaca, Damion arruina por completo las cosas y, además de fallar el examen, destruye todo el recinto de monstruos. Al tratar de ocultar su percance con su examinador Layne, las cosas van de mal en peor y, a través de una serie de circunstancias imprevistas, se encuentran entre los frentes de dos rivales súper poderosos.

Este argumento no está nada mal, con una buena narración que no interrumpe el ritmo del juego, personajes carismáticos, toques de humor y algunas sorpresas que, como es lógico, no desvelaremos. Además todos los textos se encuentran en perfecto castellano, si bien lo que destaca en la aventura es la exploración y los divertidos combates estratégicos.

Sus mecánicas son muy sencillas, teniendo que movernos por escenarios amplios para descubrir secretos y tesoros, resolver diversos puzles y combatir contra enemigos en batallas estratégicas por turnos. Todas las criaturas son perfectamente visibles, decidiendo nosotros si queremos combatir o no contra ellas, aunque es aconsejable hacerlo para ir acumulando experiencia y avanzar con más facilidad.

Los combates se desarrollan por turnos en pequeños escenarios divididos en cuadrículas, desplazándonos libremente por él tanto como nos permitan las estadísticas de los personajes y estando indicado en la parte superior izquierda de la pantalla el turno de acción. Aquí podemos atacar moviéndonos en la dirección del enemigo, utilizar una habilidad, objetos, defendernos, huir o consular el estado de los personajes. Cada personaje y criatura tiene una afinidad a cierto elemento y arma, siendo más fuertes unos contra otros para aportarle un toque estratégico muy interesante. Por suerte, cuando señalamos a cualquier enemigo con una habilidad determinada aparece marcado de un color que indica si es resistente o débil a dicho ataque, haciendo que sea más sencillo dar con la opción adecuada.

Como en cualquier buen RPG, al ganar combates nuestros personajes ganan experiencia con la que pueden subir de nivel y así mejorar sus estadísticas generales. De vez en cuando, los rivales también dejan caer objetos que tenemos que recoger del mismo escenario, siendo algunos de ellos muy importantes para mejorar a nuestros personajes.

En el sistema de mejora entran en juego unas Piedras de Habilidad divididas en tres colores: rojas, azules y amarillas. Gracias a estas piedras podemos mejorar atributos de los personajes que varían según el seleccionado, desbloqueando otros nuevos según los rellenamos. De vez en cuando encontraréis libros para aprender nuevas habilidades y amplificadores que aumentan su rango. Además hay equipamiento exclusivo para cada uno de los protagonsitas que también se puede mejorar visitando a los herreros y utilizando materiales, lo que permite llevar siempre el que más se adecue a nuestro estilo de juego. Nos han gustado mucho las posibilidades de personalización del grupo, con montones de mejoras a adquirir, equipamiento, habilidades, formaciones y personajes, variando nuestras elecciones las mecánicas para adaptarse a cada jugador.

Todas estas características son explicadas mediante completos tutoriales en los primeros compases de la aventura y cada vez que se añade alguna mecánica, aunque en ocasiones se abusa de los diálogos para explicar algo que en principio es sencillo de entender.

Por otra parte, los escenarios están genialmente diseñados y ofrecen mucha liibertad para recorrerlos. En ellos encontraréis múltiples rutas, aunque para desbloequearlas en ocasiones necesitaréis llaves u otros objetos. Hay transición entre el día y la noche que afecta directamente a la jugabilidad, teniendo incluso que utilizar objetos para alumbrar el camino. Pero lo mejor son las mazmorras, que son complejas, cuentan con trampas y ofrecen los momentos más desafiantes.

En cuanto a duración, el juego es muy extenso, sobre todo si queremos completar todas las tareas secundarias, desbloquear las habilidades de los personajes y mejorarlos al máximo. Existe además un sistema que nos permite reclutar monstruos para que luchen junto a nosotros, añadiendo aún más posibilidades tácticas y extendiendo la experiencia jugable por intentar hacernos con la mayor variedad posible.

El apartado gráfico no está nada mal, con escenarios amplios y cuidados que repiten algunos elementos por zonas, personajes de estilo chibi con animaciones un tanto robóticas y efectos cuidados, funcionando todo a unos estables 60 fotogramas por segundo sin importar la plataforma en la que juguéis. Lo que más nos ha gustado son algunas habilidades especiales, que resultan tremendamente llamativas.

La banda sonora nos ha gustado mucho, con temas variados que ambientan a la perfección cada una de las situaciones que vivimos en el juego, efectos trabajados y pequeños sonidos y frases en inglés que sirven como voz para los personajes. Como hemos comentado, todos los textos están en perfecto castellano, así que no tendréis problemas para seguir el argumento, las misiones o comprender sus mecánicas.

En conclusión, Rainbow Skies sigue los pasos marcados por Rainbow Moon, pero lo mejora añadiendo nuevas mecánicas y posibilidades jugables que hacen que sea mucho más profundo y divertido. Quizás los primeros pasos en la aventura sea hagan un poco lentos y la historia tarde en arrancar, pero según avanzamos todo mejora considerablemente. Además ofrece muchas opciones de personalización que hacen que se adapte rápidamente al estilo de cada jugador.

Un título muy recomendable para aquellos que disfruten con los RPGs tácticos por turnos, ya que ofrece múltiples posibilidades para afrontar cada combate que hacen que sea muy entretenido y rejugable.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios