Análisis | Vídeos | 11 SEP 2018

Análisis de Slime Rancher

Tags: Xbox One PS4
Gestiona tu propio rancho de criaturas gelatinosas con Slime Rancher, que tras su paso por PC y Xbox One aterriza en PlayStation 4 conservando el estilo jugable que lo hacía tan divertido.
Cartel Slime RancherPlay

Slime Rancher es un juego de gestión, exploración y tintes de acción que se desarrolla desde una perspectiva en primera persona, donde nuestro principal objetivo es hacer que el rancho crezca eir obteniendo beneficios con los desechos que generan los slimes. El juego de Monomi Park cuenta con un sistema que funciona bastante bien y puede llegar a ser muy adictivo, si bien requiere de muchas horas de tareas que se repiten en exceso y explorar a fondo los escenarios para ir desbloqueando nuevas localizaciones.

Su historia nos habla sobre Beatrix LeBeau, una joven y valiente ranchera que empieza una vida a miles de años luz de distancia de la Tierra, en la Lejana, Lejana Pradera, donde trata de ganarse la vida atrapando slimes. Con una actitud disciplinada, firmeza y su confiable vacpack, Beatrix intenta acumular fortuna y evitar los continuos peligros que se esconden tras cada rincón.

Este argumento ha sido demasiado simplificado y los pequeños retazos que podemos encontrar por su mundo, del anterior dueño de la Lejana, Lejana Pradera, quedan tapados por la gran libertad de desplazamiento que ofrece desde un primer momento, no encontrando ningún tipo de señal que nos indique cual es el camino a seguir. Se agradece, eso sí, que sus textos estén completamente en castellano, lo que nos ayuda a comprender su funcionamiento.

Las mecánicas jugables son sencillas, teniendo que ir capturando a los slimes con nuestro vacpack (una especie de arma aspiradora), dejarlos en una zona cercada y alimentarlos para que así crezcan y produzcan plorts (desechos) que podemos vender para conseguir más newbucks, dinero que utilizamos para mejorar nuestro equipamiento, estadísticas, las estructuras o bien comprar elementos de decoración. Los newbucks que obtenemos dependen de donde provengan esos plorts, cambiando su valor en el mercado de vez en cuando.

Los slimes son muy variados y cada uno tiene sus propios gustos con la comida, teniendo que satisfacerlos si queremos obtener más plorts. Llegado el momento podemos incluso crear otros nuevos combinando los de diferentes tipos, lo que nos proporciona nuevos beneficios a la hora de obtener dinero y aprovechar sus características. De vez en cuando se juntan tres slimes de diferentes clases para dar lugar a uno de alquitrán, siendo éstas criaturas las que le aportan el toque de acción al título. Si no nos deshacemos de ellas lanzándoles agua, aprovecharán para destruir nuestras instalaciones o incluso acabar con la protagonista, así que siempre hay que estar pendientes del rancho por si se acerca alguno.

No hay que olvidar que, aunque ciertos alimentos se pueden obtener explorando los escenarios, otros los tenemos que cultivar nosotros. Es una ardua tarea, pero podemos hacer que sea más llevadera con las mejoras de las estructuras, como un sistema de riego que hacen que crezcan con más rapidez. Al final os acostumbraréis y se crearéis automatismos, haciendo que todo sea más llevadero.

Junto a nuestro rancho está el mercado interestelar, lugar donde vender los plorts para obtener más newbucks. Este lugar es uno de los ejes de la aventura, estando constantemente viajando de un lado para otro consiguiendo dinero para comprar nuevos corrales y a su vez generar más beneficios e ir mejorando todo en general. Como es lógico, cuanto más avanzamos, más posibilidades tenemos a la hora de gestionar nuestra granja, pero nos hubiera gustado que se añadiera alguna mecánica nueva que le aportara algo más de variedad.

El mundo del juego es bastante amplio a pesar de que al principio no pueda parecerlo. Según avanzamos se desbloquean nuevas zonas a explorar, con diferentes ecosistemas que os permitirán encontrar nuevos tipos de slimes y muchas nuevas zonas que invitar a seguir jugando. Lo mejor es que se siente vivo, teniendo cada criatura un comportamiento único y reaccionando ante lo que los rodea, ya sea alimentándose y creciendo, relacionándose con otros slimes o huyendo del peligro entre otros.

Es un juego que engancha y al que le dedicaréis muchas horas, aunque la repetición de tareas puede hacer que en ciertos momentos puede llegar a cansar. Poco a poco agrandaréis el rancho, lo decoraréis y desbloquearéis nuevos territorios que ampliarán vuestras opciones al encontrar nuevas criaturas. Tendréis la sensación de progresión al mejorar las estidísticas de la protagonista y su equipamiento, pero al final no dejamos de hacer lo mismo una y otra vez. Además, en ocasiones puede que os sintáis perdidos por su vasto mundo, ya que no existe ningún tipo de indicación que nos ayude a avanzar.

Lo mejor es su duración, ya que es un título realmente extenso, más si tenemos en cuenta que es muy rejugable por las posibilidades de personalización. A la larga es posible que llegue a cansar por estar haciendo siempre lo mismo, pero si su fórmula os engancha tendréis juego para mucho tiempo.

Su apartado gráfico cumple con escenarios variados, criaturas simpáticas y efectos cuidados, haciendo todo gala de un colorido muy vivo que lo hace tremendamente llamativo. Eso sí, no esperéis algo espectacular, encontrando texturas planas y otros pequeños detalles que no están igual de trabajados. Al menos se agradece que funcione con fluidez, no encontrando problemas en este sentido.

La banda sonora cuenta con temas sencillos que a la larga pueden hacerse muy repetitivos, buenos efectos de sonido y textos en castellano que os ayudarán a entender bien sus mecánicas y seguir tranquilamente la historia.

Slime Rancher es, en definitiva, un juego cuya mezcla de géneros puede atraer a muchos jugadores y, a poco que os llame la atención sus mecánicas jugables, enganchar durante multitud de horas. No está carente de fallos, como un sistema de evolución que podría estar más trabajado, pocas opciones de gestión o la repetición de tareas, que pueden llegar a cansar con el paso de las horas.

Si el género os atrae estáis ante un buen título, muy adictivo y con el que tendréis juego para mucho tiempo, sobre todo si os gusta tener un rancho muy especial decorado a vuestro gusto.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios