Análisis | Vídeos | 16 FEB 2017

Análisis de Sniper Elite 4

Tags: PC Xbox One PS4
Regresa una de las sagas que revolucionó el género de los shooters gracias a su original sistema balístico con Sniper Elite 4, que ofrece fascinantes opciones de sigilo, una intensa acción y otras características de las que os hablamos a continuación en nuestro análisis.
Cartel Sniper Elite 4 InteriorPlay

Su historia tiene lugar tras los hechos narrados en su predecesor, transportándonos de nuevo hasta la Segunda Guerra Mundial. Esta vez recorremos la bella península italiana, desde las ciudades costeras bañadas por el sol del Mediterráneo hasta gigantescas megaestructuras nazi,pasando por bosques abrumadores y vertiginosos monasterios de montaña inspirados en Monte Cassino.

En el papel de Karl Fairburne, un agente encubierto y tirador de élite, tenemos que luchar junto a los valerosos hombres y mujeres de la resistencia italiana para liberar a su país del yugo del fascismo, así como para derrotar a una temible nueva amenaza capaz de detener el contraataque europeo de los Aliados incluso antes de que empiece. Si fracasamos en nuestra misión, no habrá batalla de Normandía, no habrá Día D y no habrá victoria en Europa.

Este argumento no es muy profundo ni se basa demasiado en los libros de historia, siendo una simple excusa para avanzar e ir acabando con los enemigos que salen a nuestro paso. Eso sí, nuestros aliados han ganado algo de peso, ofreciéndonos su ayuda al comienzo de cada capítulo al dar los detalles de la misión e interesantes consejos para llevarla a cabo.

Sniper Elite 4 es un shooter que se desarrolla desde una perspectiva en tercera persona, con opciones más centradas en el sigilo que en la acción. Al estar practicamente solos en el campo de batalla tenemos que ser cautelosos, buscando siempre el mejor ángulo de visión para alcanzar a los objetivos mientras intentamos que su cadáver no quede a la vista de otros enemigos y que el sonido del disparo sea inaudible para el resto.

Nuestra vitalidad se divide en secciones y se regenera automáticamente en cada una de ellas, pero si queremos recuperar algún sector tenemos que usar botiquines u otros objetos de curación. También nos toca estar pendientes de nuestra resistencia cuando intentamos escapar o de la respiración cuando intentamos disparar con precisión.

Para hacer que no nos localicen podemos crear distracciones lanzando objetos o destrozando ciertas partes del escenario, aprovechando este momento para desplazarnos y acabar con todos los que podamos mientras dure la confusión. El sonido, como hemos comentado, juega un papel fundamental en esta aventura, teniendo que aprovechar el ruido de la maquinaria para camuflar nuestros disparos e ir eliminando enemigos.

Como su propio nombre indica, está pensado para utilizar nuestro rifle de francotirador, teniendo siempre en cuenta el viento, la gravedad y el ritmo cardíaco de nuestro personaje a la hora de apuntar y disparar. Aunque tenemos otros tipos de armas, se nota que no están tan trabajados como el rifle de francotirador, siendo su manejo bastante tosco y poco efectivo. Junto a estas armas tenemos ciertos útiles a los que podemos acceder a través de la rueda de selección, tales como minas o cables trampa que explotan al ser atravesados. Cada objeto o arma tiene dos alternativas pensadas para las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos.

Gracias a unos prismáticos es posible localizar y marcar a los enemigos, así como otros elementos del escenario con los que interactuar. También tenemos un radar en una esquina superior que nos marca en todo momento la misión que hayamos aceptado desde el mapa, así como la posición de los enemigos cercanos y que hayamos marcado.

La cámara de Rayos X regresa para hacer más espectaculares las muertes, viendo con todo lujo de detalles las consecuencias de nuestros ataques a distancia, cuerpo a cuerpo y de las trampas explosivas. Uno de los aspectos más cuidados de toda la franquicia y que regresa siendo mucho más vistoso, siendo la mayor novedad la de los ataques cuerpo a cuerpo. Si sois demasiado sensibles a su crudeza o no os llama demasiado la atención siempre podéis desactivarlo.

Sus escenarios han aumentado en tamaño e interacción, ganando también en variedad. Estos cuentan con muchas alturas diferentes, buscando siempre el mejor ángulo de visión para localizar y acabar con los rivales. Hay elementos en ellos – como por ejemplo explosivos -, que nos permite interactuar con el entorno, lo que ayuda a acabar con varios enemigos de forma simultanea. Su diseño nos ha gustado bastante, ya que nos ofrece una gran libertad para afrontar las diferentes misiones que encontramos en ellos.

Es por eso que se han añadido nuevas opciones para desplazarnos por los mismos, ya que ahora podemos escalar por determinadas zonas para alcanzar lugares altos desde los que dar con nuestro objetivo o acabar con enemigos mientras estamos colgados.

La campaña principal se divide en ocho niveles que pueden jugarse tanto solos como en cooperativo online. Estos niveles cuentan con varias tareas secundarias a realizar para que la experiencia sea más extensa y consigamos más puntos de experiencia. Se echa en falta variedad en estas misiones, pero como extra resultan entretenidas. Completar la campaña nos puede llevar unas diez horas como mínimo, todo depende de lo que nos entretengamos por el camino, a lo que hay que sumarle su rejugabilidad por intentar descubrir todos sus secretos.

Además podemos jugar hasta cuatro jugadores de forma cooperativa en una serie de misiones creadas para la ocasión. Estas resultan tremendamente divertidas, y recomendamos a todos los jugadores que las prueben.

Al completar cada nivel se tienen en cuenta muchos factores que determinan cuanta experiencia ganamos, y al subir de rango cuando ganamos cinco obtenemos diferentes extras, como mejoras de habilidades y ajustes para las armas. Conseguir todos los disponibles puede llevarnos unas cuantas horas más, aunque también encontraréis otras armas que sólo están disponibles mediante contenido descargable.

Contamos con varios niveles de dificultad entre los que elegir que se adaptan a todo tipo de jugadores, aunque la IA de vez en cuando resulta un tanto torpe.

Junto a la campaña principal tenemos el multijugador, con un total de seis modos diferentes: Duelo a muerte por equipos – en el que gana el equipo que más bajas consigue -, Duelo a muerte – con el mismo objetivo pero siendo un todos contra todos -, El Rey de la distancia por equipos – ganando el equipo con más bajas pero teniendo en cuenta la distancia de eliminación -, El Rey de la distancia – igual que el anterior pero de forma individual – y Control – en el que tenemos que ir dominando zonas al hacernos con las radios-. Es cierto que al principio cuesta encontrar una partida, pero una vez nos adentramos en ella no hemos encontrado lag, funcionando bastante bien. Cabe mencionar que Rebellion se ha comprometido con los jugadores y prometen nuevas modalidades y mapas en un futuro a través de contenidos descargables.

En el apartado gráfico se nota una gran mejora respecto a anteriores títulos, sobre todo debido al cambio de plataformas. Los escenarios son mucho más amplios, están más cuidados y cuentan con una mayor distancia de dibujado, con personajes bastante detallados cuyas animaciones son mejorables y escenas de Rayos X realmente espectaculares. Es cierto que pensamos que puede dar mucho más de sí, pero en general cumple. Mencionar también que funciona con mucha fluidez, haciendo que la jugabilidad sea una delicia.

Las melodías no han cambiado demasiado, ofreciendo un buen acompañamiento durante la exploración y los momentos de acción. Los efectos de sonido son muy buenos y nos hacen sentir la tensión a la hora de efectuar cada disparo. Destacar su doblaje en castellano, que sigue manteniendo un buen nivel.

Sniper Elite 4 cumple en general gracias a una gran libertad a la hora de afrontar las misiones, con bastantes tareas secundarias a realizar por el camino. El manejo del rifle de francotirador es una delicia, algo que no se puede decir del resto de armas, que le dan aún más protagonismo. Las nuevas mecánicas de escalada hacen que gane en verticalidad y sea más divertido. La historia podría estar más trabajada, así como otros pequeños ajustes. Los modos multijugador son entretenidos y funcionan bastante bien, destacando sobre todo las misiones cooperativas.

Disfrutaréis mucho con sus mecánicas de sigilo, acabando con todo lo que os rodea sin que detecten vuestra presencia.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información