Análisis | Vídeos | 17 ABR 2017

Análisis de Tethered

El título de estrategia en tiempo real de Secret Sorcery para la realidad virtual, Tethered, ahora cuenta con la posibilidad de jugar con o sin el dispositivo. Conócelo en profundidad con nuestro análisis.
Cartel Tethered InteriorPlay

En este juego nos ponemos en el papel de un Espíritu Guardián que debe devolver el equilibrio a sus islas flotantes. Éstas han perdido su viveza por culpa de unas misteriosas criaturas, por lo que nos toca devolvérsela consiguiendo Energía Espiritual, una antigua fuerza vital que nos ayudará a erradicar a esta plaga, siempre con la inestimable ayuda de los Peeps.

Como podéis ver, el argumento es muy simple y tan solo sirve como escusa para intentar recuperar la vida de estas islas. No esperéis una historia elaborada, ya que pocos textos encontraréis más allá de los tutoriales y algunas explicaciones.

Tethered es un juego de estrategia en tiempo real en el que manejamos al Espíritu Guardián desde una perspectiva en primera persona. Como deidad nos toca guiar a los Peeps para que prosperen, manipular ciertos elementos del clima para ayudarles y así conseguir la Energía Espiritual que necesitamos para que el Espíritu Guardían reviva y custodie la isla, pasando entonces al siguiente nivel. Cada fase requiere una cantidad de Energía Espiritual específica, aunque normalmente os llevará bastante tiempo conseguir la necesaria.

Sus controles pueden parecer un tanto complejos al principio, pero no tardaréis en adaptaros a ellos. Si optamos por utilizar el casco de realidad virtual contamos con una cámara fija que podemos girar utilizando movimientos de cabeza y podemos trasladarnos hasta las distintas nubes que vemos alrededor del escenario, mientras que si utilizamos el mando el manejo es muy similar, pero utilizando el giroscopio del mismo para realizar los giros de cámara.

Para que los Peeps interactuen con el entorno tenemos que vincularlos a los diferentes elementos que veamos por el mismo, ya sea para recolectar diferentes materiales, que comiencen construcciones o simplemente aprendan nuevas habilidades al leer pergaminos. Pero los materiales que vemos por las islas se agotan, por lo que nos toca crear más utilizando los diferentes elementos que encontramos por el cielo. Esta climatología también ayuda a los Peeps con ciertas acciones y se pueden combinar para crear nuevos efectos. Tened en cuenta que los Peeps a veces tienden a suicidarse, lo que nos obliga a estar pendientes de ellos en todo momento. El problema es que vincular cosas no es demasiado preciso, lo que nos obliga a estar continuamente cambiando la cámara de lugar.

Hay cuatro tipos de recursos: comida, madera, piedra y metal. La comida es esencial para asegurar la supervivencia de los Peeps y mantenerlos felices, sirviendo el resto para las construcciones para dotar a los Peeps de ciertas habilidades. Al principio no tenemos nada, comenzando todo cuando un huevo azul cae del cielo y nace un nuevo Peep tras incubarlo. El mapa aparece desaturado y, a medida que vamos recuperando su colorido, desbloqueamos pergaminos con los que aprender a crear edificios, mejoras, clases y oficios, además de aparecer nuevas posibilidades con la climatología.

Durante el día nos dedicamos a cuidar de nuestros Peeps, manejar los elementos para que puedan prosperar y construir un asentamiento que nos sirva para sobrevivir. Por la noche, cuando la oscuridad envuelve el reino, tenemos que asegurar su supervivencia contra las oleadas de despiadadas criaturas que nos encontramos a nuestro paso. Con el fin de hacer que esta tarea sea más sencilla, podemos entrenar a los Peeps en diferentes disciplinas, como guerreros, granjeros o mineros entre otros, aunque antes debemos desbloquearlos con los pergaminos que hay repartidos por las islas. No hay límite de tiempo para completar estas misiones, pero cada noche que pasa hace que las criaturas sean cada vez más peligrosas.

En total tenemos 13 islas a superar, sirviendo la primera además como tutorial. A medida que avanzamos en estas islas las tareas a realizar y el número de Peeps que podemos manejar aumentan, lo que hace que gane en dificultad. Pueden parecer algo escasas, pero debido a la duración de cada una de ellas hace que sea más extenso de lo que parecía en un principio. Lo que no nos ha gustado tanto es que sólo podemos guardar entre niveles, haciendo que no podamos echar partidas cortas. Además, a partir de la segunda isla no aprendemos demasiadas habilidades y construcciones nuevas, haciendo que con el tiempo sea algo repetitivo.

Gráficamente estamos ante un juego bastante llamativo por sus coloridos diseños, aunque como es lógico mejora mucho desde la realidad virtual al resultar más inmersivo. Los escenarios están detallados, pero debido a su pequeño tamaño quizás cansen pronto, con personajes simples pero bien animados y efectos cuidados. Todo resulta muy simpático, lo que hace que sea apto para todo tipo de públicos.

En el sonoro tenemos melodías sencillas que reflejan lo que ocurre en pantalla y que nos sirven de pista auditiva, con efectos de sonido que ambientan bien cada una de las localizaciones. Tampoco hay que olvidar que todos sus textos nos llegan completamente en castellano, ayudando estos a comprender a la perfección todas sus mecánicas.

Tethered es un título de estrategia gratificante que, debido a una dificultad bien ajustada, hace que sea muy accesible por todo tipo de jugadores. Es bastante divertido, aunque la repetición de ciertas acciones puede hacer que se haga repetitivo con el tiempo. Ya sea con o sin el casco de realidad virtual, las mecánicas jugables no varían. Hay ciertos detalles mejorables, pero en general cumple.

Gracias a un precio bien ajustado, estamos ante un juego de estrategia recomendable para la realidad virtual, aunque ahora también puede disfrutarse sin necesidad de utilizar el dispositivo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información