Análisis | Vídeos | 06 FEB 2018

Análisis de The Inpatient para PlayStation VR

Descubre los orígenes de Until Dawn con The Inpatient, el nuevo juego de Supermassive Games para el dispositivo de realidad virtual de Sony que hoy ocupa nuestro análisis.
Cartel The InpatientPlay

Su historia tiene lugar 60 años antes de los terribles sucesos que se contaron en Until Dawn, donde despertamos en una extraña instalación médica sin recordar nada de lo sucedido. Para descubrir por qué estamos atrapados en el Sanatorio de Blackwood Pines y recuperar nuestros recuerdos tenemos que explorar todo el lugar y desentrañar la terrible conspiración que allí se cierne.

El argumento es uno de los puntos más destacados de la aventura, debido sobre todo a la poca interactividad que tiene el jugador.  A cambio tenemos un sistema de toma de decisiones que hará que la historia cambie de rumbo y sea a su vez bastante rejugable. Lo que sí nos ha gustado es que sabe mantenernos en tensión en todo momento con su ambientación, aunque no esté pasando nada. También hay algún que otro detalle interesante que aclara aún más la trama de Until Dawn, pero no esperéis nada demasiado sorprendente.

The Inpatient es un título centrado en la toma de decisiones y la exploración que se desarrolla desde una perspectiva en primera persona. Para darle aún más inmersión y que sintamos la presión del lugar, el juego se ha diseñado completamente para la realidad virtual y podemos incluso responder con nuestras propias palabras a los interrogantes, siendo realmente bueno el reconocimiento de voz.

Los controles (para los que podemos optar por los PS Move) se limitan a caminar, mirar hacia los lados, utilizar una linterna para iluminar ciertos lugares e interactuar levemente con algunos objetos. No esperéis ningún tipo de puzle o desafío, ya que se trata más bien de una aventura guiada por su narrativa. Y es una pena, ya que se le podía haber sacado un gran partido al juego con la adición de algún puzle utilizando los mandos de control por movimiento. Al final se convierte en una constante toma de decisiones y explorar el lugar en el que nos encontremos hasta encontrar algo que despierte un recuerdo de nuestro personaje, a lo que tampoco ayuda que estos estén marcados con destellos. En el tramo final de la aventura se añade algún que otro elemento más que no desvelaremos, pero en general pensamos que se podía haber conseguido un mejor resultado.

Al contrario de lo que sucede en otros juegos de realidad virtual, aquí nos desplazamos libremente en cualquier dirección, sin ningún tipo de transición con fundido en negro. Esto puede provocar mareos en algunos jugadores, aunque nuestro personaje se mueve tan lentamente que no hemos tenido problemas en este sentido.

Lo que más nos ha gustado, sin duda alguna, es su estupenda ambientación. Con escenarios lúgubres que juegan muy bien con la iluminación y los sonidos para mantenernos en tensión en todo momento. Más allá de algún susto puntual, este apartado también puede decepcionar un poco, ya que en ocasiones estaremos esperando que algo que rompa esa tensión y no suceda nada.

En cuanto a duración, la aventura principal puede completarse en unas tres horas, una duración que se nos antoja demasiado corta. Al menos es muy rejugable por los diferentes resultados de la historia que obtenemos con la toma de decisiones, además de esconder coleccionables en forma de recuerdos que tenemos que buscar detenidamente.

El apartado gráfico nos ha gustado mucho con escenarios bastante cuidados y personajes genialmente modelados y animados. Esto hace que, desde la realidad virtual, sea muy inmersivo y sintamos en todo momento la sensación de angustia de nuestro personaje, con efectos que le sientan realmente bien. En el sonoro volvemos a encontrar un doblaje buenísimo en castellano, con una gran interpretación por parte de los actores tal y como nos tienen acostumbrados con las producciones de Sony, con geniales efectos de sonido y una buena banda sonora. También contamos con textos en castellano si los creeis necesarios.

The Inpatient no está nada mal si se busca profundizar en la historia de Until Dawn, aunque en general decepciona con el nulo desafío para el jugador o un argumento un tanto flojo. Lo mejor es la toma de decisiones, que da lugar a diferentes ramificaciones de la trama con resultados variados que hacen que sea muy rejugable a pesar de su corta duración, y una ambientación estupenda.

El juego hubiera mejorado bastante añadiendo más interactividad y un argumento más cuidado, quedando muy por debajo de otros títulos de la compañía. Esperamos que Bravo Team, su próximo proyecto, sea más ambicioso.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios