Análisis | Vídeos | 28 FEB 2017

Análisis de Torment: Tides of Numenera

Tags: PC Xbox One PS4
La desarrolladora inXile Entertainment nos trae Torment: Tides of Numenera, un título que ha contado con la participación del icono de la industria Brian Fargo y otros muchos veteranos creadores del original Planescape: Torment uno de los más venerados RPG para ordenadores en la historia de los juegos.
Torment Tides of Numenera interiorPlay

La desarrolladora inXile Entertainment nos trae Torment: Tides of Numenera, un título destinado a PC, Xbox One y Playstation 4 que ha contado con la participación deel icono de la industria Brian Fargo y otros muchos veteranos creadores del original Planescape: Torment – uno de los más venerados RPG para ordenadores en la historia de los juegos.

Comenzando por su argumento, el juego se ambienta en el mundo de Numenera, dentro de mil millones de años en el futuro, utilizando un marco de fantasía y ciencia creado por la pluma y el papel del célebre diseñador de juegos RPG, Monty Cook.

En este sentido al inicio del juego la primera decisión que deberemos tomar será escoger el sexo de nuestro personaje, según queramos jugar con un hombre o una mujer, encontrándonos seguidamente con que nuestro héroe despierta cayendo desde la nada en una caída al vacio que no parece tener fin, y sin recordar apenas nada de su pasado.

A partir de ahí el juego nos sumerge en una especie de prólogo (aproximadamente durante los primeros 40 minutos de la aventura) en el que iremos definiendo las características de nuestro personaje, las cuales se basan en tres atributos especiales, tratándose más exactamente de la Fuerza, la Velocidad, y el Intelecto (a lo que hay que sumar los puntos de vida).

Además también podemos escoger su clase teniendo 3 opciones, Gladius, Factótum, o Nano,  las cuales en realidad corresponde a las clásicas profesiones de Guerrero, Explorador, y Mago, teniendo cada una de ellas como es de imaginar atributos diferenciados, ya que por ejemplo en el Guerrero destaca su fuerza, velocidad, y puntos de vida, mientras que con el Mago el intelecto será su calidad principal, a costa eso sí, de una mayor debilidad física, siendo por su parte el Explorador una clase algo más intermedia, con una distribución de sus atributos muy equilibrada.

Asimismo cada una de estas clases posee su propio árbol de habilidades que nos permitirán ejecutar acciones especiales durante las batallas, y otros beneficios que no serán muy útiles tanto en la exploración y durante las conversaciones con otros personajes, habiendo una gran profundidad ahora de personalizar a nuestro personaje de forma única.

Y precisamente en relación a esto último, un detalle que hemos de dejar bien claro es que estamos ante todo ante una aventura basada en las decisiones, donde el componente conversacional acapara casi todo el peso del desarrollo, y de hecho la mayor parte del tiempo la dedicaremos a leer los textos y diálogos que aparecen en pantalla (no en vano el guion del juego está compuesto por más de 1 millón de palabras), al tiempo que seleccionamos entre diferentes respuestas posibles,  cada una con sus propias consecuencias.

En este sentido, cuando nos veamos ante una situación peligrosa, se iniciará una "crisis",  tratándose más concretamente de un enfrentamiento por turnos en el que podremos pelear, huir, manipular el entorno, o resolver el problema con nuestras dotes dialécticas, algo que por supuesto tendrá más o menos posibilidades de tener éxito según que atributos tenga nuestro personaje. Estos combates se librarán por turnos y en ellos también controlaremos a nuestros compañeros de equipo, que se vayan uniendo a nosotros durante la aventura, teniendo estos también sus propias habilidades.

En relación a ello, hemos decir que normalmente podremos evitar cualquier combate usando habilidades relacionadas con nuestras capacidad para convencer y engañar a los enemigos, o usando algún que otro subterfugio, algo que curiosamente nos ha resultado bastante más satisfactorio, encontrándonos ante un juego en el que pocas veces deberemos de enfrascarnos en una lucha directa si no lo desaseamos.

De igual modo hay que tener en cuenta que todas nuestras decisiones en el juego tendrán su importancia y modificaran de algún modo el mundo que nos rodea, de esta forma por poner un ejemplo si tratamos bien a nuestros compañeros de equipo, estos serán más propicios a prestarnos su ayuda, y de la misma manera esto también ocurrirá como mudos otros personajes que iremos conociendo a lo largo del juegos.

También en muchas ocasiones no encontraremos con dilemas, como por ejemplo que un personaje nos ofrezca una misión, y otro nos pida que hagamos justo lo contrario, siendo nuestra decisión decidir a quién ayudamos, aunque por supuesto esto nos granjeara tanto nuevos aliados, como enemistades.

Ya para terminar en lo que concierne al apartado gráfico, el juego usa el motor de Pillars of Eternity, ofreciéndonos unos escenarios renderizados que hacen gala de una gran belleza artística y multitud de detalles, habiendo una inmensa variedad de lugares que visitar, mostrando estos una estética que entremezcla  la fantasía con la ciencia ficción.

Mientras que por su parte el modelado de los personajes nos ha parecido algo más discreto, lo mismo que podemos decir de la propia interfaz del juego, alejándose ambos un poco de lo que cabria esperar de un título actual, si bien todo cumple correctamente su función.

Asimismo hay que decir el doblaje de las voces está en inglés, aunque en realidad la mayoría de diálogos habrá que leerlos, habiendo sido estos traducidos al español,  aunque hay que acarar que están únicamente en español latino (y no en castellano) a lo que hay que sumar que quizás por el tipo y color del texto (prácticamente todo está en tonalidades grises) nos ha parecido que su lectura cansa un poco la vista, por lo que nos hubiese gustado que ese detalle se hubiera cuidado un poco más, sobre todo teniendo en cuenta que los textos son el eje principal del juego.

Por su parte tanto la música como los efectos de sonido no destacan demasiado, cumpliendo ambos como el mínimo que cabria esperar.

En resumen, Torment: Tides of Numenera es un RPG único a la vez que brillante, el cual se desmarca de la mayoría de títulos del género gracias sobre todo a su sensacional narrativa y trasfondo argumental, así como por su enorme libertad a la hora de jugarlo de la manera que más nos guste, siendo muy fácil engancharnos a él a poco que le demos una oportunidad.

Sin embargo en la parte negativa, resulta evidente que no es un juego destinado a todo tipo de público, o al menos a quienes esperen un RPG más clásico con más de acción, o un sistema de combate algo más elaborado que tenga más peso durante la aventura.

Además, por su estilo de juego (en el que sobre todo hay mucho leer) quizás se adapta mejor al mundo del PC, que al de las consolas, si bien es muy de agradecer que el juego también haya visto la luz en Xbox One y Playstation 4 brindando así la oportunidad a sus usuarios de disfrutar de un RPG tan único y diferente como este.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información