Análisis | Vídeos | 09 SEP 2016

Vídeo análisis de 140

Originalmente lanzado para PC y Mac en 2013, llega adaptado a consolas por Abstraction Games en colaboración con Double Fine Presents el videojuego 140, un desafiante plataformas basado en el ritmo con un estilo minimalista y coloridos gráficos. En nuestro análisis os detallamos sus características.
Cartel 140Play

Creado por Jepee Carlsen - jefe de diseño de puzles de LIMBO - y con la música de Jakob Schmid, el juego requiere conciencia rítmica para superar obstáculos que están controlados por una enérgica pero melancólica banda sonora electrónica. Nuestro objetivo es avanzar por un escenario cargado de obstáculos intentando buscar una lógica a su funcionamiento basado en el compás de la música.

Cada vez que recogemos una esfera y la colocamos en su lugar, la tonalidad del escenario y la música cambian, variando entonces algunas de las mecánicas jugables. No existe ningún tipo de tutorial, por lo que tenéis que adaptaros según lo requiera la situación.

Las localizaciones cambian constantemente y cuentan con elementos que pueden acabar con nosotros si damos un mal paso, por lo que nos toca prestar mucha atención a todo lo que nos rodea para intentar encontrar una solución. Morir es una constante, encontrando a lo largo del viaje varios puntos de control.

Se divide en tres zonas en las que, al final de cada una, una especie de “jefe” realmente desafiante nos espera, teniendo que coordinar a la perfección nuestros movimientos con la música para superar los diversos retos que nos proponen. La dificultad está algo descompensada, siendo bastante sencillo la mayoría del tiempo pero muy complicado en el último tramo, donde prácticamente jugabamos a suerte contra el jefe final.

Lo peor de todo es que es un juego muy corto, aunque al completarlo desbloqueamos una especie de modo espejo para todos los niveles en el que no tenemos ningún punto de control, algo que echaréis en falta sobre todo en los últimos compases del juego.

Su apartado gráfico es muy simple y minimalista, aunque resulta bastante llamativo como cambia el escenario dependiendo de la música. Su banda sonora adaptativa nos ha gustado mucho, siendo uno de los ejes del juego.

En conclusión, 140 es una experiencia entretenida gracias a unas secciones de plataformeo cargadas de puzles relacionados con el ritmo de la música. Es un juego que, a pesar de su minimalismo, se disfruta de principio a fin. Lo malo es que este final llega de forma muy prematura, pudiendo completar el juego aproximadamente una hora. Al menos incluye un modo espejo sin puntos de control que lo vuelve muy desafiante.

Su apartado técnico es muy simple pero llamativo gracias a que todo reacciona al ritmo de la música, siendo ésta además de gran calidad.

Un título divertido pero breve que hará las delicias de los amantes de la música electronica y los juegos de plataformas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información