Análisis | Vídeos | 27 AGO 2016

Vídeo análisis de Armikrog

Tras su paso por PC, llega a PlayStation 4, Xbox One y Wii U la nueva aventura gráfica de Pencil Test Studios distribuida por Versus Evil, Armikrog, que cuenta con un peculiar estilo gráfico conocido como claymation. Descubre la secuela espiritual de The Neverhood con nuestro análisis.
Cartel ArmikrogPlay

Su historia nos pone en el papel de Tommynaut y su adorable perro Beak-Beak, unos exploradores espaciales que sufren un accidente que los lleva a aterrizar en un planeta desconocido cargado de peligros en cada rincón. Para intentar evitarlos, nuestros héroes se adentran en una fortaleza cargada de seguridad para que no haya intrusiones. Pero aquí descubren que algo extraño está sucediendo, desarrollándose a partir de este momento una trama bastante simple que se narra mediante escenas jugables mezcladas con otras de vídeo muy trabajadas.

Armikrog es una clásica aventura point-and-click en la que nos toca resolver los diversos puzles que se nos proponen, teniendo que viajar constantemente de un punto a otro para resolverlos. Los controles son exactamente los mismos que en PC, por lo que nos toca mover un puntero por todo el escenario con el stick analógico para intentar encontrar pistas que nos ayuden a superar los diferentes retos. En esta ocasión el puntero cambia de forma cuando nos colocamos sobre algo con lo que podemos interactuar, un detalle que parece simple pero que ayuda a la hora de no tener que estar constantemente pulsando un botón y probando por todo el escenario.

Algo que echamos de menos, tanto en esta versión como en la anterior, es poder interactuar con más partes de los escenarios, ya sea simplemente por observar el genial trabajo realizado con sus diseños o por escuchar los ingeniosos comentarios de los que hacen gala la mayoría de aventuras gráficas. Cada vez que cogemos un objeto, además, se almacena en un inventario al que no tenemos acceso, por lo que en ocasiones no sabemos que llevamos encima.

En cualquier momento podemos intercambiar entre el manejo de ambos protagonistas pulsando sobre cualquiera de ellos, teniendo que aprovechar así las habilidades de ambos según lo requiera la situación. Estos puzles están muy bien diseñados y, aunque en principio podéis sentiros algo perdidos, pronto os daréis cuenta de que su mundo no es demasiado grande, con un total de unas cuatro zonas interconectadas. Hay puzles de todo tipo, tanto de los que requieren memoria como de ingenio, apareciendo estos últimos a pantalla completa.

No es un título muy extenso, pudiendo completarse en unas cuatro horas dependiendo de la habilidad del jugador, pero al menos se disfruta cada minuto con él. Tampoco hemos encontrado alicientes que nos inviten a rejugarlo, como coleccionables o finales alternativos.

Las mayores críticas de la versión de PC venían por parte de sus constantes fallos, ya sean por los montones de bugs que había o por la desincronización del sonido entre otros. Al menos en nuestra partida con la versión de consolas no hemos encontrado ninguno más allá de la falta de subtítulos en alguna de las escenas, lo que puede molestar a aquellos que no dominen bien el inglés.

Su apartado gráfico es de lo más destacado del juego, estando todo modelado con arcilla y plastilina, utilizando la técnica del stop motion para las animaciones. Los efectos, tales como la iluminación, están muy trabajados, dándole a todo un aspecto más realista. A todo ello hay que sumarle unos geniales diseños que hacen de este título algo único.

En el sonoro encontramos melodías animadas y un tanto estrafalarias, jugando algunas un papel fundamental en los puzles, y voces excelentes interpretadas por actores de renombre, lo que la da a cada personaje una personalidad propia. Los efectos también han sido cuidados.

Armikrog es una aventura entretenida y que engancha, pero que podría haber sido mucho mejor si se hubieran cuidado algunos pequeños detalles jugables. La falta de interactividad con nuestro entorno hace que sólo nos dediquemos a buscar elementos para resolver puzles, impidiéndonos conocer más detalles sobre su mundo, y el no tener inventario muchas veces puede resultar confuso. La historia es divertida, pero nos hubiera gustado que fuera algo más profunda.

Técnicamente nos gusta mucho, destacando las geniales escenas que encontramos en determinados momentos. El sonoro también es muy bueno, aunque el hecho de que algunos momentos no tengan subtítulos puede molestar.

Armikrog es un producto que gustará a los amantes de las aventuras gráficas clásicas, pero sigue siendo mejorable en algunos aspectos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información