Análisis | Vídeos | 16 MAY 2016

Vídeo análisis de Battleborn

Tags: PC Xbox One PS4
Ya está disponible Battleborn, el nuevo juego de Gearbox Software, los creadores de la exitosa saga Borderlands y como os prometimos aquí os traemos nuestro análisis.
BattlebornPlay

Comenzando por su historia, de la que ya hablamos en un vídeo anterior, esta nos cuenta como todas las estrellas del universo se han ido desvaneciendo a manos de un misterioso mal, quedando ya solo una de ellas, Solus, la cual se encuentra ahora también amenazada, aunque aún no se ha perdido toda esperanza, ya que un grupo de héroes "cabronazos" que se hacen llamar los Battleborn, han formado una alianza para intentar que la luz de la última estrella siga encendida.

Entrando ya en a la jugabilidad, el juego podría definirse como un cruce entre un MOBA y un first person shooter, dividiéndose su mecánica en dos grandes modalidades, siendo la primera de ellas un modo Historia compuesto de un prólogo y 8 misiones que se pueden jugar tanto en solitario como de forma cooperativa por hasta 5 usuarios, o incluso a pantalla dividida junto a un amigo, habiendo que aclarar que este modo campaña no tiene una estructura demasiado definida, ya que cada nivel es independiente, y en caso de jugarse vía online no tendremos por que seguir un orden predeterminado en las misiones.

Para ello el juego nos ofrece un total de 25 personajes a cada cual más variopinto, teniendo desde un adorable pingüino montado en un enorme robot, hasta un mayordomo robótico que es todo un caballero inglés, pasando por una especie de hombre seta, o un fornido gigantón que porta una poderosa gatling capaz de quemar y congelar por igual a los enemigos, aunque al principio solo unos pocos estarán disponibles, ya que a la mayoría habrá que irlos desbloqueando.

En este sentido hemos de destacar que cada personaje tiene habilidades únicas, siendo todos muy diferentes, por lo que escoger uno u otro siempre hará variar la experiencia del juego, si bien se les puede englobar en tres grandes clases, los Luchadores especializados en infligir gran cantidad de daño, los Defensores más orientados en contener al enemigo, y los de Apoyo quienes se encargaran de ayudar y potenciar a los aliados, restaurarles la salud, o provocar efectos adversos en los rivales.

Sin embargo, aunque el modo campaña sea bastante divertido, y altamente rejugable, el verdadero plato fuerte de Battleborn reside en su multijugador online competitivo, teniendo más exactamente en este aspecto tres modos en los que jugar, Incursión, Captura, y Fusión, tratándose en todos los casos de modalidades en las que dos equipos de 5 contra 5 se enfrentarán entre sí, las cuales os detallamos a continuación.

Empezando por Incursión, es sin duda el modo estrella del juego, y también el que más se asemeja a un MOBA ya que nuestro objetivo consiste en destruir a los robots Súper Centinelas del equipo rival, y para ello deberemos ir avanzando hasta la base enemiga apoyados por hordas de esbirros robóticos controlados por la inteligencia artificial que se irán generando cada cierto tiempo, siendo también posible ir consiguiendo esquirlas que podremos gastar construyendo torretas defensivas, o incluso contratar robots de élite que se unirán a nuestros siervos.

Además al igual que ocurre en los MOBA al principio de cada partida no tendremos todas las habilidades del personaje activas, ya que deberemos ir subiendo de nivel para de ese modo escoger entre diferentes opciones por medio de una hélice de ADN que nos permitirá mejorar al héroe de la forma que más nos interese aprendiendo unas habilidades a la vez que descartamos otras, resultando muy importante optar por las que mejor se adapten a nuestro estilo de juego.

Y eso no es todo, ya que para dar aún más profundidad al sistema de progresión, también podemos equiparnos con hasta 3 objetos especiales que igualmente potenciaran nuestros atributos si los activamos durante la partida, habiendo multitud de ellos entre los que elegir, y que iremos obteniendo por medio de paquetes de botín que ganaremos, o que podremos comprar con los créditos que vayamos consiguiendo.

Por su parte pasando ya el modo Fusión se podría considerar como una variante de Incursión, aunque ahora el objetivo será escoltar a nuestros esbirros hasta unas trituradoras donde serán sacrificados, a la vez que tratamos de impedir que los enemigos hagan lo mismo con los suyos, ganando la partida el equipo que alcance primero los 500 puntos, siendo una modalidad muy divertida ya que la acción se concentra normalmente en zonas muy especificas del mapa.

Finalmente el modo Captura es quizás modalidad menos original de todas, ya que se trata de un clásico modo conquista donde deberemos capturar y mantener el control de tres recolectores de energía repartidos por el mapa, sin que en esta ocasión haya hordas de esbirros de por medio, y siendo necesario acumular 1000 puntos antes de que el equipo rival haga lo propio, para obtener la victoria.

Aunque llegados a este punto un elemento que nos ha decepcionado es la escases de mapas en los que jugar, ya que solo disponemos de 6, y además cada uno está asociado a un modo de juego concreto, por lo que en realidad cada modalidad solo dispone de dos escenarios, algo que a la larga puede hacer las partidas un tanto monótonas si solo nos gusta jugar en uno de los modos. Además, otro detalle que puede no agradar a muchos es el hecho de que el juego necesita de conexión online permanente incluso para jugarlo en solitario.

Ya para concluir, en relación al apartado técnico, estamos ante un juego que al igual que sucede en la saga Borderlands resulta muy vistoso y colorido, con un look muy artístico y un tanto caricaturizado que da a todo un cierto aire de dibujo animado, destacando especialmente por el gran diseño de los personajes, y siendo también de recalcar que ha sido doblado al español, algo muy de agradecer ya los diálogos del juego están cargados de un gran de sentido del humor.

Pero no obstante también hay decir, que no se trata de un título que gráficamente sorprenda demasiado a estas alturas de la generación, algo que se nota sobre todo en las texturas, siendo estas más simples de lo que nos hubiese gustado, habiendo que mencionar igualmente que en el caso de las consolas Xbox One y Playstation 4 el juego corre a solo 30 imágenes por segundo, mientras que en PC lo hace a 60 frames.

En conclusión, Battleborn es un título bastante recomendable para todos aquellos que busquen una muy divertida experiencia a nivel multijugador, siendo una opción muy atractiva tanto de cara a jugarse de forma cooperativa en su modo historia, como en su vertiente competitiva.

Sin embargo, la posibilidad de poderlo jugar también en solitario resulta mucho menos interesante, a lo que hay que sumar que tampoco ofrece mucha variedad de contenido, ya que la campaña nos ha parecido algo corta e insustancial, y las escasez de mapas en los modos competitivos puede terminar por hacer todo algo repetitivo a la larga, si bien es cierto que esto se ve compensado por la gran variedad de personajes jugables, siendo precisamente uno de los principales alicientes del título para mantenernos enganchados, el ir desbloqueándolos y jugar con todos ellos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información