Análisis | Vídeos | 08 OCT 2016

Vídeo análisis de FIFA 17

La esperada nueva entrega de uno de los simuladores de fútbol más alabados de los últimos años, FIFA 17, ya se encuentra entre nosotros, incluyendo diversas mejoras y añadidos que os pasamos a detallar a continuación en nuestro análisis.
Cartel FIFA 17Play

El juego conserva la jugabilidad vista en anteriores juegos de la franquicia, pero añadiendo pequeños cambios que hacen que la experiencia sea aún más inmersiva. El primer cambio lo encontramos a la hora de aguantar el balón, que nos permite retener al jugador que intentarobarlo para ganar algo de tiempo mientras llegan nuestros compañeros. Para ello se han mejorado las físicas de choque, haciendo que las interacciones entre jugadores sean aún más realistas, ya sean en las colisiones con los porteros, las entradas de cuerpo entero o los empujones mientras el balón está en el aire entre otros. Gracias a estas acciones ahora también contamos con nuevos movimientos para librarnos de los oponentes y mantener la posesión, protegiéndonos de la defensa mientras hacemos regates en cualquier dirección.

Pero esto no serviría de nada si no se hubiera añadido el nuevo Sistema de Inteligencia Activa, que introduce un análisis espacial constante, aumenta la actividad sin balón y modifica la forma en que los jugadores se mueven, intuyen y reaccionan. Ahora todos los jugadores analizan la proximidad de los rivales y el espacio a su alrededor para identificar más eficazmente las posibilidades ofensivas. Al tener el balón, nuestros compañeros saben si podemos realizar un pase, ajustando su movimiento para hacérnoslo saber o comenzando un nuevo desmarque. Como siempre, esto también depende del equipo en el que juguemos, sus tácticas y los jugadores que participen.

Para crear nuevas ocasiones de gol se han mejorado las técnicas ofensivas, permitiendo incluso comenzar un contraataque desde la portería con un saque potente y controlado. A los pases milimétricos, con los que buscamos huecos con precisión, se le suman nuevas mecánicas de disparo para realizar remates potentes y los cabezazos picados, controlando con mayor precisión la dirección de golpeo para dificultar la labor de los guardametas. La nueva inteligencia artificial también se deja ver en la defensa, cerrando mejor los huecos y reaccionando de manera más realista a nuestros movimientos. Estos cambios quizás no sean demasiado notables al comienzo, siendo más perceptibles en las dificultades más altas y cuanto más partidos jugamos.

Lo que si ha cambiado mucho son las jugadas a balón parado, que ahora dan una mayor sensación de precisión y personalidad. Al principio resultan algo extrañas para los jugadores acostumbrados a la saga, ya que ahora nos toca colocar el cursor en el lugar al que queremos lanzar el balón y darle una fuerza para posteriormente pasar a controlar a un jugador de área e intentar golpearlo. En los saques de banda nos podemos desplazar un poco por la línea para buscar una posición de saque favorable e incluso hacer un amago para despistar a la defensa.

Pero el mayor cambio está en los libres directos, influyendo desde la posición del jugador respecto al balón hasta la forma de colocar el cursor para el golpeo. Esto permite incluso realizar tiros sofisticados con el exterior que rodean al rival. Los penaltis se lanzan de una forma muy similar, teniendo que ser muy precisos si no queremos mandar lejos el balón.

En cuanto a modalidades tenemos los típicos partidos de exhibición,  más de 30 competiciones a disputar o el modo Carrera, que incluye mejoras como objetivos a cumplir de mayor complejidad que ofrecen distintas recompensas o un sistema de finanzas más profundo.

El modo Ultimate Team también está de vuelta, teniendo que comprar sobres poco a poco para formar a nuestro equipo ideal y competir así contra otros jugadores online o controlados por la CPU. La novedad en este modo son los Desafíos de creación de plantillas, que nos permiten utilizar a todos aquellos jugadores que no necesitemos para cumplir ciertos objetivos y nos reporten beneficios, perdiendo después a estos jugadores. Aquí también tenemos el FUT Champions, que permite disputar torneos semanales para ganar grandes recompensas e incluso optar a entrar en los eSports, consiguiendo así premios en el mundo real.

Por otro lado están los Clubes Pro, en el que podemos disputar partidos online de once contra once para mejorar a nuestro futbolista poco a poco al cumplir ciertos objetivos y personalizar las equipaciones.

Pero la novedad más grande es el modo El Camino, una historia que nos pone en el papel de Alex Hunter, un joven británico que quiere convertirse en futbolista profesional. Este argumento cambia según nuestro rendimiento en los partidos, eligiendo además entre ciertas opciones durante las conversaciones. Nada más comenzar nos toca elegir un equipo de la Premiere League, siendo más complicado conseguir la titularidad cuanta mejor valoración tiene. Dependiendo de nuestras acciones jugaremos más o menos, pudiendo llegar a participar en torneos europeos, quedarnos en el banquillo o incluso ser cedidos a equipos menores.

El rendimiento de nuestro jugador se mide en el entrenamiento y en los partidos. En los entrenamientos tenemos pequeños partidos y pruebas a superar, mientras que en los partidos hay que intentar cumplir los tras objetivos que se nos marcan, ya sea manejando a nuestro jugador o a todo el equipo. Al conseguir el éxito las estadísticas del jugador mejoran, pudiendo reforzar así las habilidades del futbolista. Es un modo muy trabajado y entretenido que le da un toque diferente al juego, aunque echamos de menos poder manejar a un jugador creado por nosotros y el poder seleccionar al equipo que deseemos de todos los disponibles en el juego.

Gráficamente notamos un gran salto respecto a anteriores entregas gracias al nuevo motor utilizado, el Frostbite. Las caras de los jugadores son más realistas y tienen efectos trabajados como el sudor o el ponerse colorados por el cansancio, con vestimentas que ya no tienen texturas planas y que reaccionan de forma realista. Es cierto que algunos personajes no están tan trabajados como otros -siendo más llamativo en algunos jugadores titulares de equipos famosos- y sus movimientos no están tan diferenciados como deberían. La ambientación, iluminación, sombras y efectos de suciedad sobre la ropa, entre otros detalles, también nos han gustado mucho. Además todo funciona con mucha fluidez, a 60 fotogramas por segundo.

Como siempre, su banda sonora vuelve a ser espectacular, contando tanto con grupos consagrados como con otros desconocidos pero de gran calidad. Los comentarios vuelven a estar en castellano y están muy trabajados, añadiendo aún más audios para el modo El Camino. Los efectos también son muy buenos, acompañados por la genial ambientación de los estadios.

FIFA 17 nos ha gustado mucho, destacando sobre todo las pequeñas mejoras y cambios jugables que hacen que los partidos se sientan diferentes a los de pasadas entregas. También hay que destacar las novedades de las modalidades ya conocidas y el entretenidísimo modo El Camino, que le da un soplo de aire fresco a la franquicia. Gracias a todo ello se consigue que tengamos un juego de una duración tremendamente extensa. Es cierto que hay pequeños detalles mejorables, pero en general es muy bueno.

El cambio de motor gráfico le ha sentado muy bien, sobre todo en las físicas de choque entre jugadores y la iluminación. El apartado sonoro, como suele ser habitual, es de una gran calidad general.

Este año los cambios en FIFA 17 han sido bastante más notables, haciendo que el producto sea aún más recomendable.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información