Análisis | Vídeos | 16 FEB 2016

Vídeo análisis de Final Fantasy Explorers

Square Enix y Koch Media nos traen un nuevo spin-off de la saga Final Fantasy para Nintendo 3DS, Final Fantasy Explorers, centrándose esta vez en la colaboración entre los jugadores para acabar con enemigos.
Final Fantasy ExplorersPlay

Su historia nos lleva hasta un mundo que está en guerra por la mayor fuente de poder en ese planeta, el Gran Cristal. Los jugadores deber unirse para formar un escuadrón de élite de Exploradores, quienes se aventuran a recoger fragmentos del Gran Cristal para proporcionar energía al planeta mientras luchan contra hordas de monstruos. Este argumento es muy simple, no encontrando a lo largo del juego demasiadas sorpresas, por lo que no esperéis algo tan profundo como otras entregas de la saga principal.

Jugablemente estamos ante un RPG de acción que se centra en la colaboración con amigos, utilizando un refinado sistema de equipos que permite elegir entre más de veinte trabajos a dominar, cada uno con una forma única de derrotar o incluso reclutar a los monstruos más poderosos del reino. Al comienzo sólo tenemos unos pocos a nuestra disposición, desbloqueando más a medida que avanzamos y teniendo éstos una función distinta en combate, como atacar, defender, curar u ofrecer apoyo. Todos están muy bien diferenciados, ofreciendo un estilo de juego muy distinto, y podemos cambiar entre ellas desde nuestra base. Los personajes no pueden saltar, por lo que nos tocará rodear ciertos desniveles. Contamos con una barra de resistencia similar a la vista en la saga Monster Hunter, aunque se recarga con mucha rapidez y apenas tenemos que estar pendientes de ella.

Los combates se desarrollan en tiempo real, con pequeños escenarios por los que desplazarnos con total libertad atacando y utilizando las habilidades. La colaboración entre los personajes es esencial para conseguir la victoria, aunque en general resultan demasiado simples y no ofrecen muchas posibilidades, por lo que llegan a cansar al poco tiempo. El manejo de la cámara no ayuda, pero al menos podemos fijar a los enemigos para que los sigan y sea más sencillo atacarlos.

A medida que atacamos utilizando habilidades, a las que accedemos con los botones L y R, vamos rellenando un medidor que nos permite usar la Sobrecarga del Cristal, habilidades especiales que nos proporcionan diferentes beneficios para conseguir la victoria. Estas suelen aparecer aleatoriamente, a excepción de algunas que se activan al cumplir ciertas condiciones, pueden potenciarse y mutan ciertas técnicas que aparecen iluminadas al entrar en este estado. Al realizar estas nuevas técnicas mutadas las desbloqueamos para su compra, haciendo que poco a poco mejore nuestro personaje. Este modo tiene un tiempo de uso limitado, por lo que recomendamos activarlo cerca de grandes grupos de enemigos.

El uso de las armas y habilidades hace que poco a poco mejoren nuestras capacidades con ellas, por lo que recomendamos usarlas cuando sea posible. Estas habilidades se pueden utilizar todo lo que queramos, teniendo que esperar un poco de tiempo a que se recuperen.

Aquí tenemos un poblado que nos sirve como base, donde podemos aceptar misiones, comprar objetos o incluso fabricar y mejorar nuevo equipamiento gracias a los materiales que hayamos conseguido en nuestros viajes, siendo éstas algunas de las tareas. Desde el poblado viajamos hasta las diferentes partes del mundo, apareciendo nuevas zonas a medida que las vamos descubriendo.

El centro de este poblado cuenta con un enorme cristal donde podemos adquirir habilidades para posteriormente equiparlas, pudiendo llevar hasta un total de ocho si los puntos de nuestro personaje lo permiten. Como hemos comentado, al utilizar estas habilidades con la sobrecarga del cristal desbloqueamos otras nuevas, apareciendo posteriormente en este cristal para su compra.

Los enemigos son los típicos que encontramos en la saga Final Fantasy, con algunos más grandes que otros y aumentando su dificultad cuanto más avanzamos. También hay combates contra los Eidolones, las invocaciones de la franquicia, siendo los más entretenidos y desafiantes, ya que el resto no ofrecen demasiados problemas. Estos Eidolones se pueden capturar al utilizar una habilidad de la Sobrecarga del Cristal llamada Encase y así obtener su Magicita. Al usar Trance con estas magicitas obtenemos el poder de los Eidolones. Pero no son las únicas disponibles, también encontramos otras de personajes clásicos de la saga que nos permiten tomar su forma temporalmente. Cuando derrotamos a estos enemigos sueltan materiales muy valiosos que debemos recoger, ya que pueden servirnos para cumplir determinadas misiones o crear valioso equipamiento.

Además los monstruos también pueden ser invocados, reclutados y desarrollados, ayudándonos si preferimos disfrutar la aventura en solitario.

Las misiones no son demasiado variadas, teniendo que recolectar objetos, utilizar una habilidad determinada y, como no podía ser menos, acabar con monstruos. Todas estas misiones pueden ser jugadas tanto en solitario como acompañados, contando con multijugador online y local, y se dividen en varios rangos. Suelen estar limitadas por un tiempo para completarlas y podemos consultarlas en cualquier momento desde el menú para conocer más detalles sobre las mismas. También hay otras secundarias que podemos hacer mientras intentamos cumplir las principales, teniendo que reportarlas posteriormente en su puesto. Al completarlas conseguimos dinero y materiales, además de desbloquear nuevos trabajos y obtener puntos especiales, siendo enviados a la base.

Gráficamente es muy mejorable, con modelados de los personajes simples, escenarios amplios pero casi vacíos, texturas planas y borrosas, y una total ausencia del efecto 3D. Sus diseños al menos son bastante buenos, al igual que los diferentes efectos. No funciona con demasiada fluidez cuando hay muchos personajes en pantalla, aunque es sencillo encontrar partida en el online y no existe nada de lag. Existen pantallas de carga entre zonas, siendo algo pesado cuando tenemos que cruzar algunas que son demasiado pequeñas.

Su banda sonora no está nada mal, con temas clásicos adaptados para la ocasión y otros nuevos que ambientan muy bien los combates y nuestros paseos por los diferentes lugares. En cuanto a los efectos, al igual que en el apartado gráfico, son muy buenos. Los personajes no cuentan con voces, a excepción de ciertas palabras sueltas en inglés, y nos llega completamente subtitulado en inglés, aunque no ofrece demasiada dificultad para conseguir avanzar.

Como conclusión podemos decir que Final Fantasy Explorers es un juego demasiado simple en cuanto a mecánicas, pudiendo llegar a ser bastante repetitivo tras unas partidas debido a la escasa variedad de misiones. Lo más entretenido es llegar a descubrir las criaturas, invocaciones, personajes y clases de la franquicia, teniendo montones de horas de entretenimiento por delante gracias a su gran cantidad de misiones y el cooperativo online.

Técnicamente deja que desear en muchos aspectos, pero sus diseños son muy llamativos. La banda sonora, por otra parte, es muy buena, con unos efectos conseguidos.

Un título pensado sobre todo para los fans de la franquicia Final Fantasy debido a sus referencias, pero que en general puede resultar una decepción.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información