Análisis | Vídeos | 23 ABR 2018

Vídeo análisis de Gal*Gun 2

Tags: PS4 Switch
Llega la secuela de una de las aventuras más escandalosas con Gal*Gun 2, donde utilizando una pistola de feromonas tendréis que expulsar los demonios de los cuerpos de las chicas.
Cartel Gal Gun 2Play

Gal*Gun 2 es un shooter de acción en primera persona sobre raíles en el que, una vez más, disparamos nuestra pistola de feromonas y utilizamos nuevos artilugios para sacar los demonios de los cuerpos de las chicas. Continuación directa de Gal*Gun: Double Peace, esta nueva entrega llega con situaciones aún más comprometidas y sin ningún tipo de censura para nuestra región.

Su historia nos vuelve a poner en el papel de un estudiante de instituto que comienza su día como cualquier otro hasta que, de repente, nota que hay una extraña aplicación en su móvil que no recuerda haber instalado. Cuando pulsa el icono aparece una caja en su escritorio que  contiene un par de gafas de realidad virtual y lo que parece ser una extravagante aspiradora de mano llamada Demon Sweeper. Al colocarnos las gafas aparece un ángel que nos indica que fuimos elegidos para ayudarla a luchar conta los demonios, comenzando aquí una alocada aventura en las que debemos librar la academía de la malvada demonio Kurona, quien una vez más no tiene buenas intenciones.

La trama, como siempre, es muy simple y está llevada con mucho humor y erotismo, pero esconde algunas sorpresas interesantes. Lo mejor es que ya no es tan lineal como en el primer juego, encontrando misiones que debemos afrontar en el orden que deseemos al seleccionarlas en nuestro móvil y cambian cada día.

Sus mecánicas no han variado demasiado, teniendo que apuntar a las diferentes partes del cuerpo de las chicas poseídas hasta dar con sus zonas de placer para que exploten de euforia y así exorcizarlas. Existe además la posibilidad de hacer zoom para apuntar mejor a objetivos lejanos e incluso inclinarnos para localizarlos. Como novedades, ahora giramos la cámara mientras apuntamos para ofrecer más libertad de acción, podemos viajar por diferentes rutas cuando aparece la silueta de nuestro personaje y contamos con la Demon Sweeper, que además de servir para aspirar las amenazas demoníacas nos permite contener a las chicas. También podemos utilizar el giroscopio del DualShock 4 o Nintendo Switch para apuntar.

Otro de los añadidos es que al hacer zoom en los ojos de las chicas vamos rellenando un corazón que, al completarse, nos permite disparar una bomba de feromonas llamada Golpe de Amor con la que podemos limpiiar la pantalla de enemigas.

Las misiones no son demasiado variadas, centrándose la mayoría en acabar con todas las rivales que aparecen en pantalla, proteger a una chica asediada por demonios o bien buscar determinados objetos, aunque en general su desarrollo es bastante llevadero. Dependiendo de nuestros resultados, al final de nivel podemos conseguir mejoras para el equipamiento que recibimos en nuestra casa en forma de paquete y otros extras interesantes, tales como alimentos que podemos utilizar para conquistar a alguna chica, escenas o nuevas misiones. A lo largo del juego encontraréis tanto chicas nuevas como otras conocidas de la franquicia, que os estarán pidiendo favores constantemente.

Al igual que con las misiones, la variedad de enemigas no es demasiado alta, limitándonos todo el tiempo a acabar con algunas más o menos bien escondidas que se acercan para acosarnos, otras que atacan desde la distancia con kanjis que debemos derribar o unas que llevan pequeños demonios con los que debemos acabar para poder dañarlas. Lo mejor son las que actúan como jefes, si bien no os pondrán en demasiados problemas.

A lo largo del juego también habrá conversaciones con otros personajes que permiten diferentes opciones de diálogos, asemejándose a las novelas gráficas pero nunca llegando a tener su nivel de profundidad. Nuestras respuestas son muy importantes, ya que afectan directamente al final del juego. Esto hace que sea un título bastante rejugable si queremos descubrirlos todos.

El móvil es una de las grandes novedades de esta entrega, ya que además de permitirnos seleccionar misiones, podemos quedar con las chicas para conocerlas un poco mejor, conversar e incluso pedirles que hagan algo por nosotros. Hay un minijuego en el que fantaseamos con ellas para eliminar sus demonios mientras pierden su ropa.

La duración del juego, al contrario de lo que ocurre con otros shooters en primera persona sobre raíles, es muy extensa, a lo que hay que sumarle los diferentes secretos, coleccionables, rutas a seguir y, como hemos comentado, los múltiples finales disponibles, que le añaden una capa de rejugabilidad muy interesante. También podéis cambiarles los trajes y los complementos a las chicas, si bien nos parece algo un tanto prescindible.

El apartado gráfico ha superado notablemente al anterior juego, estando los personajes mejor modelados y animados, los escenarios más detallados y en general hay una mayor libertad de acción e interacción. Funciona a una resolución 1080p en ambas plataformas y a 60 fotogramas por segundo bastante estables, si bien en el modo portátil de Switch baja a 720p y 30fps. Comentar también que los tiempos de carga siguen estando presentes, aunque son más llevaderos.

La banda sonora no está nada mal y ambienta perfectamente cada situación, aunque los temas que escharéis no quedarán grabados en vuestra memoria. Los efectos cumplen con su cometido a pesar de que, por su temática, se abuse de los gemidos de las chicas. Su doblaje en japonés es excenlente, llegando los textos del juego únicamente en inglés.

Gal*Gun 2 coge la fórmula utilizada en el primer juego y la lleva más allá para hacer que el título sea más largo y entretenido, con una libertad de acción que os permitirá afrontar las misiones en el orden que queráis o bien intimar con determinadas chicas. Como puntos negativos tenemos la poca variedad de misiones que hacen que a la larga se vuelva repetitivo o la falta de traducción al castellano.

Es un juego que, por su temática, puede no agradar a todo el mundo, pero en general hará las delicias de quienes disfrutaron de Double Peace.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios