Análisis | Vídeos | 01 AGO 2016

Vídeo análisis de Headlander

Tags: PC Xbox One PS4
Viaja hasta un futuro alternativo con Headlander, el nuevo juego de Double Fine Productions y Adult Swim Games. Lanza tu cabeza para propulsarte y vivir una gran aventura de la que te hablamos en profundidad en nuestro análisis.
Headlander AnálisisPlay

Su historia nos traslada hasta un mundo que mezcla lo retro con lo futurista y se inspira en la ciencia ficción de los 70. Aquí todas las mentes humanas han sido transferidas a unos cuerpos robóticos gobernados por una computadora completamente trastornada. Pero no todo está perdido, ya que manejamos al último superviviente humano conocido de todo el universo. Ahora bien, no tenemos su cuerpo, sólo su cabeza. Gracias a ello podemos volar por el escenario libremente y tomar el cuerpo de cualquier criatura u objeto, adoptando así sus habilidades para resolver las distintas situaciones que nos propone el juego y conocer más en profundidad lo que llevó a este ordenador a cometer semejante acto.

Headlander es un juego de desplazamiento lateral cargado de acción y con montones de puzles a resolver. Cuenta con varios caminos a recorrer, por lo que nos toca explorar a fondo sus escenarios para cumplir con el objetivo marcado y así poder progresar. Nada más comenzar tenemos un completo tutorial donde se nos explican las mecánicas jugables básicas, siendo realmente simples y ofreciendo muchas posibilidades.

La cabeza cuenta con su propia vitalidad, lo que nos obliga a preocuparnos principalmente por ella, desechando los cuerpos casi de manera continua por intentar aprovechar las cualidades de cada uno de los que encontramos. Hay zonas a las que no podemos acceder en un primer momento, por lo que nos toca buscar el cuerpo adecuado u obtener una determinada habilidad que nos permita acceder a ellas. Esto hace que la exploración gane una gran importacia, con unos escenarios que ganan en tamaño a medida que avanzamos.

Para no perdernos por su mundo contamos con un mapa que se dibuja poco a poco a medida que lo recorremos, aunque también hay unos paneles de información a los que les podemos robar los datos para obtener así detalles interesantes sobre el mismo.

Durante los tiroteos nuestros disparos -al igual que los de los rivales- rebotan por todo el escenario, lo que abre muchas posibilidades a la hora de acabar con los enemigos o resolver determinados puzles, teniendo una mira láser para apuntar con más precisión. Como hemos comentado, cada cuerpo tiene unas características únicas que debemos aprovechar para solventar los puzles que aparecen en los escenarios, siendo estos numerosos y con patrones de ataque y movimientos que los diferencian del resto, algo muy a tener en cuenta en los momentos de acción. Si queremos hacernos con su cuerpo nos tenemos que centrar en destruir la cabeza, ya que cada disparo que alcance al cuerpo lo destruye poco a poco. Por desgracia el sistema de apuntar no es demasiado bueno, por lo que en muchas ocasiones pasamos directamente a utilizar la succión de la cabeza. También contamos con coberturas para esquivar los disparos rivales, pero sólo pueden usarlo unos determinados robots.

Estos robots humanoides no son el único enemigo, también hay trampas que pueden aplastarnos o cámaras de vigilancia con láseres que siguen nuestros movimientos entre muchas otras, dándole estas secciones algo más de variedad a su desarrollo.

A medida que avanzamos encontramos pequeñas zonas ocultas en las que podemos conseguir mejoras para la cabeza, tales como más vitalidad o energía, permitiendo ésta última, por ejemplo, utilizar una barrera momentaneamente. Hay unas esferas de energía que sirven para rellenar un medidor que, al completarse, nos proporciona un punto de habilidad. Estos nos sirven para desbloquear nuevas mejoras para las habilidades que ya hemos desbloqueado y nos ayudan a avanzar con más facilidad.

Por si todo esto fuera poco, cuenta con diversas misiones secundarias y algunos coleccionables que poco a poco nos dan más detalles sobre su historia, haciendo que sea un título muy rejugable por intentar descubrirlos todos.

En lo visual destaca su cuidada ambientación inspirada en las películas de ciencia ficción de los 70, que gracias a un excelente uso del cell-shading para los personajes y los elementos del escenario, junto con unos trabajados efectos, le dan ese toque retro que buscaban. Las animaciones también están muy conseguidas, así como su iluminación y efectos de partículas. Además funciona con mucha fluidez, no encontrando ningún tipo de ralentización.

Las melodías son algo más discretas, aunque conservan el estilo retro utilizado en el juego. Nos han gustado mucho los efectos de sonido y las voces – en inglés- de los robots del juego, estando sus comentarios cargados de humor. Sus textos están completamente en castellano, por lo que nos os perderéis ningún detalle sobre su trama.

Headlander nos ha sorprendido muy gratamente, con una historia simple pero interesante, unas mecánicas jugables muy cuidadas, enormes escenarios a recorrer y montones de secretos que nos aseguran diversión durante mucho tiempo, todo ello siempre llevado con humor. Hay pequeños detalles mejorables, como el sistema de apuntado, pero en general cumple con creces.

Su ambientación nos ha parecido muy buena, haciendo que en este aspecto sea algo único y peculiar. El sonido también es de gran caliidad, aunque nos hubiera gustado que sus melodías destacaran más.

Un título que gustará mucho a los aficionados al género Metroidvania y que, aunque no innova demasiado, engancha por su variado desarrollo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información