Análisis | Vídeos | 30 AGO 2016

Vídeo análisis de Hitman: Episodio 4 Bangkok

Tags: PC Xbox One PS4
Io-Interactive ya ha lanzado el cuarto episodio de Hitman, encontrándonos una vez más con una nueva misión para el Agente 47 que en esta ocasión nos lleva hasta Tailandia en el Sudeste Asiático, y de la que aquí os traemos nuestras impresiones.
Hitman Episodio 4 BangkokPlay

En concreto este capítulo se ambienta en Bangkok, y en el tendremos que superar una misión que recibe el nombre de Club 27, trasladándonos más exactamente a un lujoso complejo hotelero a las afueras de la ciudad donde como ya es costumbre deberemos buscar y eliminar a dos objetivos para cumplir nuestra misión con éxito.

El primero de ellos es Jordan Cross, el vocalista de un famoso grupo de música rock indie, quien un año atrás fue acusado de la muerte de una joven, pero logró salir absuelto gracias al poder e influencia de su padre el multimillonario Thomas Cross, mientras que nuestro segundo objetivo es Ken Morgan, el abogado de la familia, quien fue clave para encubrir el crimen, por lo que ahora será el Agente 47 el que se encargue de impartir su propia justicia.

Metiéndonos ya de lleno en lo que esta nueva misión nos ofrece, como es habitual el principal reclamo es el nuevo escenario a nuestra disposición que podemos explorar con libertad, encontrándonos con un lujoso Hotel situado a las orillas de un río en el que Jordan está terminando de grabar su segundo álbum musical, tratándose de un lugar bastante exótico que destaca por la belleza natural de sus jardines, mientras que el hotel en si, es de un tamaño bastante grande habiendo numerosas zonas interiores para explorar, tanto publicas destinada a los huéspedes como otras restringidas solo para el personal autorizado.

En este sentido nuevamente deberemos de poner en práctica nuestra habilidad para camuflarnos entre la multitud y pasar los más inadvertidos posible, a la vez que trazamos un plan y aprovechamos la oportunidad para acércanos lo suficiente a nuestras víctimas, pudiendo por supuesto utilizar a nuestro favor el propio escenario y diversos disfraces que nos facilitarán la tarea, como por ejemplo vistiéndonos de un empleado del hotel, de un miembro de la seguridad, o incluso del nuevo batería de la banda de música, entre otras muchas posibilidades, siendo siempre cada jugador quien tome sus propias decisiones.

En relación a ello aunque el juego nos permite usar los métodos que estimemos oportunos eliminando a cualquier personaje inocente, e incluso usando la fuerza bruta, el verdadero reto consiste en completar la misión limpiamente de manera sigilosa, tratando de acabar únicamente con nuestros dos objetivos, y a ser posible simulando un accidente, para seguidamente abandonar el lugar sin tan siquiera haber hecho saltar la voz de alarma, algo que a su vez nos premiará con una puntuación final mayor.

Aunque llegados a este punto hemos de decir que Bangkok no es un escenario que nos haya convencido del todo, ya que a pesar de que a nivel visual si es bastante bonito y cuenta con muchísimos detalles, en lo que respecta a su faceta jugable nos ha parecido que dispone de menos opciones en comparación a los escenarios de los anteriores episodios, además por su planteamiento nos ha recordado bastante a la gran mansión del primer episodio situado en París, es decir un mapeado básicamente centrado en un único edificio, sin grandes espacios abiertos por los que movernos, haciendo que la experiencia de juego resulte quizás algo parecida a la ya vivida en aquel entonces.

Aunque en cualquier caso eso no quiere decir que no sea un escenario divertido de jugar, y como ya es costumbre este capítulo posee una muy alta rejugabilidad, habiendo diversos desafíos opcionales que podemos cumplir, a lo que hay que sumar el editor de contratos, el cual nos da la posibilidad de crear nuestras propias misiones o jugar en las que otros usuarios de la comunidad hayan creado, y sin olvidarnos tampoco de los Objetivos Escurridizos, unas misiones especiales de mayor dificultad que solo están disponibles por tiempo limitado.

En resumen, este cuarto capítulo de Hitman situado en Bangkok, está destinado a seguir haciendo las delicias de los fans del juego, quienes disponen ya de una nueva localización y nuevas misiones para el Agente 47.

Sin embargo siendo sinceros, no es el episodio del juego que más nos ha gustado, tanto en lo que respecta a sus posibilidades, como al diseño del escenario en sí, sobre todo si lo comparamos con lo visto en el segundo capitulo situado en Italia, donde la soleada localidad costera de Sapienza consiguió sorprendernos, y de hecho continúa siendo por ahora nuestra misión favorita.

Además otro aspecto a comentar, es que el juego sigue fallando bastante a nivel argumental, puesto que aunque se supone que cada misión forma parte de un todo al que poco a poco se le va dando forma, la realidad es que la historia que hay de trasfondo parece tener cada vez menos relevancia, habiéndonos parecido por ahora intrascendente, y de hecho seguimos sin encontrar los suficientes alicientes para engancharnos a ella.

Os recordamos que la nueva entrega de la saga Hitman se está lanzando a través de capítulos descargable, habiendo ya 4 grandes escenarios disponibles, ParisSapienza,Marrakech, y ahora Bangkok, además en los próximos meses llegarán las dos últimas localizaciones del juego que podremos disfrutar este año, las cuales nos llevaran a Estados Unidos y Japón, de las cuales también os traeremos nuestras impresiones en próximos vídeos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información