Análisis | Vídeos | 09 JUN 2017

Vídeo análisis de Impact Winter

Tags: PC
Desde hace unos días está disponible en Steam el juego Impact Winter, un nuevo título indie englobado en el género de la supervivencia que próximamente también llegará a Xbox One y Playstation 4.
Impact Winter análisisPlay

Más exactamente su argumento nos relata cómo tras el impacto de una asteroide el clima de la tierra ha cambiado drásticamente, habiendo quedado casi todo sepultado bajo la nieve ya que las temperaturas han descendido muchos grados bajo cero, y es ese contexto donde nosotros tomaremos el papel de Jacob Solomon, el líder de un pequeño grupo de supervivientes que se han refugiado en el interior de una iglesia abandonada, quienes tras interceptar un mensaje de radio descubren que la ayuda aún tardará 30 días en llegar hasta el lugar, por lo que tendrán que hacer todo lo posible para sobrevivir hasta entonces.

En ese sentido nuestro cometido consiste en mantener con vida al grupo, además de procurar que se mantengan optimistas y saludables, evitando que alguno muera a la espera de ser rescatados, y para ello deberemos salir al exterior en busca de recursos, siendo por supuesto los más importante encontrar agua y comida, aunque también deberemos de preocuparnos de otros elementos como las medicinas, o el combustible para que la hoguera de la iglesia este siempre encendida, ya que en caso de que el fuego se apague nuestros compañeros no tardarán en morir congelados.

De esa forma durante las expediciones en mundo abierto podremos ir explorando los alrededores, decidiendo siempre que hacer y que dirección tomar, aunque resulta mucho más recomendable realizar las misiones que nos propondrá los demás miembros del grupo, ya que así podremos ir mejorando las condiciones de nuestro hábitat, creando por ejemplo una caldera para aprovechar mejor el calor, un filtro para poder convertir el hielo en agua potable, o incluso mejorar la seguridad de la iglesia reforzando la puerta para protegernos de los saqueadores que vengan a robarnos.

Y eso no es todo, ya que una de las características más interesantes es la de poder asignar diferentes roles que iremos desbloqueando a nuestros compañeros de grupo, ya que gracias a ello serán más eficientes en determinadas tarea, si bien cara rol tiene siempre un aspecto positivo y otro negativo, por lo que deberemos ser cuidadosos a la hora de escogerlos.

En relación a esta último, aunque al inicio pueda parecer que tenemos la situación controlada, poco a poco todo se irá volviendo más difícil, ya que según transcurran los días será necesario alejarse cada vez más del refugio para seguir encontrando recursos suficientes, lo que hará que nuestras expediciones sean más largas, si bien por suerte podremos construir campamentos improvisados en cualquier lugar, siempre que dispongamos de una tienda de campaña, los cuales también pueden ser mejorados.

Además en nuestras salidas al exterior contaremos con la ayuda de un pequeño robot volador llamado Ako-Lite, que nos seguirá a todas partes, el cual dispone de un radar, una linterna, y otras herramientas de gran ayuda, siendo este incluso actualizable, por lo que puede mejorar y aprender nuevas habilidades, aunque hay que tener presente que su batería se agota con el uso, lo que nos obligará a regresar a la base periódicamente para poder recargarla.

Asimismo uno de los detalles a tener más en cuenta es que en la mochila de nuestro protagonista solo cabe un número de objetos muy limitado, por lo que será fundamental que aprendamos a priorizar que recursos son más importantes, residiendo ahí buena parte de la dificultad del juego, ya que si por ejemplo nos centramos en llevar materiales con los que fabricar utensilios que hagan más fácil nuestra subsistencia, esto a su vez podría provocar que el agua, la comida, o el combustible empiecen a escasear, teniendo que tomar en todo momento decisiones que pueden significar la diferencia entre la vida o la muerte.

Sin embargo algo que no nos ha gustado, es la poca importancia que se ha dado a la inteligencia artificial de nuestros compañeros de grupo, ya que estos nunca tomaran decisiones por si solos, hasta el punto de que cuando salgamos del refugio tendremos que asegurarnos de que les hemos asignado raciones de comida y agua, puesto que de lo contrario morirán de hambre incluso aunque tengan alimentos en el almacén, y de igual forma si el fuego de la hoguera se apaga, no añadirán por ellos mismos más combustible, siendo a veces algo absurdo que algunas tareas simples del resto de personajes no puedan automatizarse.

Llegados a este punto hemos de decir que estamos ante un título de supervivencia que sobre todo al inicio nos puede resultar bastante complicado, lo que hace que sea quizás mucho más recomendado para usuarios ya curtidos en el género que busquen una experiencia que les suponga un gran reto, tratándose además de una aventura bastante rejugable, y de hecho posiblemente en la primera partida nuestra actuación será un poco desastrosa hasta que aprendamos para que sirve cada cosa y como optimizar los recursos, habiendo muchas maneras de afrontar la supervivencia tomando diferentes decisiones.

Por su parte a nivel técnico, el juego no sobresale demasiado, ya que tanto el diseño de los personajes como el de los escenarios son de un nivel más bien discreto, a pesar eso si, de que cumplen a la perfección teniendo en cuenta que estamos ante título indie.

Aunque sin duda la peor parte se la lleva la interfaz y los menús, ya que estos son poco intuitivos y algo toscos, haciendo más enrevesado de lo necesario acciones como por ejemplo gestionar nuestro inventario. Además hemos de mencionar que aunque se trate de la versión de PC, resulta mucho más aconsejable jugarlo con un mando debido a que que el control con teclado y ratón es algo incomodo e incluso un tanto extraño

Ya para finalizar otro problema que se le puede achacar son sus tiempos de carga, puesto que siempre que entremos o salgamos del refugio o cualquier otro edificio tendremos que esperar varios segundos frente a la correspondiente pantalla de carga, lo que rompe continuamente el ritmo de la aventura. Además tampoco no has convencido el hecho de que únicamente se pueda guardar una sola partida, por lo que si queremos empezar una nueva desde el principio nos veremos siempre obligados a borrar la que estuviéramos jugando con anterioridad.

En conclusión, Impact Winter es un título de supervivencia con mucho potencial y muy buenas ideas, habiendo que alabar sus múltiples posibilidades y su sistema de juego en donde ante todo se prioriza la gestión de los recursos y la toma de decisiones, siendo además muy rejugable, por lo que a buen seguro gustará a los fans más incondicionales del género, quienes tendrán ante sí todo un desafío a su altura.

Sin embargo se deberían de pulir algunos aspectos del juego, como pequeños bugs, los tiempos de carga, o los incómodos menús, a lo que hay que sumar el hecho de que puede resultar algo lento y repetitivo para quienes esperasen un título con algo más de dinamismo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información