Análisis | Vídeos | 17 JUN 2016

Vídeo análisis de Kirby: Planet Robobot para Nintendo 3DS

Kirby regresa a Nintendo 3DS en un título donde los robots son los protagonistas, Kirby: Planet Robobot. Ponte a los mandos de la potente armadura Robobot y descubre en nuestro análisis la nueva entrega de la franquicia.
Kirby Planet RobobotPlay

Su historia nos lleva de nuevo hasta el planeta Pop, que está siendo invadido por la Corporación Haltmann y su ejército con el fin de robotizar todo el mundo. Es por ello que nuestro protagonista se pone manos a la obra visitando lugares ya conocidos de la saga con estructuras metálicas que le dan un toque diferente, siendo algo que también se puede aplicar a enemigos y jefes. Un argumento simple pero que sirve de escusa para comenzar nuestra aventura.

Esta vez estamos ante un juego de plataformas cargado de acción que recicla varios elementos de Kirby: Triple Deluxe. Como siempre, nuestro protagonista puede absorver tanto rivales como objetos para escupirlos y romper bloques o derrotar a los malos. También podemos copiar sus poderes si en vez de escupirlos los tragamos, encontrando habilidades clásicas como Espada, Rayo o Bomba, y otras nuevas como el Doctor (de Dr. Mario), con la que puede lanzar cápsulas para acabar con sus enemigos mediante el Psicopoder o utilizar su historial. En total encontramos más de 25 habilidades a dominar, pudiendo conseguirlas además en unas esferas que cuentan con su poder.

Pero la novedad más interesante de esta entrega es la armadura Robobot, una especie de mecha que debemos recoger en un puesto dedicado exclusivamente para dicha armadura y que sólo podemos abandonar dejándolo en un lugar igual. Gracias a ésta la exploración se vuelve más interesante, ya que posee una gran fuerza que le permite desplazar grandes objetos de los escenarios para acceder a nuevas zonas y desvelar secretos. También lleva equipada una llave inglesa para girar tuercas que mueven el escenario y un destornillador para quitar tornillos y abrir nuevas rutas.

Al igual que Kirby, puede transformarse y usar versiones más potentes de algunas de sus habilidades de copia escaneando enemigos. Esto es muy importante a la hora de localizar objetos ocultos, ya que, por ejemplo, algunos requieren cambiar entre el fondo y el primer plano de la pantalla utilizando el modo Rueda. Esto también le da mucha diversidad al desarrollo del juego, encontrando incluso niveles de estilo shoot’em up al transformar la armadura en jet.

Los enemigos suelen ser bastante sencillos de derrotar, más si tenemos sus habilidades equipadas. El reto lo ponen los poderosos jefes finales, que tienen patrones bien diferenciados y variaciones a lo largo del combate.

Las fases están muy bien diseñadas, encontrando dos niveles de profundidad entre los que viajamos con la ayuda de tuberías o estrellas entre otros. Esto nos hace estar pendientes de ambos planos, ya que los enemigos atacan desde uno a otro y los secretos pueden estar escondidos en cualquier parte.

En esta ocasión las pegatinas que encontramos ocultas por los niveles, o que hemos recibido de otros jugadores, tienen una función algo más divertida que nos anima a conseguirlas todas: personalizar la armadura  Robobot. No es algo demasiado complejo, pero al menos dan un motivo para hacernos con ellas. También están los cibercubos aunque, a diferencia de las pegatinas, estos son necesarios para avanzar, ya que ciertos niveles requieren una cantidad específica para poder jugarlos. Con ellos además desbloqueamos fases extra que alargan la vida del juego, aunque no suele ser demasiado complicado hacernos con todos los cibercubos.

La campaña no es muy extensa, siendo bastante sencillo encontrar los secretos y avanzar. Pero a este modo se suman otros que desbloqueamos al completar la campaña, además del interesante “¡Todos juntos! Héroes legendarios”, que combina RPG y acción. Aquí nos unimos hasta a tres jugadores en multijugador local o en el modo descarga para derrotar a los poderosos enemigos tan rápido como podamos. Podemos elegir entre cuatro clases basadas en RPGs tradicionales, ganando experiencia tras cada batalla para subir de nivel y mejorar sus estadísticas. Es posible que durante los combates los enemigos dejen caer tablas de la amistad con las que podemos ejecutar un ataque especial aerolito amigo. Junto a todo ello está el modo “Desafíos 3D de Kirby”, un juego de puzles y acción para un jugador donde tenemos que engullir objetos o enemigos y eliminar a todos los rivales con el menor número de movimientos posible. También puede tragarse a múltiples enemigos a la vez para lanzar una podersa bala estelar que barre a cualquier enemigo en su camino.

El juego es compatible con los amiibo, consiguiendo habilidades de copia para Kirby. Algunos proporcionan habilidades aleatorias, pero otras estarán basadas en el personaje de ese amiibo. Los amiibo de la Kirby Collection, que se lanzan junto al juego, le dan a Kirby una habilidad única y un cambio de atuendo basado en el personaje elegido, mientras que el de Kirby le proporciona la habilidad Ovni, con la que puede flotar y desatar potentes rayos sobre los enemigos.

Su apartado gráfico es muy bueno, con unos buenos modelados de personajes y animaciones fantásticas, escenarios amplios cargados de detalles y el colorido del que suelen hacer gala los títulos de Nintendo. Funciona con mucha fluidez, aunque hemos encontrado pequeñas ralentizaciones puntuales. El efecto 3D está muy trabajado, permitiéndonos distinguir a la perfección la situación de los objetos o enemigos en los diferentes planos.

La banda sonora es genial, con temas clásicos remezclados y otros nuevos creados para la ocasión, siendo siempre muy alegres. Estos van acompañados de efectos de sonido de mucha calidad, con pequeños ruidos para los personajes.

Kirby: Planet Robobot es, como conclusión, una aventura entretenida de principio a fin, con una jugabilidad simple pero adictiva y montones de secretos por descubrir. Cuenta con diversos modos extra que añaden más duración al juego, siendo su campaña algo corta y bastante sencilla. Nos ha gustado mucho la armadura Robobot y las nuevas habilidades, haciendo que el transcurso de la campaña tenga mucha diversidad.

En lo técnico cumple con creces, con personajes y escenarios altamente cuidados y un colorido que resulta muy llamativo. El apartado sonoro también es muy bueno.

Kirby: Planet Robobot es un juego ideal para disfrutar sin muchas complicaciones a pesar de reciclar elementos de la anterior entrega.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información