Análisis | Vídeos | 10 JUL 2018

Vídeo análisis de Mario Tennis Aces

Tags: Switch
Salta a la cancha y prepárate para la competición con Mario Tennis Aces, el debut de la subsaga en Nintendo Switch. Descubre este entretenido juego deportivo con nuestro análisis:
Cartel Mario Tennis AcesPlay

Mario Tennis Aces es un juego de tenis de estilo arcade en el que, manejando a algunos de los más populares personajes de la saga principal, disputamos partidos frenéticos en el que tenemos que hacer uso de las habilidades únicas para intentar conseguir la victoria en las distintas modalidades.

Hay cuatro modos de juego: Aventura, que viene a ser la campaña en solitario y donde podemos subir de nivel, Torneo, donde participamos en campeonatos contra la CPU y otros usuarios online, Libre, partidos simples en los que pueden jugar de uno a cuatro jugadores con distintas reglas configurables, y Realista, similar al libre pero utilizando un Joy-Con como si de una raqueta se tratara.

En primer lugar nos centramos en el modo Aventura, cuya historia nos habla sobre una raqueta maldita que Wario y Waluigi entregan a los campeones del torneo como supuesto premio. Al tocarla se desata un poderoso tornado que destroza el estadio y se lleva consigo a varios de los protagonistas. Con el fin de rescatarlos, Mario y compañía parten hacia las ruinas de Solarius para investigar, donde se dice que una antigua civilización adoraba el tenis y a la raqueta causante de los problemas. Aquí nos explican que, para detener su poder, necesitamos cinco cristales escondidos en distintos lugares, así que nos toca ir completando fases hasta hacernos con ellos y detener los malvados planes de la raqueta.

Nada más comenzar nos explican sus controles mediante un completo tutorial que podemos repasar siempre que queramos. Tenemos un botón para lanzar, golpear y restar,  ya sea con tiros potentes o cargados, así como otros para realizar dispartos cargados, liftados, cortados, planos, globos o incluso dejadas, siendo en este sentido muy similar a los partidos reales. Junto a ellos tenemos el golpe de carga máxima, un tiro potente ideal para cuando la pelota viene a baja velocidad, o el golpe maestro, con el que podemos contrarrestar un tiro con otro dándole efecto si somos precisos.

Para alcanzar pelotas que en principio parece que están fuera de nuestro alcance tenemos la velocidad etérea, con la que el tiempo se ralentiza temporalmente. Después está el golpe dirigido, un disparo muy potente y preciso en el que nos tenemos que colocar en la zona estelar, pulsar su respectivo botón y después apuntar con el puntero al lugar que queramos lanzar. Este golpeo puede incluso romper la raqueta del rival, lo que hará que quede fuera del juego y ganemos puntos si no le quedan más. Hay que tener en cuenta que ambos gastan energía que nos toca recuperar, así que no podréis abusar de ellos. También cuenta mucho la precisión a la hora de golpear la pelota, ya que evitaremos que la raqueta pueda dañarse y perdamos puntos en consecuencia.

Pero el más importante es el golpe especial, cuyo poder puede decantar los partidos. Cada jugador tiene su propia forma de canalizar y desencadenar su energía, así que os tocará investigarlos para adaptaros a ellos. Para poder realizarlos necesitais tener al máximo el nivel de energía y después pulsar su respectivo botón.

Al ganar partidos conseguimos experiencia para Mario, lo que nos permite subir de nivel y, en consecuencia, mejorar sus atributos: potencia de golpeo, velocidad y aceleración. Todo esto hace que sea más sencillo bloquear golpes que puedan romper la raqueta y las condiciones para completar desafíos. Además, al completar ciertas pruebas desbloqueamos raquetas cada vez mejores.

Nos ha gustado mucho que la aventura no se limite a partidos sin más, encontrando puzles, zonas de entrenamiento o jefes a los que enfrentarnos utilizando mecánicas originales que, a su vez, nos sirven para dominar distintos movimientos.

A continuación tenemos el modo Torneo, que se divide en dos partes. En Torneo en línea competimos contra otros jugadores online para intentar conseguir personajes adicionales de forma anticipada por participar cada mes. Aquí hay dos tipos de reglas, las normales, en las que ponemos a prueba nuestras capacidades estratégicas en partidos normales, y las sencillas, donde la energía no es un factor a tener en cuenta. En general no hemos tenido demasiados problemas con la conexión y ha funcionado con fluidez, aunque sí hemos encontrado pequeños bajones puntuales.

Por otra parte está Torneo contra la CPU, en el que simplemente tenemos que vencer a la CPU para intentar conseguir las tres copas disponibles, las cuales se desbloquean según obtenemos otras. Como es habitual, también podemos consultar las tablas de clasificación.

Del modo Libre poco hay que contar, ya que le simita a partidos simples en una consola, de manera local u online, eligiendo el personaje, la pista y con la posibilidad de modificar las reglas.

Para finalizar está el modo Realista, que es quizás el más exigente de todo el juego. Aquí cogemos un Joy-Con que simula ser la raqueta, teniendo que moverlo con precisión y con un buen timing para golpear y dirigir la pelota hacia donde queramos. Podemos jugar con una pelota normal, una grande o bien participar en desafíos de peloteo.

En general es bastante entretenido, si bien echamos en falta algunos contenidos más, siendo el número de pistas y modalidades algo escasas. Lo mejor es que Nintendo ha confirmado que se irán lanzando más personajes, así que esperamos que vayan acompañados de nuevos torneos y modalidades que alarguen la vida útil del juego.

El apartado gráfico luce fenomenal, con personajes genialmente modelados y animados, escenarios cuidados y detalles por doquier. Echamos en falta más cantidad de localizaciones, pero en general son variadas y su ambientación está conseguida. Los efectos, por su parte, resultan muy vistosos, sobre todo en los movimientos especiales, todo funcionando a unos estables 60 fotogramas por segundo.

La banda sonora, por su parte, no está nada mal, pero aquí lo que destacan son los efectos de sonido y el estupendo doblaje en castellano para algunas voces, siendo los Toads los que comentan los partidos. Los textos, como no podía ser menos, están en completo castellano para no perdernos ningún detalle.

Mario Tennis Aces es, como conclusión, muy divertido, sobre todo por su estupendo sistema de control, haciendo que cada partido contra nuestros amigos sea una experiencia única. Aunque el modo Aventura y los torneos son entretenidos, quizás se sienten insuficientes para jugar en solitario, si bien la compañía ya ha asegurado que se añadirán más contenidos de manera gratuita. Por su parte, el online no nos ha dado demasiados problemas, ofreciendo así innumerables horas de juego.

A poco que os atraiga su propuesta quedaréis enganchados sin remedio, con montones de opciones jugables que harán que se adapten a vuestro estilo de juego. Si sois seguidores de la franquicia no deberíais perdéroslo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios