Análisis | Vídeos | 26 MAR 2018

Vídeo análisis de Moss

Un mundo lleno de aventuras os espera en Moss, un nuevo juego para PlayStation VR que mezcla acción, puzles y plataformas de forma muy inteligente para convertirse en uno de los mejores títulos para el dispositivo. Descúbrelo en nuestro análisis.
Cartel MossPlay

Su historia nos habla sobre una joven roedora llamada Quill, que sueña con ir más allá de los confines de su somnolienta comunidad. Para hacer su sueño realidad, una antigua magia despierta la conexión entre ella y el jugador, que pasará a tomar su control a lo largo del juego. Ahora, un mal distante se está extendiendo y los ratones se han visto exiliados, por lo quedebemos responder a la llamada y embarcarnos en un increíble viaje lleno de mitos y magia para recuperar su hogar y acabar con dicho mal.

Toda esta trama está contada como si de un cuento se tratara, con una voz en off que nos la narra a la perfección. Cuenta con escenarios individuales que simulan ser las páginas de un libro, con el característico sonido de una página al pasar de uno a otro, y nunca se hace aburrida, siendo recomendable para cualquier tipo de jugador por la simpatía que derrocha. Eso sí, el juego está completamente en inglés, aunque no creemos que sea demasiado necesario comprender el idioma para avanzar.

Moss es un título de acción, aventuras y puzles de realidad virtual que se desarrolla desde una perspectiva en tercera persona. Aquí manejamos tanto a Quill como al ente que interactúa con ella y su mundo, estando su poder representado por una esfera mágica. Nuestro objetivo es muy simple, ir solucionando los problemas que se nos plantean para hacer que la roedora continúe con su viaje.

Sus mecánicas se dividen en dos partes: una en la que controlamos a Quill libremente, saltando, agarrándonos a los salientes, atacando y esquivando como si de un plataformas se tratara; y otra en la interactuamos con el mundo y sus personajes con la esfera mágica. La mezcla entre ambas nos ha gustado mucho, estando todo cuidado con mucho mimo para que nunca tengamos la sensación de repetición y se maneje a la perfección utilizando el DualShock 4.

Es genial ver que, a pesar de no encontrar demasiados movimientos nuevos a lo largo de la aventura, siempre haya una sensación de progresión al ser sus puzles cada vez más complejos, con una combinación muy inteligente del control sobre la roedora y el mundo del juego. Su dificultad viene dada por los puzles y, sobre todo, por intentar descubrir todos los coleccionables, aunque no esperéis nada demasiado desafiante.

El mundo del juego nos ha encantado. Cada sección está muy cuidada, con zonas ocultas que sólo podremos visualizar moviéndo nuestra cabeza para darnos otra perspectiva del lugar. Esto es esencial para localizar los muchos secretos de los que consta, haciendo que a su vez sea bastante rejugable por intentar hacernos con todos.

La duración es lo que menos nos ha gustado, ya que puede completarse en poco más de cuatro horas. Es algo escaso, sobre todo porque os divertiréis mucho a lo largo del juego y siempre querréis más. Al menos, los coleccionables en forma de pergaminos ocultos alargan un poco más dicha duración, estando algunos de ellos realmente bien escondidos.

Igual de bueno que sus mecánicas jugables es el apartado gráfico. Quill está perfectamente modelada y animada, derrochando carisma por los cuatro costados. Los escenarios, por su parte, son amplios, están muy detallados y gozan de un gran colorido.  Al ser su escala basada en la realidad, veréis pequeños escenarios pensados para la roedora, lo que da la sensación de fragilidad si alzamos la vista. Además, su planteamiento le sienta genial al dispositivo de realidad virtual, no ocasionando ningún tipo de mareo y haciendo que la inmersión sea muy buena.

No hay que olvidar su gran banda sonora y los geniales efectos de sonido, que ayudan a que la inmersión sea aún mayor. Como acompañamiento tenemos la voz de la narradora, que cumple perfectamente su función a pesar de estar únicamente en inglés. Para aquellos que tengan dificultad para seguir sus comentarios, siempre pueden activar los subtítulos.

En definitiva, Moss es un título imprescindible para aquellos que posean el dispositivo PlayStation VR. Sus mecánicas están muy bien planteadas, los puzles son entretenidos y su aspecto es encantador, haciendo que sea recomendable para todo tipo de públicos. Como mayores pegas tenemos el idioma y la duración, aunque al menos esta última se puede ampliar un poco más por sus coleccionables.

Si la mezcla de plataformas, puzles y acción os atrae, no os lo podéis perder esta estupenda aventura.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios