Análisis | Vídeos | 17 SEP 2016

Vídeo análisis de Mount & Blade Warband para consolas

Tags: Xbox One PS4
El aclamado RPG Sandbox Mount & Blade: Warband debuta en PlayStation 4 y Xbox One, llegando en formato físico distribuido por Koch Media y en digital por TaleWorlds. Métete de lleno en esta aventura y descubre sus intensas batallas estratégicas en nuestro análisis.
Cartel Mount & Blade WarbandPlay

Su historia nos lleva hasta la tierra imaginaria de Carladia, en la que nos ponemos en la piel de un aventurero que puede desempeñar distintos roles. Nuestra experiencia varía enormemente dependiendo del rol que juguemos, por lo que no podemos dar una explicación más detallada de la misma. A pesar de parecer algo simple al comienzo, poco a poco se abren nuevas opciones jugables que lo vuelven más interesante y divertido.

Jugablemente estamos ante un título que mezcla la dirección de ejércitos en tiempo real, la gestión del reino y batallas estratégicas, con un gran mundo a nuestra disposición cargado de combates.

Nada más comenzar tenemos tutoriales sobre sus mecánicas jugables, siendo los pueblerinos los encargados de enseñárnoslas. Nos muestran como defendernos, atacar, utilizar diferentes herramientas o incluso a montar a caballo entre otros detalles. Poco después nos toca crear nuestra historia personal para pasar finalmente a darle un nombre al personaje y distribuir los puntos de atributo, habilidades y armas, explorando distintos elementos de la pantalla para aprender cómo afectan a nuestro personaje. Contamos con multitud de opciones a nuestra disposición para personalizar al protagonista, siendo muy completo en este aspecto.

Una de las novedades de Warband es que ahora podemos elegir entre una lista de caravanas que se dirigen hacia los distintos reinos nada más crear al personaje, pudiendo unirnos así a una facción o trabajar para ganarnos su respeto rápidamente. Cada facción tiene sus propias habilidades y atributos, por lo que hay que pensar detenidamente a cual queremos unirnos. También tenemos más a mano los útiles del inventario propios de cada bando, ahorrándonos largos viajes innecesarios.

Al combatir hay que ser muy astutos, mejorando nuestras aptitudes cuanto más las usemos. Hay muchas armas diferentes a utilizar, encontrando desde espadas hasta ballestas que se adaptan al estilo de cada jugador. Éstas se pueden obtener de las tiendas, los escenarios o incluso de los personajes caídos.

Podemos combatir tanto a pie como a caballo dando órdenes a los compañeros que hayamos reclutado para nuestra causa, ya sean voluntarios locales o mercenarios entre otros, teniendo que visitar las tabernas para ello. Las posibilidades de gestión de combate de nuestras tropas también son muy amplias, adaptándonos así  perfectamente a cada situación que se nos presenta. Pasamos de tener un pequeño grupo de aldeanos al comienzo del juego hasta grandes grupos de guerreros si tomamos las decisiones correctas y los entrenamos para el combate. Mantenerlos contentos y con la moral alta es vital para que sean eficaces en batalla y continuen con nuestro grupo, siendo las relaciones que se marcan con estos personajes uno de los puntos fuertes del juego. Por si todo esto fuera poco, ahora podemos contraer matrimonio para que las próximas generaciones  aseguren nuestra herencia.

Asediar, conquistar y reclamar fortalezas hace que nuestro imperio y reputación entre los nobles crezca, obteniendo así más riquezas y efectivos para las batallas. No es un juego lineal, por lo que podéis recorrer su mundo como os plazca y actuar como os venga en gana. Se nos permite incluso hacer prisioneros o robar para conseguir dinero de manera poco limpia, pero hay que tener cuidado, ya que si no actuamos con honor sufrimos las consecuencias de nuestros actos.

Al viajar a lo largo y ancho del mapa sólo vemos al personaje trasladarse, sin ninguna posibilidad de interacción. Pasando a controlarlo cuando llegamos al siguiente destino. Es quizás uno de los puntos más flojos del juego, pero no afecta a sus posibilidades jugables.

El juego cuenta además con un modo multijugador online con batallas hasta para 32 jugadores y varios modos entre los que elegir. Tenemos los Combates a Muerte tanto en solitario como en equipo, las Batallas en Equipo, el Asedio, Lucha y Destruye, Conquista y el clásico Captura la Bandera. Todos son bastante buenos y ofrecen multitud de horas de juego, poniendo a prueba nuestro ingenio, capacidad de reacción y habilidad.

Uno de los mayores atractivos del juego es que ofrece mucha rejugabilidad debido a la multitud de rutas posibles que tiene su historia y a las posibilidades que ofrecen sus combates, asegurando montones de horas de diversión. Es un título que avanza lentamente debido a su componente de RPG, por lo que si buscais acción a raudales puede que no sea de vuestro estilo.

Su apartado gráfico, al igual que pasaba en PC, deja mucho que desear, con personajes poco detallados e inexpresivos, animaciones robóticas y escenarios que distan mucho de lo que se espera en esta generación. Al menos las aldeas parecen tener algo más de vida, rompiendo así con la poca variedad de escenarios en las batallas de campo abierto.

La banda sonora está algo mejor y acompaña bien cada una de las situaciones, aunque se acaba repitiendo en exceso. Los efectos no están mal, pero tampoco destacan. Los personajes no hablan, limitándose a dar gritos mientras combatimos. Sus textos están completamente traducidos al castellano, algo vital si tenemos en cuenta la gran cantidad de ellos que encontramos a lo largo del juego.

Mount & Blade: Warband es un juego que ofrece una experiencia muy completa de gestión económica y militar junto con combates cargados de posibilidades, a lo que hay que sumarle un genial sistema de relaciones que debemos cuidar. Las batallas son algo lentas al comienzo, pero mejora a medida que conseguimos más efectivos. Su duración también es muy extensa, a lo que hay que sumarle los variados modos multijugador.

Su apartado gráfico es lo más decepcionante, siendo más propio de otra generación. Sus melodías acompañan bien la acción, al igual que los efectos, pero quizás se repiten en exceso.

Los amantes de los juegos de rol y estrategia estarán encantados con este título, siempre y cuando no le den importancia a sus gráficos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información