Análisis | Vídeos | 01 SEP 2016

Vídeo análisis de No Man's Sky

Tags: PC PS4
Prepárate para viajar por el universo de No Man´s Sky, un juego de ciencia ficción desarrollado por Hello Games que cuenta con una galaxia infinita que se genera proceduralmente. Descúbrelo junto a nosotros con su análisis.
Cartel No Man´s SkyPlay

Para empezar no es un título que tenga una historia profunda, sólo hay un pequeño trasfondo con ligeros detalles sobre razas alienígenas y los extraños misterios que se suceden, por lo que si buscais un producto con un argumento trabajado éste no es vuestro juego. Nuestro objetivo principal es alcanzar el centro de este universo para descubrir sus secretos.

No Man´s Sky es un título que se centra en la exploración y la supervivencia, teniendo que investigar a fondo los diferentes planetas en busca de recursos con los que crear útiles que nos ayuden en nuestro viaje. Todo lo que vemos puede ser visitado y, como descubridores que somos, ponerle un nombre. A pesar de tener un pequeño componente online estamos ante un juego individual, echando en falta algún tipo de conexión con otros jugadores para intercambiar materiales o descubrimientos.

Cada partida es única, por lo que la experiencia varía entre jugadores desde el primer momento, donde aparecemos en un planeta al azar de su enorme universo. Hay cuatro pilares básicos en los que se centra su jugabilidad: la exploración, la lucha, el comercio y la supervivencia, conociendo todos ellos poco a poco a medida que vamos avanzando en el juego.

Al principio nuestra nave está estropeada, momento en el que nos toca explorar el planeta en busca de recursos. Contamos con una pistola que, además de servirnos para defendernos de determinadas criaturas y unos centinelas que intentan mantener el equilibrio de los ecosistemas, nos permite destruir ciertos elementos para conseguir recursos con los que después podemos comerciar. No hay que abusar de nuestra suerte, siendo al comienzo bastante sencillo derrotar a estos centinelas y al avanzar poneros en más de un aprieto.

La recolección de materiales es fundamental, ya que gracias a los elementos que recogemos podemos mejorar nuestro equipamiento, arreglarlo y conseguir diferentes combustibles, algo esencial a la hora de intentar sobrevivir a las distintas condiciones de cada planeta. Cada material es imprescindible en determinados momentos de la aventura, aunque como es normal hay unos mejores que otros y, si tenemos suerte, podemos aterrizar en un planeta con buenas condiciones atmosféricas para una plácida exploración.

Para facilitar la búsqueda de ciertos materiales, útiles o secretos, contamos con un escáner que investiga el terreno que se encuentra a nuestro alrededor, apareciendo señales que nos indican el tipo de objeto que son. También contamos con otro que nos permite identificar plantas o seres vivos que amplían nuestro conocimiento sobre su universo.

Nuestra nave necesita combustible para poder viajar, pudiendo incluso realizar un hipersalto para acercarnos un poco más hasta el centro de la galaxia, aunque requiere grandes cantidades del mismo. Estos viajes pueden resultar bastante largos, encontrando pequeños indicadores con el tiempo que nos lleva llegar hasta ese lugar en concreto dependiendo de la velocidad a la que vamos. También hay batallas espaciales bastante llamativas que funcionan mejor que las que hay a pie.

Tanto nuestro exotraje como la nave tienen una cantidad de espacios limitados – que podemos ampliar - en los que colocar objetos y mejoras, por lo que no podemos ir recogiendo todo lo que veamos sin pensarlo detenidamente. Al menos podemos pasarlos de un lado al otro sin necesidad de estar cerca de la nave.

A lo largo del juego encontramos bases y estaciones espaciales en las que podemos  descansar y conocer a otras formas de vida alienígena, ofreciéndonos acertijos y nuevos planos tecnológicos que nos permiten fabricar útiles para la aventura. Estos planos también se encuentran repartidos por los planetas, por lo que nos toca investigar a fondo cada uno de ellos, aunque cuidado, ya que algunos tienen un tamaño descomunal, llevando montones de horas explorarlos a pie. Además de todo esto encontramos terminales con puzles que podemos repetir una y otra vez hasta completarlos sin miedo a fallar.

Los alienígenas tiene su propio idioma, lo que nos obliga a viajar por los mundos en busca de unos grabados que poco a poco nos ofrecen nuevas palabras con las que conocerlo. Es por ello que al principio nos tenemos que guiar por sus gestos, sabiendo así las intenciones de cada uno de ellos.

Conseguir dinero no es difícil, pero requiere de mucha paciencia. En cada planeta o sistema se aplica una economía, lo que nos permite conseguir más dinero en unos que en otros y con mayor facilidad. Es por ello que recomendamos sacar el mayor provecho posible a los lugares que den mucho dinero a cambio de materiales sencillos de conseguir. El descubrir nuevos planetas, criaturas o sistemas – entre otros-, también nos reporta dinero, aunque no es el método más aconsejable para obtenerlo.

Su apartado gráfico nos ha gustado bastante, más por sus coloridos diseños que por lo técnico. Al generarse proceduralmente, hay planetas variados pero que pueden resultar algo genéricos con el paso de las horas. Nos hubiera gustado que la perspectiva del personaje fuera un pelín más alta, ya que en determinadas ocasiones partes del terreno tapan nuestra visión. También hay pequeños detalles mejorables, como la carga de elementos del escenario cuando volamos con nuestra nave – algo perdonable si tenemos en cuenta el tamaño de su universo-, ciertas texturas o las físicas, quedando flotando piedras cuando destruimos su base.

La banda sonora es adaptativa, un punto muy a favor y que concuerda a la perfección con el estilo de juego. Dependiendo de los eventos que sucedan en pantalla, esta cambia junto con los efectos de sonido, haciendo que el conjunto sea muy bueno. Todos los textos están traducidos al castellano, contando también con doblaje en el mismo idioma para las escasas voces que oimos en el juego.

No Man´s Sky no es un producto que podamos recomendar a todo el mundo, ya que se centra en la exploración, el descubrimiento y, sobre todo, en la recolección. Es algo que repetimos una y otra vez, aunque la sensación de progresión es muy satisfactoria cuantas más horas le echamos. El hecho de que su universo se genere proceduralmente nos asegura infinitas horas de diversión, siendo algo que también puede jugar en su contra.

Gracias a su llamativa paleta de colores se consigue un aspecto gráfico muy atractivo a pesar de sus fallos técnicos, pero no hay que olvidar que ha sido creado por un equipo indie de poco personal. La banda sonora adaptativa y sus efectos nos han gustado mucho.

El juego parte de una buena base, siendo muy original y único, pero puede volverse algo aún mayor si aciertan con determinados añadidos mediante futuras actualizaciones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información