Análisis | Vídeos | 01 AGO 2018

Vídeo análisis de Octopath Traveler

Tags: Switch
Ocho viajeros y sus respectivas historias os esperan en Octopath Traveler, el nuevo juego de los productores de Bravely Default para Nintendo Switch.
Cartel Octopath TravelerPlay

Octopath Traveler es un RPG de corte clásico con un apartado gráfico muy original que mezcla elementos tridimensionales con otros en 2D, todo siempre conservando el estilo pixelado de antaño pero añadiendo efectos actuales que hacen que se sienta único. Las batallas, en sumayoría, son aleatorias y se desarrollan por turnos, aunque la mejor parte se la lleva su línea argumental, que nos permite conocer a ocho protagonistas diferentes y recorrer libremente el mundo de Orsterra.

Nada más comenzar se nos da a elegir entre uno de los ocho viajeros: Alfyn el boticario, Cyrus el erudito, H’aanit la cazadora, Olberic el guerrero, Ophilia la clérigo, Primrose la bailarina, Therion el ladrón o Tressa la mercader. Cada uno de ellos cuenta con su propia historia, talento y objetivos a cumplir, decidiendo nosotros si queremos avanzar en solitario o bien reclutar a otros personajes que nos ayuden con nuestra misión. Como es lógico, cuanto mayor y más equilibrado sea nuestro grupo, más sencillo resulta avanzar, pero siempre hay que tener en cuenta que al viajero elegido no podemos sacarlo del grupo hasta completar su argumento.

Las tramas son totalmente independientes unas de otras, no encontrando conexiones que al final nos lleven hasta una mayor historia conjunta. Esto hace que el grupo se sienta poco unido y forzado, con conversaciones que en muchas ocasiones no llevan a nada. Como punto positivo diremos que las individuales son muy interesantes y están perfectamente narradas, no encontrando cambios por el grupo que llevemos. Aún con sus fallos de inconexión, siguen siendo perfectamente disfrutables por su temática adulta, así que nos os preocupéis en este sentido.

Sus mecánicas son bastante básicas, si bien incorpora algunas novedades que lo vuelven más interesante. Aquí movemos a nuestros personajes libremente por el mundo, utilizando las habilidades propias de cada protagonista para interactuar con el entorno de formas únicas y muy originales. Es una de las cosas que más nos han gustado, ya que nos ayuda a desbloquear nuevas rutas, conseguir objetos o información entre otros usos.

Al caminar fuera de las ciudades tienen lugar los combates aleatorios, desarrollándose estos por turnos y mostrándose en la parte superior el turno de los personajes. Cada enemigo tiene una debilidad que nos toca aprovechar para causarle más daño o bien aturdirlo para dejarlo fuera de juego durante algún turno, si bien la novedad más interesante viene dada por los puntos de impulso. Con ellos vamos consiguiendo unas esferas en cada turno que podemos invertir en mejorar una habilidad ofensiva o defensiva para ese turno. Como es lógico, cuantos más invertimos, mayor es su efecto, suponiendo todo ello un toque estratégico muy interesante. Tampoco queremos olvidarnos de las habilidades especiales de cada personaje, las cuales ofrecen aún más oportunidades tácticas.

Tan importante como las habilidades únicas de los héroes es su equipamiento, ya que os permitirán descubrir las debilidades de los enemigos y, a la vez, defendernos de sus ofensivas. En su mayoría se consigue comprándolo en las tiendas, pero también encontraréis algunas piezas en cofres ocultos.

Como en cualquier buen juego de rol, si conseguimos la victoria obtenemos puntos de experiencia con los que podemos subir de nivel, dinero y puntos de trabajo que nos permiten desbloquear nuevas habilidades para cada personaje. Además, al aprender cierta cantidad de habilidades podéis desbloquear otras de apoyo a equipar. Llegado el momento podréis incluso desbloquear nuevas clases y sus respectivas habilidades para otros personajes.

El mundo es variado y bastante grande, si bien nos ha decepcionado un poco en cuanto a contenidos. Más allá de las ciudades sólo encontramos caminos con tesoros escondidos en cada rincón, así como pequeñas mazmorras de las que esperábamos algo más. En general, todas son pequeñas y no tardaréis demasiado en recorrerlas. Es cierto que este estilo le sienta genial a las partidas rápidas, pero esperábamos algo más profundo tratándose de un juego de rol.

Contamos con un mapamundi que nos permite consultar la ruta hacia nuestro próximo destino, apareciendo éste siempre marcado en verde. Lo mejor es que podemos viajar con total libertad hasta las poblaciones que hayamos desbloqueado con el viaje rápido sin importar donde nos encontremos. Gracias a ello podemos comprar objetos, armas y armaduras en sus tiendas o bien descansar en las posadas, siendo muy útil para viajar de un punto a otro del mapa en un instante.

La duración de la aventura ronda las 50 horas, tiempo al que hay que sumarle las diversas tareas y mazmorras opcionales que encontraréis a lo largo de la aventura. Esto hace que se amplíe enormemente, si bien esperábamos algo más de variedad en su desarrollo. Lo que más nos ha gustado ha sido lo bien ajustada que está la dificultad, siendo lo suficientemente desafiante a medida que avanzamos y sin la necesidad de pararnos demasiado para subir de nivel.

Su apartado gráfico es uno de los elementos más destacados de la aventura, con una combinación de elementos tridimensionales con sprites y efectos de calidad para simular el estilo de los juegos clásicos pero a su vez sintiéndose actual. Todo ello, sumado a la gran dirección artística, hace que en su conjunto sea espectacular y que entre rápidamente por los ojos, algo que sabrán apreciar los seguidores del género.

El sonoro no podía ser menos, con una banda sonora maravillosa que sabe transmitir las emociones que buscan en cada momento, voces en inglés o japonés de gran calidad y textos en castellano que han sido perfectamente traducidos e interpretados.

Octopath Traveler, como conclusión, nos ha encantado a pesar de sus pequeños defectos. Los combates son muy adictivos, el sistema de progresión está muy cuidado y el estilo gráfico utilizado es muy original, ofreciendo muchas horas de juego para mantenernos enganchados. Además, al tratarse de un RPG hace que sea muy apropiado para la consola, pudiendo disfrutar del juego en cualquier momento y lugar.

Un título que disfrutarán mucho los seguidores de los JRPGs clásicos, con una dificultad bien ajustada y mucha diversión a través de ocho personajes bien diferenciados.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios