Análisis | Vídeos | 28 JUN 2018

Vídeo análisis de One Piece Pirate Warriors 3 Deluxe Edition

Tags: Switch
Vive una aventura llena de acción en One Piece: Pirate Warriors 3 – Deluxe Edition, que llega ahora a Nintendo Switch para poder vivir las aventuras de los Sombrero de Paja en cualquier parte.
Cartel One Piece Pirate Warriors 3 Deluxe EditionPlay

One Piece: Pirate Warriors 3 – Deluxe Edition es un juego de acción de estilo musou, con escenarios enormes a explorar y secretos por descubrir. Aquí manejaréis a montones de personajes de la franquicia, ya sean aliados o enemigos, cada uno con sus propios movimientos yhabilidades para hacer que se sientan únicos. Esta versión incluye el juego base junto con más de 40 contenidos descargables entre los que se encuentran multitud de trajes secundarios y misiones para el Diario de Sueños, así como la posibilidad de jugar en cooperativo utilizando los Joy-Con.

Su historia es la misma que hemos podido disfrutar a lo largo del manga y el anime, conociendo los origenes de la banda de Sombrero de Paja desde la partida de Luffy en Villa Foosha hasta el enfrentamiento contra Donquixote Doflamingo en el reino de Dressrosa. Aquí haremos poco a poco nuevos aliados para ir afrontando los peligros que nos esperan a lo largo de nuestro viaje, con el fin último de convertirnos en el Rey de los Piratas.

Todo está perfectamente contado y es muy fiel, por lo que podréis disfrutar de ella sin necesidad de conocer ningún detalle sobre la franquicia. Esta modalidad, llamada Diario de Leyendas, cuenta tanto con viñetas que nos dan montones de detalles como con escenas muy vistosas que le aportan un toque de espectacularidad, haciendo así las delicias de los aficionados. Además, si cumplimos ciertos objetivos desencadenamos Eventos del Tesoro que aportan más información.

En cuanto a mecánicas, tenemos dos botones de ataque cuya combinación da lugar a diferentes movimientos, una esquiva, la posibilidad de fijar a los líderes enemigos y la de recargar un ataque para que resulte más poderoso. Junto a ello hay un medidor que nos permite desatar las habilidades más potentes de cada personaje, marcando la cantidad de barras que gastamos el poder de las mismas. Después tenemos el Frenesí Kizuna, con el que invocar hasta a cuatro aliados para que luchen a nuestro lado y así lanzar poderosos ataques combinados llamados Kizuna Drive. Si hay varios compañeros entre los que elegir, podemos cambiar entre ellos rápidamente con el pad direccional. Al activar el Frenesí Kizuna los enemigos dejan caer mejores recompensas, por lo que recomendamos usarlo en zonas pobladas.

Al igual que pasaba en anteriores versiones, los enemigos son bastante repetitivos, aunque varían un poco su diseño entre capítulos y añaden más elementos con los que atacarnos. A esto tampoco ayuda su inteligencia artificial, no ofreciendo ningún reto y embistiendo sin plantear ningún desafío en cualquiera de sus dificultades. Al menos esto cambia un poco con los jefes, cuyos patrones están más trabajados y resultan muy vistosos, si bien tampoco os plantearán un gran reto. Hay otros de un mayor tamaño que cambian un poco la tónica de la aventura para darle variedad a su desarrollo.

Como es habitual, al derrotar enemigos conseguimos experiencia con la que nuestros personajes suben de nivel y mejoran sus estadísticas generales. Para hacer que no sea tan pesado aumentarlos por el gran elenco de personajes, hay una tienda que nos permite subirlos a cambio de Beris, marcando el límite el mayor que hayamos conseguido con un personaje.

Por otro lado, al avanzar por los niveles y cumplir objetivos conseguimos monedas que podemos invertir en mejorar ciertos parámetros. A esto se le suma el Crecimiento de Leyenda, una serie de nueve retos por cada nivel que, al completarlos, nos permiten conseguir las monedas con mayor rareza. Al luchar junto a nuestros aliados también mejoramos poco a poco nuestro nivel de aliado, lo que nos permite conseguir extras especiales según aumenta.

Junto al modo Diario de Leyendas tenemos el Diario Libre que, como viene siendo habitual en los juegos de este género, nos permite rejugar niveles de la historia pero con cualquiera de los personajes que hayamos desbloqueado. Por otro lado está el Diario de Sueños, una serie de desafíos alternativos donde, al elegir un personaje, recorremos islas para cumplir objetivos y así desbloquear nuevos personajes, monedas y otros extras que no se podrían conseguir de otra forma.

Por último tenemos la Galería, donde podemos conocer un poco mejor a los personajes, ciertos términos, ver eventos, escuchar música, consultar los tesoros conseguidos, visualizar a los personajes y revisar la leyenda. Eso sí, antes tendréis que desbloquearlos avanzando en la aventura y comprándolos en la tienda.

La duración del juego es tremendamente extensa, sobre todo si queremos conseguir a todos los personajes, sus vestimentas, descubrir toda la historia y completar todas las tareas secundarias. A ello hay que sumarle las otras modalidades de juego, los extras a comprar en la tienda y el modo cooperativo, que en esta ocasión nos permite jugar a pantalla partida utilizando los Joy-Con.

El apartado gráfico es bastante bueno, donde destaca por encima de todo el estupendo modelado y las animaciones de los personajes principales. Los escenarios están basados en lugares bien conocidos por los seguidores de la franquicia, si bien a veces se sienten poco detallados y un tanto planos, dando la sensación de estar algo vacíos. Los efectos, por su parte, son bastante buenos y llamativos, siendo los ataques especiales los más vistosos. La cantidad de enemigos es muy amplia, pero lo mejor es que el juego apenas sufre bajadas de fotogramas, funcionando a 1080p y 60fps en modo televisión y 720p y 30fps en el portátil. Esto no ocurre en el cooperativo, donde las bajadas son mucho más notables.

En el sonoro temos buenas melodías que ambientan bien los combates, si bien no son las mismas que podemos escuchar en el anime. Los efectos están conseguidos, pero lo mejor es que incluye el doblaje original en japonés, siendo este de una calidad sublime. Por si fuera poco, los textos del juego están en completo castellano para no perdernos ningún detalle.

One Piece: Pirate Warriors 3 – Deluxe Edition es, en definitva, la versión más completa del juego, incluyendo el juego base y todos los contenidos descargables que se lanzaron en su momento, siendo lo mejor poder disfrutar del juego ahora en cualquier parte. Es muy divertido, gracias sobre todo a sus frenétcos combates y a unos geniales controles. Lo malo es que sus misiones a la larga se vuelven un tanto repetitivas y que no ofrece un gran desafío, pero lo compensa con su variedad de personajes y duración.

Un título que hará las delicias de los aficionados y que permite a aquellos que no la conozcan descubrir la estupenda historia que hay tras la tripulación de los Sombrero de Paja.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios