Análisis | Vídeos | 23 SEP 2016

Vídeo análisis de Phoenix Wright: Ace Attorney - Spirit of Justice

La esperada sexta entrega de la saga, llega con nuevos casos y misterios por resolver, estando de nuevo protagonizada por el abogado más famoso del mundo de los videojuegos. Conoce todas sus novedades con nuestro análisis.
Phoenix Wright Ace Attorney Spirit of JusticePlay

Su historia lleva a Phoenix Wright hasta un nuevo lugar, un tribunal ubicado en el Reino de Khura’in, origen de la Técnica de Canalización Kurain, donde el destino de todos los acusados se decide en misteriosas sesiones de espiritismo. Por otro lado tenemos al abogado defensor Apollo Justice, que afronta sus propios retos encargándose de la Wright Anything Agency en un caso con implicaciones explosivas. A ellos dos se les unen un elenco de viejos amigos y adversarios en su lucha por que se haga justicia.

Este argumento está muy cuidado y cuenta con multitud de detalles interesantes, hilando a la perfección los sucesos acaecidos en el Reino de Khura’in con los de la oficina en Japón, teniendo que manejar también a Apollo Justice y Athena Cykes. Eso sí, os avisamos de que tarda bastante en arrancar.

Al igual que con el resto de la saga, estamos ante una novela visual con toques de aventura gráfica en la que nos toca investigar a fondo los escenarios del crimen, interrogar a los testigos y seguir minuciosamente su argumento para intentar que los juicios se decanten a nuestro favor y así salvar al cliente.

No podemos avanzar sin conseguir todas las pruebas, lo que nos obliga a tomarnos la investigación con detenimiento, aunque contamos con muchas ayudas que facilitan la tarea. Por desgracia, estas secciones resultan demasiado lentas y podemos pasar aquí varias horas sin que el argumento avance, encontrando montones de conversaciones de relleno que no aportan nada interesante.

Lo mejor de todo recae en los juicios, en los que observamos como se desarrolla todo hasta que nos toca interrogar a los testigos o a los acusados, teniendo que prestar mucha atención a sus declaraciones para intentar encontrar detalles que se contradigan con las pruebas que hemos obtenido. Hay que ser muy precisos con estos momentos, ya que si nos los saltamos podemos perder el juicio, siendo éste el único elemento que le da algo de dificultad al juego. En ocasiones incluso nos toca presionar al personal que declara para intentar sacarles más información, algo crucial para encontrar determinadas contradicciones.

Estos juicios resultan más amenos y divertidos gracias a un ritmo mejor medido, con montones de interrogatorios, preguntas y teorías, a lo que hay que sumarle los típicos minijuegos heredados de anteriores entregas. La mayor novedad es que ahora podemos ver los últimos momentos de vida de las víctimas, teniendo que contradecir a la sacerdotisa cuando no se corresponde con la realidad. En determinados momentos los testimonios resultan muy ambiguos y sabemos exactamente que prueba debemos usar, pero nos toca esperar al momento que el juego estima oportuno para presentarla, algo que queda un poco mal y molesta. Por suerte, estas situaciones no se dan muy a menudo.

Su apartado gráfico nos ha gustado mucho, con modelados tridimensionales para personajes y escenarios creados con la técnica del cell-shading para simular a la perfección el estilo de dibujos animados que buscan. Las animaciones y expresiones están muy trabajadas, al igual que las localizaciones, que están cargadas de detalles en cada rincón, siendo lo mejor de todo sus coloridos diseños. El 3D funciona muy bien y es una delicia para la vista.

La banda sonora sigue el estilo de la saga, con melodías que acompañan bien a la aventura y dan ese toque de epicidad en los momentos necesarios. Los efectos también son muy parecidos a los del resto de la franquicia, encontrando además voces en inglés con una buena interpretación por parte de los actores de doblaje. Lo peor de todo es que sus textos nos vuelven a llegar completamente en inglés, algo muy a tener en cuenta debido a la gran cantidad de ellos que encontraréis a lo largo del juego.

Phoenix Wright: Ace Attorney – Spirit of Justice conserva los elementos que más gustan a los seguidores de la franquicia, con una historia entretenida cargada de diálogos llenos de humor, casos complejos y una jugabilidad simple pero que engancha gracias a su diversidad. Las novedades son bastante escasas, echando en falta algo más de riesgo en este sentido. Tampoco nos ha gustado el ritmo del juego en determinados momentos, pero no es algo que moleste demasiado.

Tanto el apartado gráfico como el sonoro cumplen con creces, destacando sobre todo los geniales diseños de personajes y escenarios.

Un título que no defraudará a los amantes de la saga, aunque el idioma y que se lance en formato digital puede echar para atrás a muchos jugadores.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información