Análisis | Vídeos | 26 NOV 2015

Vídeo análisis de Rodea the Sky Soldier

Bandai Namco y NIS America nos traen Rodea the Sky Soldier para Nintendo 3DS y Wii U, una nueva aventura que nos lleva a surcar los cielos.
Rodea the Sky SoldierPlay

Su historia comienza mil años atrás, donde el Emperador Geardo del Imperio Naga envió un ejército de soldados mecanizados a invadir el reino del cielo de Garuda. Gracias a los esfuerzos de la Princesa Cecilia y Rodea, un soldado mecanizado que prometió proteger a Garuda, el asalto del Emperador Geardo fue frustrado.

En la actualidad, una inventora llamada Ion descubre un robot abandonado que ha caído en el corazón de un desierto abrasador. Al terminar sus reparaciones, el robot vuelve a la vida y revela ser ni más ni menos que Rodea. Confundido al encontrarse en el futuro, Rodea se entera de que el Imperio Naga no existe y que Garuda estuvo en paz durante 1.000 años.

Pero esta paz no estaba destinada a durar, porque las fuerzas de Naga han vuelto a declarar la guerra contra Garuda. Al recordar la promesa que hizo hace 1.000 años, Rodea surca los cielos para defender Garuda del Imperio Naga una vez más.

Jugablemente estamos ante una aventura de acción y plataformas en el que atravesamos el reino aéreo de Garuda mientras resolvemos puzles y acabamos con los enemigos. Gracias a un dispositivo que manipula la gravedad Rodea puede volar, aunque necesita de energía Gravitón para su funcionamiento, por lo que si se gasta caeremos al suelo. Para rellenarlo necesitamos recoger cristales Gravitón destruyendo ciertos objetos de los escenarios. Además de rellenar el medidor, los cristales nos sirven como guía para alcanzar rápidamente nuestro objetivo.

Con el botón A saltamos y, si lo pulsamos de nuevo, entramos en el modo vuelo, disminuyendo lentamente el medidor de energía dentro del puntero mientras nos mantenemos en el aire. Con el botón B atacamos y con el Y ascendemos, sirviendo el stick analógico izquierdo para desplazar al personaje y el derecho para apuntar.

Además de poder volar directamente hasta un objetivo, las capacidades de vuelo de Rodea le permiten moverse entre los obstáculos, ascender, descender, flotar y atacar. Sus habilidades le permiten pegarse a las paredes y realizar un ataque rápido a gran velocidad, aunque poco a poco consigue nuevo equipamiento y habilidades.

Es una pena que este sistema de control no funcione bien, siendo bastante mejor el del título original de Wii que utilizaba el sensor de movimientos del Wiimote.

Al final de cada zona nos esperan colosales guardianes mecánicos, siendo de un tamaño muy superior al de nuestro protagonista y haciendo que los ataques normales no sean efectivos contra ellos. Aquí nos toca localizar sus puntos débiles para aprovechar dicha ventaja y destruirlos. Junto a ellos se encuentran otros soldados humanos robotizados, llevando un equipo mejorado y actualizado que pone a prueba nuestra destreza.

Cuando derrotamos enemigos, registramos los escenarios y finalizamos niveles obtenemos piezas mecánicas que podemos utilizar para mejorar las funciones de Rodea. Esto nos permite aumentar su velocidad, poder de ataque, aprender habilidades de vuelo y mucho más, siendo en este aspecto muy personalizable y adaptándose a nuestro estilo de juego. Ciertas piezas son muy raras y difíciles de encontrar, aunque pueden resultar muy útiles.

A medida que avanzamos vamos desbloqueando nuevas localizaciones en el mapa, pudiendo rejugar los niveles completados en cualquier momento para conseguir materiales. Este lugar nos sirve como menú, encontrando varias opciones a nuestra disposición.

Su apartado gráfico deja mucho que desear, notándose demasiado sus orígenes de Wii. Los personajes son muy poligonales, con animaciones muy robóticas y poco detallados. Los escenarios cuentan con mucho popping, no siendo éstos nada del otro mundo y deberían no exigir demasiado al sistema. También encontramos ralentizaciones que rompen el ritmo del juego y efectos simples que no sacan todo el potencial de Wii U.

Su banda sonora está bastante bien, con temas que ambientan a la perfección la aventura. Los efectos están conseguidos y son variados, siendo uno de los aspectos más destacados del juego. Además contamos con selector de voces tanto en inglés como en japonés, gustándonos más este último. Por desgracia, y como suele ser habitual, nos llega completamente subtitulado en inglés.

La versión física del juego además incluye el juego de Wii y carátula reversible, haciendo las delicias de los fans.

En conclusión, Rodea the Sky Soldier es un título que en un principio puede llamar mucho la atención por la gran propuesta que ofrece y por contar con el creador de sagas emblemáticas como Sonic the Hedgehog y Nights Into Dreams entre sus filas, Yuji Naka. Es una pena que se vea lastrado por un sistema de control poco depurado y que os costará dominar, no llegando a acostumbrarnos del todo en ningún momento.

Su apartado técnico también deja mucho que desear, teniendo algo más de calidad el sonoro con una buena banda sonora y un estupendo doblaje en japonés, con unos efectos bastante conseguidos.

Un título que podría haber dado más de sí con un presupuesto que les hubiera permitido retocar los controles y sus gráficos, estando algo obsoleto.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información