Análisis | Vídeos | 19 ABR 2017

Vídeo análisis de Shiness The Lightning Kingdom

Tags: PC Xbox One PS4
Desarrollado por el estudio Enigami y distribuido por Focus Home Interactive nos llega Shiness: The Lightning Kingdom, un juego de rol y acción que nos lleva a través de un universo cautivador que está condenado a la destrucción. Hoy os hablamos de este juego en nuestro análisis.
Cartel Shiness The Lightning Kingdom 2Play

Su historia nos lleva hasta un planeta llamado Mahera, donde muchas especies vivían juntas en armonía. Todos estaban unidos por una energía espiritual, fuente de vida y progreso, llamada Shi. A medida que las civilaciones prosperaban, el Shi comenzó a menguar, lo que eventualmente llevó hasta una devastadora guerra. La tormenta de violencia desatada por los seres se hizo imparable. La verde hierba de los valles estaba cubierta de cenizas y la lluvia se convirtió repentinamente en lágrimas de un recuerdo del terror que sufría el planeta  por el maltrato que le daban sus propios hijos. El vínculo omnipresente que los Shi alguna vez pudieron mantener fracasó, provocando así que el núcleo del planeta – su corazón – se derrumbara. Los Crackles aparecieron por todo el mundo y luego, en una gigantesca explosión, Mahera se convirtió en una nube de suciedad y rayos luminosos, dividiéndose las civilizaciones en islas celestiales conocidas como meteoras.

Según la leyenda existe una meteora que nadie ha hayado: las Tierras de la Vida, un lugar donde humanos, shelks y wakis podrían vivir juntos, conociendo el camino para llegar hasta esas tierras sagradas los espíritus de la naturaleza, los shiness. Controlando a Chado y a sus compañeros nos toca viajar por las Islas Celestiales a bordo de un barco volador. Tras un aterrizaje forzoso en tierra hostil nos vemos atrapados en una batalla de poder entre varios reinos. Chado podría resolver la situación gracias a un shiness que sólo él puede ver, comenzando así nuestro viaje.

El argumento nos ha parecido interesante a pesar de caer en algunos tópicos, estando bien llevado y con personajes bastante carismáticos. Lo que más nos ha gustado es que podemos tomar ciertas decisiones que alteran el transcurso de esta historia, aunque no son demasiado notables.

Shiness: The Lightning Kingdom es un RPG de acción con un inmersivo mundo cargado de zonas de plataformeo y  puzles que, según vamos resolviendo, nos permiten el acceso a nuevas zonas. A nuestra disposición tenemos cinco personajes, cada uno con su propia afinidad a los elementos Shi (agua, fuego, aire y tierra).

Al explorar los escenarios descubrimos zonas que en principio parecen inaccesibles, pero que tenemos que volver a visitar una vez hayamos conseguido la habilidad adecuada. Chado, el protagonista, puede invocar una roca en su espalda que puede lanzar, dejar o ser usada como peso.  Poky, el ingeniero mecánico, utiliza su habilidad para manipular e influir en corrientes eléctricas y reparar máquinas. Kayenne, un psíquico, utiliza la telequinesis para mover artilugios distantes, activar herramientas o paralizar enemigos en combate. Rosalya puede invocar fuego, iluminando cualquier lugar oscuro, además de abrir caminos, detectar trampas y revelar enemigos y animales invisibles. Por último tenemos a Askel, que con su látigo puede coger objetos de otros y objetos que de otra manera serían inalcanzables. No olvidéis que sólo podemos llevar a tres personajes de manera simultánea, que sus habilidades mejoran a medida que avanzamos y que ciertos lugares requieren la combinación de algunos en concreto si queremos progresar en el juego. Los puzles resultan algo simples al comienzo de la aventura, pero según avanzamos van ganando en complejidad y hacen que sean mucho más divertidos. En cierto momento de la aventura, además, podemos conseguir monturas para viajar con más rapidez.

Los enemigos son visibles en todo momento por los escenarios, y nosotros decidimos si queremos entrar en combate con ellos. Si conseguimos sorprenderlos comenzamos con una pequeña ventaja, sucediendo lo contrario si nos pillan a nosotros. Al conectar con ellos vemos una pantalla de transición que nos lleva hasta la batalla, con una zona de combate limitada por una barrera. No importa cuantos personajes llevemos en nuestro grupo o enemigos haya, ya que sólo son de uno contra uno y el resto aparecerán según vayan acabando con ellos. Hay que tener cuidado, ya que las trampas que encontramos durante la exploración también aparecen en las peleas y pueden dañar.

La variedad de enemigos que encontraréis a lo largo del juego es bastante alta, con movimientos, habilidades y debilidades que deberéis aprender si queréis alcanzar la victoria. Pero sin duda, donde de verdad destaca es en los jefes, que cuentan con diversos patrones de ataque y cuyo tamaño a veces abruma.

Este sistema de combate es muy dinámico, combinando habilidades mágicas y físicas para acabar con los enemigos. También son muy importantes las esquivas, bloqueos y contraataques, aunque para utilizar estos últimos tenemos que gastar porciones de una especie de barra de resistencia que limita dichas acciones. Si este indicador está lleno podemos activar el modo hiper, que permite lanzar un devastador ataque tras acertar un QTE.

Aquí podemos recibir el apoyo de nuestros compañeros con diferentes ayudas o bien cambiar en cualquier momento con ellos para aprovechar sus habilidades. Tenemos una cantidad de shi limitada que podemos gastar cuando queramos, se puede cargar para potenciarlo y si queremos recuperarlo nos toca absorberlo de la barrera cuando sea del mismo color que el shi que necesitamos. También existe la posibilidad de recargarlo al visitar los puntos de guardado, que además rellena la vitalidad de los personajes.

De vez en cuando hemos encontrado algunos fallos en este sistema, como huecos en los escenarios que hacían que los enemigos desaparecieran momentaneamente o que se situaran en lugares altos a los que no podíamos llegar, pero en general funciona bastante bien y esperamos que en un futuro sean arreglados mediante actualizaciones.

Al ganar combates conseguimos experiencia con la que subir de nivel y mejorar nuestras estadísticas generales, pero para aprender nuevas técnicas tenemos que localizar los pergaminos que están ocultos  por los escenarios. Por otro lado tenemos los pergaminos Shi, con los que aprender hechizos de ataque o defensa, que puede mejorar su poder según la afinidad elemental del personaje. Lo último que tenemos son los hiperpergaminos, que nos permiten aprender golpes definitivos que podemos lanzar en determinados momentos. Cuando equipamos estos pergaminos, los personajes poco a poco aprenden sus habilidades, y una vez dominados podemos quitarlos para poder utilizar otros mientras conservamos lo aprendido.

Como siempre, el equipamiento que llevan nuestros personajes es muy importante, dividiéndose éste en partes para la cabeza, manos, cintura o pies. Podemos conseguirlo de los “cofres” que encontramos por los escenarios, comprarlo o utilizar los materiales que conseguimos al derrotar enemigos y atrapar los animales que vemos por los escenarios. Por cierto, si a estos animales los pillamos desprevenidos obtenemos mejores premios.

Por otro lado tenemos los momentos de plataformeo donde saltar con precisión es muy importante, ya que si caemos desde una gran altura perdemos vitalidad. Es una pena que estos saltos no funcionen demasiado bien, haciendo que en ocasiones caer en el lugar deseado sea bastante complicado.

En cuanto a duración estamos ante un título extenso, más si queremos descubrir todos los secretos que oculta su mundo y realizar las tareas secundarias. Una curiosidad es que existe un manga - en el que se basa este juego – que ofrece pistas para encontrar ciertos lugares ocultos y desvelar más contenido.

Gráficamente no está nada mal, con entornos detallados, diseños llamativos, buenos efectos y un estilo cell-shading muy colorido que le sienta realmente bien. Hay detalles mejorables como ciertas texturas planas, ralentizaciones puntuales o algo de popping, pero en general cumple con creces. Además cuenta con escenas representadas como si de un cómic se tratara, siendo éstas de bastante calidad.

La banda sonora nos ha gustado mucho, con melodías que se adaptan a la perfección a cada momento que vivimos en la aventura, ya sea exploración, combates o zonas que requieren algo de sigilo. Los efectos de sonido también son bastante buenos, al igual que el doblaje en inglés utilizado en determinadas situaciones. La mayor parte de la aventura estaremos leyendo textos y, por suerte, nos llegan completamente en castellano.

Shiness: The Lightning Kingdom es una buena combinación de exploración, plataformeo, puzles y combates que se desarrollan en tiempo real, con una historia un tanto simple pero entretenida. Nos hubiera gustado que sus controles estuvieran un poco más pulidos, sobre todo a la hora de saltar y combatir, aunque la personalización de las habilidades y equipamiento nos ha gustado mucho. Además es un título tremendamente extenso, con montones de secretos a descubrir.

Gracias a sus coloridos y llamativos diseños es un juego que se hace muy llevadero a pesar de sus pequeños fallos, por lo que si os gustan los RPG con combates divertidos y puzles entretenidos, estáis ante una opción de compra muy interesante.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información