Análisis | Vídeos | 05 MAY 2016

Vídeo análisis de Star Fox Guard, un juego que llega junto a Star Fox Zero

Tags: Wii U
Nintendo lanza junto con Star Fox Zero un spin-off llamado Star Fox Guard, donde tenemos que defender nuestra base de los robots intrusos. Descubre en nuestro análisis su funcionamiento, características y principales detalles.
Star Fox GuardPlay

Estamos ante un juego de acción con elementos de estrategia y puzles. Nos sitúa en medio de unas instalaciones laberínticas en cuyo núcleo se encuentra un frágil generador que nos toca defender a toda costa si no queremos que la partida acabe. Es por ello que Slippy Toad, el sobrino de Grippy y afamado miembro del equipo Star Fox, ha ideado un plan.

Ha creado una sofisticada red de vigilancia que consta de doce cámaras de seguridad dotadas de armamento y que disponen de una gran maniobrabilidad, conociéndose este sistema como AegisCam. En la pantalla del televisor se nos muestran las imágenes que captan las cámaras de seguridad, mientras que con el GamePad tomamos el control de cada una de ellas para apuntar y acabar con los invasores antes de que alcancen su objetivo. En la pantalla táctil tenemos un mapa preciso de las instalaciones con la situación de las cámaras y un radar que revela la posición de los robots que han atravesado el perímetro.

Antes de comenzar la batalla nos toca colocar las cámaras y su orientación, intentando cubrir todos los ángulos posibles para que no se nos escape ningún enemigo. Para que esta tarea sea más sencilla, nos muestran a modo de ayuda por donde vendrán y su número. Una buena planificación es fundamental para conseguir posteriormente la victoria, aunque podemos reposicionarlas durante la partida y ajustar su ángulo de visión sin necesidad de controlarlas.

Los enemigos se dividen en dos grupos: los robots ofensivos y los robots agitadores. Los ofensivos se dedican a destruir, yendo directos al generador si no los detenemos, por lo que acabar con ellos es prioritario. Los agitadores, por otra parte, tratan de distraernos interfiriendo con el sistema de AegisCam de muchas formas, como robando cámaras o destruyéndolas. Esto hace que poco a poco el sistema deje de funcionar, provocando el caos y despejando el paso a los robots ofensivos.

Dichos robots son muy variados, encontrando más de 25 tipos a los que hacer frente. Cada uno tiene unas determinadas cualidades y patrones de movimientos que debemos aprender si queremos acabar con ellos, siendo muy complejos en este sentido. Junto a ellos encontramos a poderosos jefes finales, que son los más difíciles de derrotar y cuentan con pequeños puntos débiles que debemos localizar.

Cuando completamos una misión aparece el Recobot, que se encarga de recoger el valioso metal que han dejado los enemigos caídos. La cantidad que recoja depende de varios factores, tales como el número de robots que hemos derrotado o su capacidad, obteniendo puntos extra al ganar por aniquilación o salvando nuestro generador al límite. Todo el metal que recojamos nos permite subir de nivel para desbloquear nuevos tipos de armas y misiones adicionales entre otros extras. Estas misiones extra cuentan con reglas especiales, enemigos diferentes y nuevas habilidades, dándole algo de variedad al desarrollo y evitando que caiga en la monotonía.

Los amiibo también son compatibles con Star Fox Guard, utilizando a Fox o a Falco para solicitar un ataque aéreo, aunque sólo pueden ser utilizados una vez al día.

Al avanzar en el juego desbloqueamos unos modos multijugador online que nos permiten crear y compartir patrones de enemigos haciendo que los combates sean más personales. Al crear dichas misiones recibiremos un ID único que podemos compartir para que jugadores de todo el mundo las prueben. Por si fuera poco incluye unos emblemas para personalizar nuestro perfil online, consiguiéndose estos al completar ciertos objetivos en las misiones.

Su apartado gráfico es demasiado simple, con enemigos poco detallados y escenarios muy básicos, pero con una paleta de colores bastante viva. Al menos los jefes finales le añaden algo de espectacularidad, teniendo buenos efectos para los ataques.

Las melodías tampoco están al nivel del nuevo título principal de la saga, con temas simples en los que destacan algunos clásicos de la franquicia. El doblaje en castellano es bastante bueno y los efectos también están conseguidos.

Star Fox Guard nos ha gustado más de lo que esperábamos para tratarse de un juego secundario. Su jugabilidad es simple e intuitiva, hay bastante variedad de misiones y muchos secretos a conseguir. Es cierto que a la larga puede resultar repetitivo, pero en general está cuidado. El añadido de poder crear nuestras propias misiones y compartirlas le da mucha vida al juego.

Aunque el apartado gráfico es muy mejorable, gracias a sus simpáticos y coloridos diseños se hacen más llevaderos. En el sonoro encontramos melodías simples, un doblaje muy bueno y efectos cuidados.

Si os gustan los tower-defense en Star Fox Guard encontraréis un título muy completo para el precio al que se ha lanzado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información