Análisis | Vídeos | 05 MAY 2016

Vídeo análisis de Star Fox Zero para Wii U, la nueva entrega de la legendaria saga

Tags: Wii U
¿Estás preparado para detener a un malvado imperio que amenaza al universo? Star Fox ya se encuentra disponible para Wii U, y en nuestro análisis os contamos sus principales virtudes y características.
Star Fox ZeroPlay

Su historia se remonta hasta el equipo Star Fox original formado por James McCloud, Pigma Dengar y Peppy Hare, que fueron enviados a una misión en el planeta Venom, donde un científico malvado, Andross, fue exiliado unos años antes. Tras llegar al planeta, Pigma traicionó al equipo y, aunque Peppy pudo escapar, nunca se supo de la suerte de James. Ahora Andross ha vuelto, y su temible ejército avanza con rapidez a través de la galaxia, por lo que el General Pepper pide auxilio al nuevo equipo de Star Fox, liderado por el hijo de James McCloud, Fox McCloud, para salvar de una vez por todas al sistema Lylat y acabar con la amenaza de Andross.

Star Fox Zero es un título cargado de acción en el que utilizamos tanto el GamePad de Wii U como el televisor para ofrecer una perspectiva única de la acción. Mientras que en la pantalla tenemos una visión cinematográfica de nuestros vehículos y de la acción que nos rodea, desde la pantalla táctil de GamePad tenemos una visión de la cabina con una mirilla que nos permite apuntar con precisión utilizando el giroscopio del mando, aunque quizás no sea del agrado de los jugadores más tradicionales. Si no queremos recibir daños nos toca realizar toneles y rizos, así como utilizar el turbo, siendo esenciales para evitar la muerte. Para poner a prueba todos estos movimientos y los diferentes vehículos de la flota contamos con el Entrenamiento, aprendiendo nuevos trucos y desbloqueando nuevas pruebas y desafíos a medida que avanzamos.

Cada nivel se divide en diferentes fases, teniendo éstas sus propios objetivos. En el Modo Fijo avanzamos durante el combate atravesando y esquivando obstáculos, aunque también existe el Modo Abierto con el que movernos libremente por el nivel mientras participamos en emocionantes escaramuzas.

Una de las grandes novedades es que ahora nuestros vehículos pueden transformarse. El Arwing, por ejemplo, puede variar su forma hasta convertirse en el ágil Walker, usando sus alas como patas para explorar espacios pequeños por tierra, mientras que el Landmaster, un vehículo de asalto que puede flotar brevemente y rodar lateralmente para esquivar los ataques enemigos, puede transformarse en el Gravmaster, un jet acorazado que es más ágil y capaz de lanzar misiles dirigidos desde lo alto, todo ello mientras nos dure su barra de turbo.

Para los niveles de sigilo, que son más pausados, contamos con la nave Gyrowing, que compensa su lentitud con maniobrabilidad. Esta nave puede desplegar un robot llamado Direct-i con el que recolectar objetos y acceder a los sistemas de los ordenadores enemigos para abrir nuevas rutas.

Los jefes finales consiguen aumentar la tensión del juego. Estos suelen tener un tamaño descomunal, muchas fases en las que varían su patrón de ataques y una dificultad por encima del resto del juego. Hay varias formas de acabar con ellos, no limitándonos a buscar un único punto débil.

Todos estos lugares esconden diversos objetos y coleccionables, teniendo que revisitarlos para descubrir bifurcaciones en las rutas y formas alternativas de movernos por ellas. Hay cinco medallas ocultas en cada nivel y conseguirlas desbloquea grandes recompensas. Si recogemos tres aros especiales ganamos una medalla, intercambiando además monedas de plata por ellas. De vez en cuando encontramos teleportadores que nos llevan hasta otro planeta donde se necesita nuestra ayuda, pudiendo encontrar incluso a jefes secretos que ponen a prueba toda nuestra destreza a los mandos de nuestro vehículos.

El título puede jugarse tanto solo como en cooperativo, donde uno de los jugadores pilota la nave en el televisor y el otro apunta y dispara con la visión de la cabina del GamePad, sumando puntos para intentar conseguir la máxima puntuación.

Junto al modo Historia tenemos otros modos que se desbloquean a medida que avanzamos. Además de los mencionados desafíos de entrenamiento tenemos el Modo Arcade, en el que hay que conseguir la mayor puntuación y completar en el menor tiempo posible la aventura principal.

Las figuras amiibo también son compatibles con el juego, desbloqueando el de Fox el Arwing Retro, inspirado en los diseños del Star Fox original y con el ocurren ciertas sorpresas, y el de Falco el Arwing Negro, una frágil pero veloz nave que aumenta considerablemente la dificultad del juego.

Aunque en principio  pueda parecer un título algo corto, pudiendo completar la historia principal en unas tres horas, gracias a la multitud de secretos que esconde esta duración se ve altamente ampliada, ofreciendo mucha rejugabilidad. La dificultad está muy bien ajustada y si queremos llegar hasta el final no encontraremos demasiados problemas, pero si lo que buscamos es descubrir todos los secretos preparaos para retos aún mayores.

Su apartado gráfico nos ha sorprendido gratamente ya que, a pesar de no ser un portento técnico, el ofrecer dos puntos de vista de la acción, montones de enemigos en pantalla, enormes jefes y efectos llamativos se consigue un resultado general bastante bueno. Sus diseños son muy característicos de la saga, proporcionándole así mucha identidad. El juego funciona con mucha fluidez a unos 60 fotogramas por segundo, aunque hemos encontrado pequeñas caídas que no entorpecen su jugabilidad.

En el sonoro encontramos melodías soberbias que mezclan tanto temas clásicos orquestados como otros nuevos de gran calidad, dando un toque de epicidad y emoción a nuestro viaje. Las voces nos llegan completamente en castellano, sonando estas por el altavoz del mando, con efectos de sonido de gran calidad.

Star Fox Zero recupera la esencia de la saga con batallas frenéticas, grandes jefes, niveles variados, muchos secretos por descubrir y una gran rejugabilidad. Nos hubiera gustado que su historia principal fuera algo más larga, pero gracias a las múltiples rutas ocultas se disimula un poco. Su sistema de control quizás no agrade a los jugadores más tradicionales, pero cuando nos hacemos a ellos funcionan realmente bien.

Gráficamente es mejorable en algunos aspectos, aunque su fluidez, efectos, frenetismo y diseños dan un buen resultado final. El sonoro es simplemente espectacular.

La franquicia Star Fox regresa con una entrega a la altura de lo esperado, por lo que si sois fieles seguidores de la misma no dudéis en haceros con él.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información