Análisis | Vídeos | 08 JUL 2016

Vídeo análisis de Star Ocean: Integrity and Faithlessness

Tags: PS4
La célebre saga de rol del estudio Tri-Ace y Square Enix, que mezcla rol fantástico con ciencia ficción, regresa en Star Ocean: Integrity and Faithlessness para PlayStation 4, distribuido en España por Koch Media. Analizamos el juego para comentaros sus principales características y detalles.
Star Ocean Integrity and FaithlessnessPlay

La célebre saga de rol del estudio tri-Ace y Square Enix, que mezcla rol fantástico con ciencia ficción, regresa en Star Ocean: Integrity and Faithlessness para PlayStation 4, distribuido en España por Koch Media. Analizamos el juego para comentaros sus principales características y detalles.

Narra los acontecimientos entre la segunda y la tercera entrega de la saga (The Second Story y Till the End of Time), transcurriendo en el año 537, siglos después de que la humanidad abandonase la Tierra en busca de un nuevo hogar. Aquí la federación pangaláctica está a punto de alcanzar su misión: la paz y el orden en toda la galaxia. No obstante, la llama del conflicto vuelve a encenderse en el planeta Faykreed, a seis mil años luz de distancia de la Tierra, siendo el vibrante reino de Resulia amenazado por una serie de bestias malditas y un perverso grupo de bandidos conocido como Eitalon. La conmoción que se extiende por Resulia lleva a Fidel y a sus amigos a embarcarse en un viaje para devolver el equilibrio a esta nación en la que en su día reinaba la paz y la prosperidad.

Star Ocean: Integrity and Faithlessness es un juego de rol y acción en que exploramos un amplio mundo dividido en secciones con pequeñas cargas entre ellas, donde las luchas contra los enemigos comienzan de inmediato, sin ningún tipo de espera.

Esta nueva mecánica de combate nos obliga a responder con rapidez y de forma estratégica, encontrando tres acciones para escoger: Ataques Débiles, que son movimientos marciales rápidos y sencillos que anulan los ataques fuertes pero causan menos daños y son fáciles de bloquear por la defensa; los Ataques Fuertes, lentos pero poderosos y eficaces contra las defensas aunque los débiles pueden contrarrestarlos; y la Defensa, con la que reducimos el daño de los ataques débiles pero no podemos bloquear los fuertes. Si pulsamos el botón de defensa tras repeler con éxito un ataque débil podemos contraatacar. Todas estas acciones están relacionadas y predecir los movimientos del adversario es esencial si queremos  acabar con él de manera eficiente. Podemos fijar a los enemigos y cambiar de objetivos con L2 y R2.

Para realizar los movimientos especiales solo tenemos que apretar cualquiera de los dos botones de ataque, pudiendo equipar hasta cuatro que varían dependiendo de si estamos cerca o lejos del enemigo. También contamos con un medidor que aparece a la derecha de la pantalla con el que podemos realizar poderosos ataques especiales capaces de derribar a varios enemigos a la vez.

Al ganar los combates obtenemos experiencia con la que subir de nivel y aumentar las estadísticas generales de cada personaje, dinero, cristales SP y diversos objetos muy útiles para la aventura.

En esta ocasión podemos llevar un enorme grupo de hasta siete personajes simultáneamente de los cuales manejamos a uno, aunque podemos cambiar rápidamente entre ellos pulsando los botones direccionales hacia la derecha o izquierda, siendo Relia la única de nuestro grupo a la que no controlamos. Cada uno tiene su rol en batalla, con la posibilidad de aprender otros nuevos al desbloquearlos cuando estén disponibles gastando cristales SP y mejorarlos para aumentar sus capacidades y conseguir más.

El mayor fallo de este sistema de combate está en la escasa inteligencia artificial de nuestros compañeros, colocándose estos en lugares en los que no deberían y gastando innecesariamente algunos recursos. Debido además al gran número de personajes que llegan a mostrarse en pantalla y a la multitud de efectos gráficos en ocasiones todo puede resultar algo confuso y caótico.

Hay una gran variedad de mecánicas jugables, como la creación de objetos a base de recetas, la sintesis para obtener un mejor equipamiento o el sistema de Acciones Privadas, con el que podemos saber más sobre los personajes y del que dependerá el final del juego, haciendo que sea un título muy rejugable. Para conseguir recursos podemos recolectarlos mediante la agricultura, la pesca o la minería entre muchos otros, mejorando estas aptitudes y aprendiendo otras nuevas utilizando los cristales SP.

También tienen lugar de vez en cuando batallas espaciales, aunque pensamos que podían estar bastante mejor aprovechadas.

El título tiene una duración de unas treinta horas, a lo que hay que sumarle la gran cantidad de misiones secundarias disponibles, encontrando bastante variedad - como derrotar a ciertos enemigos o entregar unos objetos al solicitante. Sus escenarios son bastante amplios y cuentan con diversas bifurcaciones y tesoros escondidos en ellos, por lo que recomendamos explorarlos a fondo.

Su apartado gráfico nos ha gustado bastante, con escenarios amplios, variados y con multitud de efectos que los hacen aún más llamativos, como una excelente iluminación y transición entre el día y la noche. Los personajes conservan el estilo anime visto en la saga, estando bien modelados y animados, aunque las expresiones no están tan logradas. Funciona a 1080p y a 60 fotogramas por segundo con algunas caídas puntuales.

La banda sonora es muy variada y de calidad, pero nos hubiera gustado que en determinadas zonas no se abusara tanto de algunos temas, haciendo que se vuelvan algo repetitivas con el tiempo. Los efectos no están nada mal y van acompañados de unas voces en inglés o japonés muy bien interpretadas, siendo mejores las originales japonesas. En esta ocasión los textos nos llegan completamente en inglés, aunque no hay que ser un experto para conseguir avanzar en el juego.

Star Ocean: Integrity and Faithlessness nos ofrece una historia entretenida, escenarios amplios cargados de secretos, un sistema de progresión muy interesante y montones de tareas a realizar que aseguran muchas horas de juego. El sistema de combate funciona bastante bien, aunque la escasa inteligencia artificial de nuestros compañeros, al igual que otros pequeños detalles, puede estropear la experiencia.

En lo técnico destaca la calidad de sus escenarios, encontrando mucha variedad y efectos conseguidos. Los personajes no están nada mal, pero mejoraríamos sus expresiones. El sonoro cumple con creces.

Un título que a pesar de sus defectos asegura montones de horas de diversión, siempre y cuando el idioma no sea un obstáculo para vosotros.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información