Análisis | Vídeos | 01 JUN 2018

Vídeo análisis de SteamWorld Dig 2

Tags: PC PS4 Switch
Una nueva aventura minera os espera en SteamWorld Dig 2, la secuela del aclamado juego de Image&Form Games que hoy ocupa nuestro análisis.
Cartel SteamWorld Dig 2Play

SteamWorld Dig 2 es un título que mezcla acción, puzles, exploración y plataformas de manera muy ingeniosa y efectiva. Secuela del exitoso juego independiente SteamWorld Dig, que fuelanzado por primera vez para Nintendo 3DS en 2013 y después dio el salto a otras plataformas, nos toca viajar por misteriosos lugares llenos de peligros y tesoros, combatir criaturas y mejorar nuestro equipamiento para tener acceso a nuevas zonas.

Su historia esta vez se centra en Dorothy McCrank, una joven robot cuya misión consiste en encontrar al protagonista del anterior juego, Rusty. Durante su viaje descubre además que una antigua ciudad comercial está teniendo problemas con unos misteriosos terremotos, por lo que nos tocará sumergirnos en las profundidades para saber de donde provienen y a la vez intentar localizar a Rusty.

Como ya ocurriera con el título original, el argumento no es uno de los puntos más destacados de la aventura. Encontraréis siempre mucho humor y personajes bastante carismáticos, pero al final todo se basa en una mera escusa para adentrarnos en el subsuelo. Nos ha gustado, eso sí, la posibilidad de poder activar una pequeña ayuda que siempre nos indica donde se encuentra el siguiente objetivo, aunque para los más puristas es algo opcional.

Las mecánicas funcionan a la perfección, con un botón para picar y otro para saltar que nos permite escalar paredes. Puede parecer muy simple, pero pronto conseguimos nuevas herramientas que amplían sus posibilidades, como una linterna que mejora nuestra visión y que nos obliga a volver a la superficie para recargarla, un martillo neumático para derribar paredes de mayor dureza o un gancho con el que aferrarnos a ciertos lugares entre muchos otros. Todo está muy bien pensado y, para que no podamos abusar del uso de ciertos artefactos, contamos con tanques de agua que limitan algunas acciones.

Gracias a ello se consigue una gran sensación de progresión, teniendo que volver a zonas ya visitadas en un futuro para descubrir más secretos y lugares a los que antes no teniamos acceso. A esto también ayuda el genial diseño de los escenarios, que cuentan con múltiples rutas y atajos perfectamente estudiados para que podamos viajar rápidamente entre ellos y así ir mejorando poco a poco a Dot.

El espacio en nuestro inventario es limitado, así que nos toca volver constantemente a la ciudad para cambiar las gemas conseguidas por dinero que podemos invertir en mejorar nuestras herramientas en la ciudad. Al actualizar los útiles, como novedad, ahora podemos utilizar unos engranajes que obtenemos a lo largo del viaje para activar ciertas propiedades extras, tales como que los coleccionables brillen más o aumentar el alcance de la linterna. Además se pueden cambiar en cualquier momento de unos a otros, ofreciendo una gran libertad a la hora de desarrollar nuevas habilidades.

Los enemigos son bastante variados y os tocará estudiar sus movimientos y capacidades para encontrar la mejor forma de acabar con ellos siin recibir daño. Nos ha gustado mucho que algunos tengan un papel fundamental a la hora de resolver los puzles, haciendo que se sientan naturales dentro de su mundo. Pero lo mejor es que también encontraréis jefes algo más desafiantes que le aportan algo de variedad a la monotonía de excavar para avanzar y conseguir más tesoros.

Al derrotarlos conseguiréis experiencia que hace que la protagonista aumente poco a poco de nivel y aumente así su número de corazones. Esto es muy útil, ya que según avanzamos el número de enemigos y su poder aumenta, siendo también muy peligrosas las trampas de cada zona. Si nuestro personaje muere perdemos todas las joyas obtenidas - aunque es cierto que hay algunas habilidades que podemos activar para reducir el número -, volviendo entonces hasta la ciudad principal. Pero no os preocupéis, gracias a los atajos y a un detallado mapa volveréis rápidamente hasta el lugar donde os encontrabais.

En cuanto a duración, la aventura principal puede completarse en unas ocho horas, tiempo al que hay que sumarle todas las tareas secundarias o los montones de secretos ocultos por su mundo que nos invitan a investigarlo todo a fondo. Hay ciertas tareas que pueden hacerse un tanto repetitivas si tienen lugar en la misma zona, pero no es algo que empañe el gran resultado final.

El apartado gráfico sigue siendo muy similar al del juego original, con diseños 2D muy cuidados y efectos que hacen que se sienta actual, aunque hay una mayor cantidad de detalles que hacen que sea mucho más vistoso. Lo que más nos ha gustado es su ambientación, que por su temática nos hace pensar que a la larga será muy repetitivo. Pero nada más lejos de la realidad, ya que encontraréis multitud de localizaciones que van desde ciudades, cuevas, zonas de agua, lava u otras muchas que os sorprenderán.

La banda sonora tampoco está nada mal, con temas que acompañan a la perfección cada una de las situaciones que vivimos en el juego pero quedando en un segundo plano para no tomar protagonismo. Los efectos están muy cuidados, siendo lo mejor, sin duda alguna, que sus textos nos llegan en completo castellano, así que no tendréis problemas para comprender las mecánicas, seguir el argumento o las pistas que dan el resto de personajes.

En definitiva, SteamWorld Dig 2 se muestra muy conservador en cuanto a mecánicas, pero ha refinado las partes de exploración, acción, puzles y los elementos de RPG para hacer que la experiencia sea más satisfactoria. Nos ha gustado mucho la libertad que ofrece a la hora de explorar su mundo, obligándonos a volver en un futuro a zonas ya visitadas para acceder a nuevos lugares o resolver puzles que en su momento parecían imposibles.

Un título que, a poco que le déis una oportunidad, engancha y hace que paséis horas excavando para intentar descubrir todos los secretos que oculta.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios