Análisis | Vídeos | 13 ABR 2016

Vídeo análisis de Stranger of Sword City para PS Vita

Tags: PS Vita
El esperado RPG de mazmorras Stranger of Sword City, de los creadores de Demon Gaze, llega a Europa distribuido por NIS America.
Stranger of Sword CityPlay

Su historia nos lleva hasta un avión que sufre un accidente tras atravesar un misterioso portal. Aquí somo el único superviviente, despertando en un territorio desconocido y bajo unas constelanciones que no nos son familiares. Estamos en Escario, la ciudad de la espada, donde no tardan en nombrarnos el Elegido. Nuestra labor aquí es defender la ciudad, elegir a nuestros aliados con inteligencia y recorrer el lugar en busca de un camino que nos lleve hasta nuestro hogar.

Nada más comenzar nos toca crear a nuestro personaje seleccionando su sexo, apariencia, edad, nombre, voz y talento. Tenemos cinco razas (Humano, Elfo, Enano, Migmy o Ney) y ocho clases (Luchador, Caballero, Samurai, Hechicero, Clérigo, Explorador, Ninja o Bailarín) entre las que elegir. La edad influye en la jugabilidad, ya que cuanto mayores somos más puntos de bonificación obtenemos, pero también serán menores los puntos de vida y, por lo tanto, más propensos a “desaparecer”. Estos puntos de bonificación sirven para ajustar las estadísticas básicas de los personajes, pudiendo cambiarlos tantas veces como queramos hasta quedar satisfechos. Podemos registrar hasta 16 personajes que, aunque no estén en el equipo principal, pueden ganar experiencia a través del entrenamiento.

Jugablemente estamos ante un RPG de mazmorras que se desarrolla desde una perspectiva en primera persona, desplazando a nuestro personaje libremente por un escenario que se divide en casillas. Contamos con un mapa que se dibuja automáticamente a medida que nos desplazamos, lo que nos ayuda a encontrar rápidamente los lugares que no hayamos visitado. Los escenarios esconden montones de secretos que podemos localizar investigando la zona, aunque hay que tener cuidado, ya que están cargados de trampas.

Las batallas se desarrollan de forma aleatoria, a escepción de las que aparecen marcadas en el mapa o al activar la habilidad Ocultación, y por turnos, con las típicas opciones de ataque, defensa, habilidades, hechizos y objetos, y con la novedad de las habilidades Divinas, que sólo pueden ser utilizadas por los líderes de cada grupo. Que algunos personajes puedan atacar está determinado por su clase, armamento y colocación en el campo de batalla, por lo que un buen orden es esencial para combatir. Al ganar combates ganamos experiencia que nos permite subir de nivel y, así, mejorar las estadísticas de los personajes y aprender nuevas habilidades.

Las habilidades Divinas son un poder especial que sirve como recompensa para cada uno de los representantes de las facciones. Dependiendo de a quien le demos los Cristales de Sangre, recibimos diferentes habilidades que podemos activar usando el Medidor de Moral. Para poder usarlas necesitamos activarlas en un árbol de habilidades y se dividen en tres facciones: Marilith, que incrementa el rango de supervivencia, Riu, con las que balanceamos nuestras habilidades, y Alm, mejorando nuestros poderes mágicos.

Hay monstruos de tipo linaje que sólo pueden ser aniquilados al hacernos con los Cristales de Sangre que se encuentran en su interior y sólo los elegidos pueden realizar esta acción. Estos están en la lista de Linajes Buscados, recopilando información cuando los encontramos en los laberintos, y es posible que tengamos que activar una misión especial para que aparezcan.

Gastando nuestro Medidor de Moral en determinadas zonas en el laberinto podemos activar “Ocultación”. Nuestro medidor disminuye en gran medida si usamos esta habilidad en el mismo lugar repetidamente. Cuando activamos la habilidad aparecen monstruos que siempre tienen tesoros. Podemos ver que tipo de objetos hay en las cofres del tesoro, por lo que podemos coger el que queramos. Se puede usar hasta cinco veces, pero, cuanto más lo usamos, mayor es la posibilidad de ser emboscados por el enemigo. Para conseguir el tesoro tenemos que derrotar al enemigo que lo tenga en un determinado número de turnos, aunque podría ser una trampa explosiva, por lo que siempre hay que mantener la guardia. Ciertos enemigos de linaje sólo aparecen utilizando esta habilidad.

Hay un enemigo que es difícil de encontrar llamado Mumic con el que podemos conseguir objetos únicos, pero cuidado, ya que es muy poderoso y tiene el poder de regenerarse. También tenemos la opción de hablar con él para que nos entregue uno. Aunque los objetos únicos sólo pueden encontrarse una vez en todo el juego, si alimentamos a Mumic podemos obtenerlo de nuevo, siendo mejor éste dependiendo de nuestro nivel.

Contamos con una base de operaciones que se divide en varias zonas donde guardar y cargar la partida, visitar la Base para gestionar, curar o revivir a nuestro equipo, la Sala de Líderes para registrar, gestionar y cambiar los trabajos de los miembros del grupo, y la Tienda, donde compramos y vendemos objetos o equipamiento.

En la Sala de Líderes podemos cambiar de clase hasta cinco veces, reduciéndose entonces su nivel hasta la mitad. Por otro lado, si hemos aprendido una determinada habilidad con la clase anterior prevalecerá con la nueva. Estas habilidades ocupan ranuras, aumentando el límite cuando subimos de nivel.

Además de las misiones principales encontramos otras secundarias, aumentando éstas mucho la duración del juego junto con los montones de secretos que hay escondidos por los escenarios.

Para añadir algo de competitividad se han añadido rankings, con más de 40 categorías a nuestra disposición. Esto permite competir con otros jugadores por alcanzar los puestos más altos en categorías como el progreso de mejora de objetos raros o el tiempo que hayamos tardado en completar los niveles.

Su apartado gráfico no está nada mal, con escenarios amplios y detallados, buenos efectos de iluminación y reflejos en determinadas superficies. Los personajes y enemigos están representados mediante ilustraciones y no cuentan con ningún tipo de animación, aunque son de gran calidad. Como curiosidad existe la posibilidad de elegir entre dos estilos visuales, siendo uno más realista que otro pero conservando ambos el estilo visto en los mangas.

La banda sonora tiene buenos temas, algunos realmente llamativos como el del menú principal, y el doblaje en japonés goza de una gran calidad. Los efectos también están conseguidos. Como suele ser habitual nos llega completamente en inglés, siendo realmente necesario entenderlo para avanzar en la historia.

Stranger of Sword City es un juego muy completo, con una gran cantidad de opciones para personalizar nuestro grupo, combates estratégicos en los que influye la posición del equipo y montones de secretos ocultos en cada rincón. Aunque no innove demasiado respecto a otros rpgs de mazmorras, coge lo mejor de ellos para hacer que sea muy divertido. Su historia es, quizás, demasiado simple, aunque al menos es bastante extenso.

Aunque en lo técnico no es un título que destaque, sus diseños son buenísimos, estando por encima de todo los personajes y criaturas. El sonoro es muy bueno, con melodías y efectos logrados y unas voces bien interpretadas.

La exploración, su duración y los estratégicos combates hacen que Stranger of Sword City se convierta en una gran opción para todos aquellos a los que les gusten los RPGs de mazmorras.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información