Análisis | Vídeos | 16 MAR 2018

Vídeo análisis de Sword Art Online: Fatal Bullet

Tags: PC Xbox One PS4
Un nuevo mundo MMO os espera en Sword Art Online: Fatal Bullet, la nueva entrega de la franquicia que da un giro radical a sus mecánicas para centrarse en los tiroteos. Hoy os hablamos de él en nuestro análisis.
Cartel Sword Art Online - Fatal BulletPlay

La historia del juego nos habla sobre Gun Gale Online, un nuevo MMORPG de realidad virtual que se centra en armas de fuego y mantiene enganchado a todos los jugadores. Aquí empezamos a realizar misiones, siendo los primeros en completar una de gran importancia involuntariamenteque nos vuelve muy populares. Esto hace que poco a poco vayamos conociendo a nuevos personajes que se irán uniendo a nuestro equipo y que la trama se complique.

El argumento se cruza con los sucesos vistos en Sword Art Online II en una parte avanzada de la aventura y ha sido ligeramente modificado para que se adapte bien al guión del juego. Es cierto que hasta que no llegamos a este momento apenas se gana nuestro interés, con montones de diálogos un tanto prescindibles y opciones en las conversaciones que siempre llevan al mismo resultado. Pero tranquilos, al ser supervisado por el creador de la serie Reki Kawahara, llegados a este punto se vuelve mucho más interesante y, en general, esta todo bien contado.

Como primera novedad destacable respecto al resto de la franquicia, veréis que en esta ocasión podemos crearnos a nuestro propio avatar con un potente editor, dejando de lado el protagonismo llevado por Kirito a lo largo de la saga. Esto no quiere decir que no salga en el juego, ya que, como veréis, tiene un papel importante en la avenutra.

Sword Art Online: Fatal Bullet es un RPG de acción centrado en las armas de fuego que simula ser un MMO de realidad virtual, aunque casi siempre jugamos offline. En total podemos llevar hasta cuatro personajes en nuestro grupo y sólo podremos cambiar a sus componentes al viajar hasta la base de SBC Glocken. Para ayudarnos a localizar el siguiente objetivo, las misiones aparecen marcadas en un pequeño minimapa.

Sus mecánicas funcionan muy bien, con controles que resultan bastante intuitivos. Aquí podemos movernos con total libertad, esprintar, agacharnos para utilizar coberturas, saltar, dar un paso rápido, girar la cámara y realizar dos tipos de disparos: uno que apunta automáticamente a los enemigos que entran dentro del encuadre y el modo puntería para ganar más precisión a la hora de disparar, teniendo además que recargar el arma. Comentar también que contamos con un dispositivo llamado UFG que nos permite desplazarnos ágilmente por los escenarios, la posibilidad de llevar hasta dos armas distintas equipadas y hasta cuatro útiles diferentes. Al morir nuestro personaje puede ser resucitado por el resto de sus compañeros, ocurriendo lo mismo al contrario. Eso sí, si todo el grupo cae será enviado a la base SBC Glocken.

Las batallas en este juego resultan muy divertidas, frenéticas y con un tinte estratégico que le sienta realmente bien. Nos invitan a estar constantemente en movimiento para evitar los ataques de los rivales, así como a esquivar una línea que indica que somos un objetivo y la dirección en la que van a disparar.

Como siempre, contamos con habilidades especiales, pudiendo equipar hasta cuatro por cada tipo de arma que llevamos. Éstas se aprenden al cumplir ciertos requisitos y gastar los puntos de habilidad (PE) conseguidos en misiones, obteniendo además puntos de personalización al subir de nivel que podemos utilizar para mejorar las estadísticas de nuestro personaje. La subida de nivel se aplica tanto al protagonista como a su asistente artificial, teniendo cada uno sus propias estadísticas y habilidades.

Tras completar el tutorial nos toca crear a nuestro ArFA-sys (sistema asesor financiero artificial), una inteligencia artificial que nos acompaña durante nuestro viaje para darnos apoyo en combate y gestionar nuestras finanzas y objetos. Tanto nuestro avatar como el ArFA-sys pueden equiparse armas, atuendos y accesorios, encontrando mucha variedad a lo largo de nuestro viaje.

El diseño de los enemigos nos ha gustado y, a pesar de no tener una IA compleja, son bastante desafiantes cuando llegan en gran número. Por desgracia no encontraréis muchos tipos de ellos, repitiéndose una y otra vez a lo largo de toda la aventura. Lo mismo pasa con los jefes, que al menos son más divertidos de combatir al ofrecer patrones de movimientos más complejos.

La variedad de misiones, aunque en un principio puede parecer lo contrario, no es demasiado amplía, haciéndose a la larga un poco repetitivas. Las hay principales, secundarias, de caza, de enemigo único y de tesoro, pero casi todas se centran en acabar con ciertos enemigos o recoger algún objeto.

En cuanto a duración, la aventura principal puede llevarnos unas 40 horas, a lo que hay que sumarle la enorme cantidad de tareas secundarias a realizar que siempre incluyen los juegos de la franquicia. No queremos olvidarnos del online, que cuenta con dos vertientes bien diferenciadas a las que podemos acceder al hablar con las recepcionistas del vestíbulo de la oficina del gobernador: un cooperativo para hasta cuatro jugadores donde realizar misiones exclusivas contra jefes y un competitivo en el que tenemos que conseguir dañar al enemigo más que el rival, ya sea utilizando a nuestro personaje o a uno extraído directamente de la serie en combates de cuatro contra cuatro.

El apartado gráfico está bastante mejor que en anteriores juegos de la saga, pero hay aspectos que se podrían mejorar. Los personajes están bien modelados y animados, aunque durante las conversaciones dejan mucho que desear. En cuanto a las localizaciones, resultan demasiado genéricas y poco vistosas, a lo que hay que sumarle algunas texturas simples. Hemos encontrado además algunas caídas puntuales que no molestan demasiado, siendo más notables cuando exploramos la ciudad.

Lo mismo ocurre con la banda sonora, que si bien concuerda con todo lo que sucede en pantalla y acompaña bien las batallas, no destaca demasiado. Los efectos están algo más logrados, mientras que el doblaje en japonés es el mismo que hemos podido disfrutar en el anime, por lo que no tenemos pegas en este sentido. Sus textos, además, nos llegan en completo castellano para no perdernos ningún detalle.

Sword Art Online: Fatal Bullet es un título con un sistema de combate muy divertido, montones de opciones de personalización y una gran candidad de contenidos que aseguran muchas horas de entretenimiento. En el lado negativo tenemos unos escenarios un tanto genéricos, enemigos que se repiten en exceso, una trama que tarda mucho en arrancar y diálogos que pueden hacerse pesados, aunque nos gusta que esté enlazado con el anime. Lo que menos nos ha gustado, sin duda, son los tiempos de carga entre zonas.

Si dejáis apartados sus defectos, Sword Art Online: Fatal Bullet hará las delicias de los aficionados que busquen diversión en sus mecánicas jugables por encima de todo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios