Análisis | Vídeos | 25 NOV 2016

Vídeo análisis de Sword Art Online Hollow Realization

Tags: PS4
Un nuevo mundo virtual de Sword Art ha surgido, por lo que Kirito y sus compañeros se adentrarán en él para descubrirlo en Sword Art Online: Hollow Realization, la nueva entrega de la afamada saga de Bandai Namco de la que os hablamos en nuestro análisis.
Cartel Sword Art Online Hollow RealizationPlay

Su historia se desarrolla en un nuevo  VRMMORPG conocido como Sword Art: Origin, que ha sido creado en los antiguos servidores de Sword Art Online y ahora resulta “seguro”. Aincrad ha sido sustituida por Ainground, teniendo en esta ocasión un gran mapeado a explorar en lugar de la mazmorra de múltiples pisos. Una vez nos volvemos a encontrar con nuestros compañeros, Kirito conoce a una misteriosa PNJ sin nombre a la que llaman Premiere, por lo que nos toca descubrir quién es exactamente y su proposito en el juego, dándonos cuenta entonces de que éste no es exactamente el mismo del que escapó años atrás.

Las conversaciones que tienen lugar en el juego están creadas mediante ilustraciones ligeramente animadas, con diálogos perfectamente traducidos al castellano. Hay multitud de conversaciones a leer, siendo algunas poco trascendentales para la historia, por lo que se pueden hacer pesadas con el tiempo.

Sword Art Online: Hollow Realization es un RPG que, a diferencia de sus predecesores, se centra más en la acción, teniendo que prestar especial atención a los movimientos de nuestros rivales para evitar sus ataques en el momento preciso e intentar romper sus defensas para aumentar la cadena de combos y causar aún más daños. Nuestro grupo está formado por Kirito - al cual podemos darle el nombre y el aspecto que queramos nada más comenzar el juego - y tres jugadores más a elegir de entre la multitud de personajes de su mundo.

Su mundo, que es bastante grande a pesar de haber perdido la verticalidad de Lost Song, simula ser un MMO, por lo que encontraréis a otros muchos jugadores controlados por la IA luchando contra enemigos o conversando. Esto también implica que la interfaz sea muy parecida a la utilizada en el género, aunque quizás no sea la más adecuada para éste. Acceder a ciertas partes del menú de habilidades u objetos puede ser muy engorroso, si bien es cierto que acabas acostumbrándote. Lo que más nos ha gustado es que esta interfaz es muy personalizable y nos permite colocar las habilidades que usamos frecuentemente más a mano.

Los enemigos son visibles en todo momento por los escenarios, empezando las batallas al atacarlos o recibir daños. Aquí podemos luchar libremente u optar por centrarnos en un objetivo, dándole órdenes a nuestros compañeros según nos convenga. Todo se centra en esquivar los ataques de los rivales - apareciendo una señal en rojo que nos indica los más poderosos y su zona de impacto - para lanzar un contraataque que los deja aturdidos y hacer que aumente la cadena de combos y el daño en consecuencia. Si un compañero utiliza una habilidad que nos viene muy bien y se lo agradecemos, poco a poco pasará a utilizarla más a menudo, fortaleciendo así más la conexión con ellos. Cuando un personaje cae podemos acercanos a revivirlo o viceversa, aunque en ocasiones no es tan sencillo como parece.

Los escenarios cuentan con mucha amplitud, pero al pasar de uno a otro hay pequeñas cargas. Estos lugares están llenos de tesoros - ya sean normales u otros que nos piden encargarnos de ciertos rivales antes de poder abrirlos -, objetos y enemigos. De vez en cuando incluso aparecen zonas con varias criaturas a derrotar en un tiempo límite para obtener jugosas recompensas y otras bestias aún más poderosas, aunque recomendamos no luchar con ellas hasta tener el nivel adecuado.

Pero lo mejor de todo es el nivel de personalización que ofrece el juego, ya sea en la apariencia, en el equipamiento o en las habilidades de los personajes. El protagonista cuenta con un árbol de habilidades dividido en ramas con los distintos tipos de armas que encontraréis en el juego, lo que os permitirá aprender habilidades de cualquiera de ellos gastando los puntos obtenidos al subir de nivel y centraros en la que más os guste. Sus armas también son personalizables y, dependiendo del herrero visitado, sus habilidades y estadísticas varían. A todo ello hay que sumarle otros equipamientos que cambian la apariencia del personaje mientras exploramos y que tienen características únicas para potenciar a Kirito.

Nuestros compañeros también pueden aprender nuevas habilidades, dependiendo estas del carácter del mismo y el afecto que hayamos creado con ellos, aunque no podemos cambiarles nada más. Eso sí, ganan experiencia combatiendo y suben de nivel poco a poco para mejorar sus estadísticas generales. Cada uno se centra en una faceta, ya sea ofensiva o defensiva.

La ciudad principal del juego nos sirve como base. Aquí podemos descansar, cambiar nuestra apariencia o guardar objetos en la posada, entablar relaciones con otros personajes y que así formen parte de nuestro grupo, comprar útiles en las tiendas o aceptar misiones entre otras tareas. Como suele ser habitual, estas misiones son muy numerosas, encontrando multitud de tareas secundarias a realizar. Es una pena que la mayoría se limiten a encontrar determinados objetos o derrotar a ciertos enemigos, pero en general son entretenidas. Desde aquí además podemos teletransportarnos a los distintos lugares de su mundo, aunque para ello antes hay que activar sus respectivos portales viajando por los escenarios.

En cuanto al apartado gráfico encontramos sustanciales mejoras a pesar de estar muy lejos de otros juegos de corte similar. Los escenarios son amplios y cuentan con mucha vegetación, pero al tener una versión para PSVita cuando pasamos de una zona a otra encontramos pequeñas cargas que pueden molestar, a lo que hay que sumarle texturas planas y efectos que en ciertos aspectos podían estar más trabajados. Los personajes están bien modelados y, a pesar de ser algo mejorables, sus animaciones están bastante bien recreadas. La cámara tampoco ayuda, no ofreciendo en determinadas ocasiones la mejor perspectiva de la acción. Lo que más nos ha gustado de todo es su dirección artística, con algunos escenarios realmente vistosos.

Las melodías acompañan bien tanto la exploración como las batallas, aunque no hay temas que destaquen en exceso. Los efectos nos han gustado mucho, siempre acompañados de un estupendo doblaje en japonés. Para no perdernos ningún detalle de su trama ni de las mecánicas jugables, sus textos han sido completamente traducidos al castellano.

Sword Art Online: Hollow Realization cuenta con un sistema de combate entretenido, multitud de misiones y tareas secundarias que aseguran muchas horas de juego y una historia entretenida. Al ser un título de bajo presupuesto hay ciertos aspectos mejorables, como la escasa variedad de misiones, una interfaz poco práctica o una cámara que no siempre ofrece la mejor perspectiva de la acción, pero disfrutaréis mucho con él si le dais una oportunidad.

Técnicamente no está nada mal, pero hay detalles que chocan, sobre todo en la sobremesa. Al menos sus diseños y el apartado sonoro son bastante buenos.

Los seguidores de Sword Art Online disfrutarán mucho con este juego, ofreciendo una gran cantidad de contenido que asegura muchas horas de entretenimiento.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información