Análisis | Vídeos | 01 FEB 2017

Vídeo análisis de Tales of Berseria

Tags: PC PS4
Un oscuro camino te espera en Tales of Berseria, el nuevo juego de la afamada saga de rol japonés que tiene como tema principal la venganza. Conoce a Velvet y lo que se esconde tras este título en nuestro análisis.
Cartel Tales of BerseriaPlay

Su historia nos lleva hasta una vasta tierra de un reino formado por continentes e incontables archipiélagos, donde los habitantes trabajan para progresar en tecnologías de navegación y construcción de barcos y el clima varía de duros inviernos a veranos interminables. En el reino sagrado de Midgand se ha desatado una efermedad que infecta a los humanos y hace que se comporten de forma violenta. Estos seres son conocidos como daemons y, con el fin de erradicar esta epidemia, el imperio contrata a un grupo de exorcistas.

El contagio de Velvet Crowe, nuestra protagonista, se produjo en una terrible tragedia que acabó con todo su pueblo. Allí residía su hermano, lo que despertó en ella esa sed de venganza contra Artorius, el pastor que salvó al mundo de la plaga daemonita al sacrificarlo. Velvet es una daemon que se alimenta de otros daemons, conociéndose este tipo como therion. Tras estar tres años encerrada en una prisión de máxima seguridad, consigue escapar durante un motín para buscar a su objetivo. A su causa se une un grupo de piratas que comparten su odio hacia estos cazadores, comenzando así nuestro viaje.

Este argumento es muy interesante, con decisiones morales y giros inesperados, guardando cierta relación con Tales of Zestiria a pesar de no ser necesario haber jugado a éste para entenderlo. Además, a lo largo de la aventura vamos conociendo más en profundidad al resto del grupo a través de los skits, que a veces aportan datos relevantes para la trama y otros no son nada trascendentales, por lo que pueden hacerse algo pesados. Son opcionales, por lo que vosotros decidís si queréis verlos o no.

Tales of Berseria es un JRPG que se desarrolla desde una perspectiva en tercera persona y tiene lugar en un amplio mundo. Durante la exploración tenemos un mapa en la esquina superior izquierda de la zona en la que nos encontramos, indicándose en él en todo momento las conversaciones importantes que se pueden llevar a cabo mediante un signo de admiración, las diferentes tiendas que podemos visitar, la posada o el siguiente objetivo para avanzar en la historia con una estrella entre otros. Siempre podemos consultar el mapa de la región para facilitar la tarea o ver la misión que nos toca realizar pulsando un simple botón.

Estos escenarios esconden multitud de objetos a recoger representados por un destello blanco y están divididos por zonas, aunque las cargas entre ellas no son demasiado molestas. La mayoría del tiempo estos lugares son bastante estrechos y lineales, aunque también encontraréis alguna zona más abierta. Los escenarios están repletos de tesoros a los que no tenemos acceso en un primer momento, por lo que nos toca esperar a conseguir un misterioso monopatín que nos permite alcanzar lugares lejanos y desplazarnos a mayor rapidez. También es posible mandar nuestro barco de expedición para conseguir jugosos extras, tardando un tiempo en volver. Cada personaje tiene una habilidad especial para la expedición, facilitando mucho la tarea.

Los enemigos son visibles por los escenarios, empezando las batallas al entrar en contacto con ellos. Si los sorprendemos por la espalda ganaremos un alma para tener algo de ventaja, sucediendo lo contrario si nos atrapan a nosotros. Aquí regresa el clásico sistema de combate Linear Motion Battle (llamado aquí Liberation Linear Motion Battle System), que regresa en esta entrega con algunos ajustes y añadidos que, aunque funcionan bastante bien, no arriesgan demasiado y dejan la sensación de pocas novedades. A cada botón le asignamos una serie de combos, determinando las almas del indicador BA (barra de alma) el número de ataques consecutivos que podemos ejecutar. Éstas se rellenan al aturdir, derrotar o causar efectos de estado a los enemigos, coger almas del escenario o tras un periodo de espera entre otros. También podemos defendernos gastando almas o esquivar. Si la barra de alma se agota podemos seguir atacando a cambio de tener una defensa debilitada, haciendo que nos empujen si intentamos defendernos.

La acción se puede pausar en cualquier momento para consultar la información sobre los objetivos y cambiar el seleccionado, apareciendo sobre ellos la cantidad de vitalidad que poseen. Para evitar los ataques de los enemigos podemos desplazarnos libremente por el escenario, lo que nos permite buscar a la vez sus puntos débiles.

Hay artes marciales con diversas habilidades y artes ocultas que amplían el alcance de los ataques y se centran en el daño pero consumen más BA. Éstas se van aprendiendo al subir de nivel o al avanzar en la historia, equipando cada jugador las que más le convengan o se adapten a su estilo de juego. Gastanto un fragmento de BA al tener como mínimo tres es posible activar la habilidad especial de cada personaje, siendo la de Velvet, por ejemplo, la garra de daemon, con la que causa un gran daño y absorve vitalidad. Si además tenemos al menos tres niveles de Barra de Estallido podemos ejecutar artes místicas que realizan grandes combos sin tener en cuenta la barra de BA, añaden un alma y aumentan la tasa de aparición de objetos si derrotamos al rival con dicho movimiento. Cada enemigo tiene una debilidad, y saber aprovecharla puede suponer una gran ventaja en combate.

En estos combates no estamos solos, participan hasta cuatro personajes que pueden ser cambiados por los reservas y así realizar grandes combos. Nosotros decidimos al que queremos manejar mientras que la IA controla al resto, estando todos bien diferenciados en cuanto a roles. También les podemos dar ciertas pautas de actuación desde el menú que nos ayudan en batalla.

Si véis que no podéis ganar, siempre está la opción de huir. Para hacerlo tenemos que ir hasta el borde azul y esperar a que el indicador de escape se llene, algo que no está disponible en los campos de batalla limitados por un borde rojo.

Mientras exploramos los escenarios encontramos almas de gátoz, que están representados por unas esferas transparentes. Los gátoz son unas criaturas que han sido confinadas en cofres especiales que sólo podemos abrir ofreciendo una cantidad específica de almas. Estas criatuas nos dan complementos para vestir a la moda a nuestro grupo, aunque a veces no nos dan nada, lo que supone una decepción por el desembolso.

Para hacer que el juego sea más duradero y darle algo más de variedad a su desarrollo se han añadido varios minijuegos. Estos llegan a través de una criatura que encontraréis a lo largo del viaje, encontrando tareas como el Explotaglobos 2 o Destrucción entre otros. Conseguir el éxito en ellos nos reporta Monedas Tales que podemos gastar en objetos y complementos especiales para el combate. También encontraréis batidas de caza y otros extras, pero lo más interesante es que ha regresado la opción de la cocina, que nos permite crear diversas comidas con efectos beneficiosos para el grupo dependiendo de quien se ponga a ello. Para crearlas nos toca conseguir recetas, estando esparcidas por todo el mundo del juego.

La dificultad del juego no es muy alta a poco que subáis de nivel a los personajes como comprobaréis a lo largo de su historia. Si sois de los  que disfrutais con los retos, encontraréis unas misteriosas islas donde podréis poner a prueba vuestra habilidad al enfrentaros a multitud de daemons poderosos. Estas islas están cargadas de jugosas recompensas, pero no lo tendréis nada fácil.

Su apartado gráfico tiene muchas carencias, como escenarios divididos en zonas con cargas, ciertas texturas planas, dientes de sierra o algo de popping, pero lo compensa con su estupenda dirección artística. Los escenarios están bastante detallados, con una paleta de colores muy viva que hace que sean muy vistosos. Pero lo que de verdad destaca son los diseños de personajes principales, con un modelado bastante bueno y animaciones conseguidas. Mención especial merecen las escenas anime creadas por ufotable, que son simplemente espectaculares.

En el sonoro encontramos melodías creadas por Motoi Sakuraba bastante decentes, así como otras recicladas de Zestiria, que se adaptan a la perfección a cada una de las situaciones que vemos en pantalla, aunque no destacan demasiado. Los efectos están trabajados y las voces nos llegan tanto en inglés como en japonés, siendo mejor las últimas.

Tales of Berseria sigue con la fórmula utilizada en anteriores títulos de la franquicia, pero mejora gracias a una historia muy interesante y personajes carismáticos. Los combates, a pesar de su sencillez, son entretenidos y la duración de la aventura es tremendamente extensa si tenemos en cuenta todas las tareas secundarias a realizar. En el lado negativo tenemos unos escenarios bastante lineales divididos en pequeñas zonas con cargas entre ellos.

Los seguidores de la saga y aquellos que la descubran ahora disfrutarán mucho con esta entrega, gracias a una trama que os mantendrá enganchados de principio a fin.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información