Análisis | Vídeos | 20 JUL 2018

Vídeo análisis de The Crew 2

Tags: PC Xbox One PS4
Compite por tierra, mar y aire con The Crew 2, la nueva entrega del juego de carreras de Ubisoft.
Cartel The Crew 2Play

The Crew 2 es un juego de carreras que se desarrolla en un enorme mundo abierto a explorar, donde encontraréis multitud de disciplinas en las que competir.La mayor novedad es que ahora podemos participar en carreras por tierra, mar y aire, con un sistema de cambio de vehículo muydinámico que nos permite viajar a toda velocidad por esta recreación de Estados Unidos. Cada una de estas categorías se divide en diferentes disciplinas, notándose un gran esfuerzo por parte de la compañía para que el control de cada vehículo sea muy preciso, si bien no todas las pruebas se sienten igual de divertidas.

Las mecánicas funcionan muy bien, encontrando un botón para acelerar, otro para frenar, el freno de mano para derrapar y un botón de turbo, así como la posibilidad de cambiar de categoría en cualquier momento.  Las lanchas añaden además el poder tumbarlas hacia atrás para ganar velocidad, mientras que los aviones pueden voltearse, girar levemente e incluso soltar humo para hacer que las acrobacias sean más espectaculares. En general los controles son de estilo arcade, pero gracias a unas físicas bastante conseguidas y a su estupendo manejo es muy satisfactorio. Todo ello sin olvidar que hay varios puntos de vista entre los que podemos cambiar en cualquier momento.

Los circuitos están bien diseñados y al ser un mundo abierto no es necesario tomar una ruta prefijada, pudiendo coger otras vías para intentar atajar pero siempre pasando por los puntos de control. Es cierto que en ocasiones es fácil perderse por este mismo motivo, aunque contamos con unas señalizaciones que nos ayudan a recuperar el rumbo y la posibilidad de recolocar nuestro vehículo. Eso sí, no nos ha gustado que se abuse de una trampa que evita que podamos sacarle ventaja a nuestros rivales y viceversa, aunque entendemos que es para darle emoción a las carreras hasta el final.

Es un juego que ofrece mucha libertad para avanzar. Existe la posibilidad de competir siempre en la misma categoría o bien ir alternando entre todas para darle variedad a su desarrollo, ya sea utilizando el  viaje rápido para llegar de manera instantanea hasta la prueba o bien utilizando el desplazamiento libre para atravesar todo el país y descubrir tareas secundarias bastante interesantes. Eso sí, al alcanzar cierto porcentaje en una categoría podemos enfrentarnos a un poderoso rival que nos otorga un vehículo único si lo derrotamos, así que recomendamos hacer todos los posibles.

De vez en cuando también encontraréis pruebas especiales conocidas Live Xtrem Series. No son muy numerosas, pero están muy cuidadas y os harán cambiar de vehículo en plena carrera, por lo que tendréis que dominar cada una de las categorías disponibles si queréis conseguir la victoria.

Al ganar carreras conseguimos piezas de los vehículos que podemos equipar para mejorar su rendimiento, estando divididas en diferentes categorías según su color. También conseguimos experiencia que nos hace ganar fama para desbloquear nuevos eventos, categorías y conseguir más dinero, siendo el eje central del juego. Comentar que podemos aumentar nuestras arcas con dinero real, pero no lo hemos visto necesario en ningún momento.

Un aspecto que nos ha gustado mucho es poder personalizar la estética de nuestros vehículos, ya sea con nuevas piezas, pintándolo o añadiéndole vinilos entre otras muchas posibilidades. La mayoría de elementos los tendréis que comprar con el dinero que conseguís en el juego, si bien hay otros que se desbloquean al completar carreras o diferentes tareas repartidas por el país. Cuenta con muchas opciones, además de poder compartir nuestros diseños con otros jugadores y aplicar alguno que nos guste de un ranking con los destacados.

Para poder jugar, incluso en solitario, es necesario estar conectado a internet permanentemente, algo que alejará a algunos jugadores. Al menos podemos decir que es un juego que funciona con mucha fluidez en el multijugador, con corredores de todo el mundo recorriendo el mapa con los que podemos formar grupos de hasta cuatro jugadores para realizar todas las misiones. Esto no se aplica a las Live Xtrem Series, estando disponibles sólo para un jugador.

En cuanto a vehículos, contamos con más de 250 diferentes de marcas reales que han sido perfectamente recreados para la ocasión, ya sea en la parte externa o en la interna. Deportivos, lanchas, motos, aeroplanos, buggies, coches de F1, monster trucks… Hay una enorme variedad para deleitar a todos los amantes de los juegos de motor. Cada uno cuenta con su propio estilo de conducción, piezas y elementos de personalización, así que en este sentido vamos bien servidos.

No queremos olvidar que incluye un estupendo modo Foto con el que capturar algunos de los mejores momentos de nuestras partidas. Además no es un mero añadido opcional, ya que al viajar por su mundo encontraréis algunas misiones que os perdirán fotografiar ciertos elementos ocultos por los escenarios.

La duración, como viene siendo habitual en los títulos de Ubisoft, es muy extensa, con montones de pruebas, desafíos y otras tareas secundarias que os mantendrán enganchados durante multitud de horas. No todas las pruebas están al mismo nivel, pero en general entretenien.

El apartado gráfico en general nos ha encantado, con escenarios perfectamente recreados y llenos de detalles, transición entre el día y la noche, cambios climáticos dinámicos, vehículos muy fieles y efectos cuidados. Al ser un mundo abierto no está carente de fallos como popping, unos personajes poco detallados o un sistema de colisiones que no es demasiado realista, pero no deja de ser disfrutable por ello. En PC funciona a 60 fotogramas por segundo, mientras que en consolas ha sido limitado a los 30.

En el sonoro encontramos una gran recopilación de melodías que ambientan a la perfección las carreras y la exploración del mundo, buenos efectos de sonido y un doblaje al castellano muy cuidado. Todo ello sin olvidar que siempre podemos activar los subtítulos para los más puristas.

The Crew 2, como conclusión, mejora notablemente todo lo visto en su antecesor, con un control más cuidado, montones de contenidos y la novedad de poder correr por tierra, mar y aire. Su sistema de progresión está muy cuidado, el mundo está perfectamente recreado y el poder personalizar los vehículos es un gran incentivo. No todas las pruebas están igual de cuidadas, además de estar ausentes incentivos que nos inviten a utiizar el modo libre para recorrer su mundo, pero en general nos ha dejado un buen sabor de boca. Lo peor, tener que estar constantemente conectado a internet para poder jugar.

Si os gustan los juegos de conducción arcade no os decepcionará, con montones de pruebas diferentes que hacen que su desarrollo nunca se haga aburrido y siempre nos de la sensación de progresión.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios