Análisis | Vídeos | 13 JUL 2017

Vídeo análisis de The Golf Club 2

Tags: PC Xbox One PS4
HB Studios y Maximum Games nos traen The Golf Club 2, una experiencia de golf más grande y dinámica que añade montones de nuevas funciones y mejoras que pasamos a detallaros en nuestro análisis.
Cartel The Golf Club 2Play

The Golf Club 2 es un simulador de golf que está orientado a la formación de clubes, donde podemos formar sociedades y diseñar nuestros propios campos, así como jugar a los que ha creado la comunidad. Nuestro objetivo es crear o unirnos a una asociación para intentar llegar hasta lo más alto del ranking mundial.

Nada más comenzar se nos ofrece un completo tutorial donde se nos explican las mecánicas jugables, tanto las simples como las avanzadas, ayudando éste a que os hagáis rápidamente con los controles. Se nos explica cómo golpear la bola, el tipo de palo que debemos utilizar para cada situación o el darle efecto a la bola según nos convenga entre otros prácticos consejos, por lo que recomendamos dedicarle un tiempo.

El sistema de control se ha retocado, haciendo que tenga un comportamiento más realista pensado para los aficionados al deporte. La mayor novedad en este sentido la encontramos en el swing, en el que tenemos que llevar el tempo perfecto y realizar correctamente el movimiento si queremos que la bola salga en la dirección que deseamos. Este movimiento y cuando lo ejecutemos es esencial para conseguir el golpe perfecto, ya que no siempre necesitaremos que llegue hasta el final. Tampoco hay que olvidar que las condiciones del campo influyen en todos estos parámetros, como el tipo de terreno en el que nos encontremos, su inclinación o el propio viento.

En general funciona bastante bien y no tenemos quejas en este sentido, pero los más expertos notarán que no todo está tan bien planteado, con unas físicas para la bola que no siempre resultan realistas. Se agradece el empeño que ha puesto el equipo en mejorar este apartado respecto al primer juego, aunque pensamos que todavía hay margen de mejora.

Una vez finalizado pasamos al menú principal, donde encontramos el modo Jugar, Entrenamiento, Carrera, Sociedades y el Diseñador de campo. Estas modalidades ofrecen mucha diversidad, ya sea para jugar solo o en compañía, con montones de opciones para hacer que la experiencia sea muy personalizable.

El modo Jugar nos permite disfrutar del juego en solitario, seleccionando uno de los doce filtros disponibles según nuestras preferencias y posteriormente el campo en el que queremos participar. También es posible jugar contra otros jugadores online que estén conectados en ese momento, con los fantasmas de jugadores que ya hayan jugado ese recorrido o simplemente con amigos de manera local. Es un modo más centrado en la práctica de todo lo aprendido o bien para disfrutar con amigos sin complicaciones.

Entrenamiento funciona de forma muy similar al tutorial, con lecciones que poco a poco nos ayudan a mejorar nuestra técnica a la hora de golpear la bola y tener en cuenta todas las condiciones del campo.

Como suele ser habitual en este tipo de juegos, el modo Carrera es el más interesante de todos, donde empezando desde cero (creando a nuestro personaje) tenemos que convertirnos en un profesional a base de ganar torneos. Estos torneos son muy personalizables, aunque si no os queréis complicar mucho la vida podéis jugar con las opciones por defecto. Para progresar es necesario ir puliendo nuestra técnica, así como comprar nuevo equipamiento para nuestro personaje con el dinero obtenido con cada victoria.

A continuación tenemos las Sociedades, que nos permiten crear un club o bien unirnos a uno ya existente. Estas sociedades cuentan con eventos creados por su responsables, en los que incluso se pueden poner unos requisitos para poder participar en ellos y así convertirlos en algo más exclusivo. Cada una cuenta con su propio estilo, abriendo un amplio abanico de posibilidades para que los jugadores se unan a la que más se adapte a sus necesidades. Además se pueden ir mejorando invirtiendo dinero.

Uno de los aspectos más destacados de este juego es el Diseñador de campo que, como su propio nombre indica, nos permite crear nuestros propios recorridos. En esta ocasión añade más posibilidades para crear el campo que deseemos, con más herramientas que nos son explicadas mediante un tutorial. Al principio puede abrumar la cantidad de opciones disponibles, pero con un poco de práctica y paciencia podéis dar forma a vuestro campo perfecto.

Además, el juego permite subir nuestras creaciones para compartirlas con el resto de la comunidad. Esto hace que haya montones de campos a probar a nuestra disposición, más si tenemos en cuenta que los del primer juego son compatibles con éste, así que en cuestión de contenidos vamos bien servidos. Lo malo es que a estos campos le faltan elementos más diferenciadores para hacer que sientan únicos.

En el apartado gráfico no encontramos mejoras respecto al anterior juego, con personajes cuyos modelados resultan un tanto simples, animaciones robóticas que dejan bastante que desear y entornos que, a pesar de no estar nada mal, cuentan con detalles mejorables como su variedad, el agua, un popping exagerado o un público mal recreado. Además hay unos tiempos de carga exageradamente largos. Lo que sí nos ha gustado es la interfaz, dejando todo muy claro para saber lo que ocurre en cada momento.

El sonoro cuenta con melodías relajantes para los menús que no destacan demasiado, quedando éstas relegadas a un segundo plano. Lo mejor de todo es la ambientación de cada uno de los campos, los efectos de sonido y John, el comentarista, que cuenta con frases para casi cualquier situación que vivamos. Lo malo es que estos comentarios nos llegan en inglés, sin ningún tipo de subtítulo para quienes no dominen el idioma. Al menos sus textos sí que están completamente en castellano, por lo que no tendréis problemas para comprender su funcionamiento.

The Golf Club 2 sigue la estela del anterior juego, puliendo algunos aspectos del control y las físicas para hacer que sea mucho más disfrutable. Aún hay margen de mejora, pero es lo suficientemente satisfactorio como para cubrir algunas de las otras carencias. Los modos de juego son variados y entretenidos, pero pensamos que les falta algo de profundidad. Lo mejor, sin duda, es el creador de campos, que hace que el juego sea casi infinito.

Si os gustan los simuladores de golf, estamos ante una propuesta bastante interesante que promueve la creación de clubes para disfrutar del juego en compañía.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información