Análisis | Vídeos | 23 AGO 2016

Vídeo análisis de The King of Fighters XIV

Tags: PS4
Con un legado de más de 20 años a sus espaldas, regresa una de las sagas de lucha más reconocidas con The King of Fighters XIV, creada de nuevo por SNK y lanzada en nuestra región gracias a Deep Silver y Koch Media. Únete a la lucha y descubre en nuestro análisis sus principales características.
Cartel The King of Fighters XIVPlay

Su argumento tiene lugar varios años después del anterior torneo, donde King of Fighters se ha vuelto un gran negocio que genera grandes beneficios y numerosos torneos derivados en todo el mundo. Esto da lugar a que la calidad general del mismo se reduzca, por lo que voces reputadas comienzan a alzar la voz por todo el planeta solicitando la creación de una única competición mundial de King of Fighters.

De repente, un día aparace un billonario llamado Antonov que adquiere todos los derechos del torneo KOF, reclamando para sí el título de “primer campeón”. El anuncio de un nuevo torneo KOF por el autoproclamado campeón supuso un entusiasmo sin precedentes en todo el mundo. Desde aquí, el entusiasmo se ha apoderado de muchos de los clásicos participantes del legendario torneo en forma de una invitación oficial.

Al igual que en el resto de la saga, contamos con un sistema de combate de tres contra tres en el que nosotros elegimos el orden en el que queremos que aparezcan los luchadores antes de comenzar la batalla. Estos personajes no se pueden cambiar cuando queramos, sino que entran en el orden establecido cuando un compañero de equipo cae, recuperando el vencedor una pequeña parte de su vitalidad. En total encontramos a 50 entre los que escoger, siendo 31 de ellos clásicos, 19 nuevos y estando algunos de ellos bloqueados al empezar a jugar.

Sus controles responden bastante bien, encontrando los comandos básicos de ataque mediante patadas y puños de diferentes intensidades, el poder agacharnos, saltar o correr, los agarres y defendernos pulsando en la dirección opuesta a donde se encuentre nuestro oponente. Esta defensa nos permite evitar el daño de los ataques normales, aunque los movimientos especiales y superespeciales sí nos quitan un pequeño porcentaje de vitalidad. Si además abusamos de ella y el medidor Guard Crush se consume, el personaje queda indefenso por un tiempo. Para adaptarse también a los jugadores novatos, se ha incluido el modo Rush, que simplifica los controles para realizar combos con un solo botón.

A estos ataques hay que sumarles otros más avanzados como los Movimientos Especiales, el Golpe de Impacto - que nos permite lanzar al rival al otro extremo de la pantalla para aturdirlo y encadenar combos -, las Evasiones de Emergencia para esquivar ataques, y la Recuperación, evitando que caigamos al suelo para seguir luchando. Tanto el Golpe de Impacto como las Evasiones de Emergencia tienen su versión GC, consumiendo una barra de poder pero volviendo al personaje invencible momentáneamente, lo que hace que sea ideal para los contraataques.

Para realizar los movimientos más poderosos de todo el juego necesitamos las barras de poder, de las cuales podemos acumular tres con el primer luchador, cuatro con el segundo y un total de cinco con el tercero. Conseguimos una cada vez que se rellena el medidor a base de buenos ataques y defensas. Gracias estas barras podemos realizar Movimientos Superespeciales – que consumen una de ellas-, su versión MAX - que gastan dos- y los CLÍMAX – que acaban con tres-, aunque para estos dos últimos necesitamos activar el medidor MAX.

El medidor MAX se activa gastando una barra de poder y se utiliza para realizar los movimientos especiales EX además de los nombrados anteriormente. Este indicador se vacía con más o menos rapidez dependiendo del movimiento que utilicemos, gastándolo el más poderoso al instante. Gracias a todo esto podemos encadenar hasta tres movimientos superespeciales en el mismo combo para causar cuantiosos daños.

Además del modo Historia tenemos el típico Tutorial, que sirve para aprender sus mecánicas, los controles básicos del juego y los movimientos de ataque mediante varias pruebas; Versus, para luchar de manera local contra nuestros amigos o la IA eligiendo los parámetros del combate; el Entrenamiento, donde practicar los movimientos de los distintos personajes configurando el comportamiento enemigo; y Misión, que se divide en tres tipos de juego: Prueba, que cuenta con cinco desafíos para cada personaje; Tiempo de Ataque, donde luchamos contra la CPU en diez batallas individuales con reglas definidas y en los que nuestra clasificación depende del tiempo que tardamos en derrotar a los oponentes; y Supervivencia, batallas consecutivas en las que nuestro puesto depende de los enemigos derrotados.

Junto a ellos está el modo En Línea, que se divide a su vez en Enfrentamiento Clasificado, en el actualizamos nuestra clasificación usando los puntos acumulados con victorias y derrotas, Enfrentamientos Libres, donde jugamos simplemente por diversión con otros jugadores del mundo, y Entrenamiento En Línea, que enfrenta a dos jugadores en una sala para practicar movimientos y estilos de lucha.

Por último tenemos la galería, donde mirar las ilustraciones, películas o sonidos que hemos conseguido a lo largo del juego, teniendo que desbloquearlos al cumplir unos requisitos específicos.

El apartado gráfico está bastante trabajado, con personajes tridimensionales bien modelados y animados, fondos con multitud de detalles y efectos llamativos. Quizás desentona un poco que los personajes sean tan coloridos y que los fondos estén algo desaturados, pero en general cumple. También nos hubiera gustado que los escenarios fueran más interactivos y que ciertos efectos estuvieran más cuidados. Funciona con mucha fluidez, por lo que no encontraréis problemas a la hora de jugarlo.

Las melodías resultan demasiado simples – a excepción del tema principal -, pero acompañan bien las peleas. A todo ello hay que sumarle voces en japonés para todos los personajes de bastante calidad y unos efectos de sonido decentes.

The King of Fighters XIV es un digno sucesor de la saga, conservando el estilo jugable visto en anteriores títulos y añadiendo ciertos elementos que le sientan muy bien, siendo además muy accesible para todo tipo de jugadores y con multitud de luchadores entre los que elegir. Nos hubiera gustado que fuese un poco más innovador en cuanto a modalidades de juego, pero en general cumple.

Su estilo gráfico es quizás lo que menos nos convence, quedando bastante lejos de otros títulos del género a pesar de su salto al 3D. El apartado sonoro cumple sin más.

KOF XIV ha demostrado ser un título muy completo y que hará las delicias de los fans, con suficientes novedades jugables y modalidades para manteneros enganchados durante mucho tiempo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información