Análisis | Vídeos | 19 ENE 2016

Vídeo análisis de The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel

Tras una larga espera aterriza en occidente de la mano de NIS America y Bandai Namco Trails of Cold Steel, una nueva entrega de la saga The Legend of Heroes para PlayStation 3 y PSVita.
The Legend of Heroes Trails of Cold SteelPlay

Su historia tiene lugar en el mismo continente que recogió el argumento de Trails in the Sky donde, entre las naciones del continente Zemurian, el poderoso Imperio Erebonian no ha tardado en ponerse al frente militarmente; sin embargo, políticamente hay conflictos internos entre la clase alta y los plebeyos que luchan por llegar al poder, intensificándose de manera constante cada mes que pasa. Los Nobles y las Facciones Reformistas han sido poco amables con el resto durante varios años, y las tensiones entre ambos bandos sólo acabarán si se alcanza un compromiso en un futuro muy próximo.

Rean Schwarzer, al igual que cualquier otro ciudadano de la nación Imperial, no es ajeno a estos crecientes conflictos: el sistema de clases ha estado profundamente ligado a la cultura de Erebonian desde hace años. Como estudiante de diecisiete años está preparado para su nueva vida en la Academia Militar Thors, pero se da cuenta de que su uniforme escarlata es diferente a los estándares entregados a sus compañeros, siendo típicamente verde para los plebeyos y blanco para los nobles. Adéntrate en la Clase VII de la Academia Militar Thors, donde el ranking no significa nada y la habilidad lo es todo. Con  nueve estudiantes seleccionados de diversos lugares y con diferentes habilidades, incluido Rean, los alistados en la Clase VII se meterán de lleno en un conflicto político que los amenaza tanto a ellos como a los cimientos del imperio.

Jugablemente estamos ante un RPG con escenarios bastante amplios a explorar, con tesoros ocultos en cofres o cajas que podemos romper, y montones de personajes con los que conversar. No nos ha gustado que tenga una estructura que divide el mapa en zonas, encontrando cargas entre ellas en lugar de un mundo abierto a explorar sin cortes. En la esquina superior derecha contamos con un mapa que podemos ampliar donde se muestran los objetivos principales en rojo para avanzar en la historia y en verde las misiones secundarias, por lo que es bastante sencillo avanzar sin perdernos en sus mapeados. Podemos cambiar en cualquier momento al líder del grupo, aunque no son demasiado diferentes entre sí fuera de las batallas. Los enemigos son visibles en todo momento, decidiendo si queremos entrar o no en contacto con ellos, y si los pillamos por la espalda ganaremos una pequeña ventaja al entrar en combate, aunque tiene el efecto contrario si nos pillan a nosotros.

Su sistema de combate está basado en turnos, mostrándose en el lateral izquierdo de la pantalla el orden de turno tanto para enemigos como para aliados. Aquí podemos desplazar a nuestros personajes por cualquier parte del escenario, utilizando herramientas para retrasar el turno de los enemigos y para sacar ventaja de los diversos efectos de estado que se muestran junto a la barra de tiempo activo, que quizás ayuden o dificulten las batallas. Aunque sólo cuatro personajes pueden participar en combates a la vez, podemos cambiarlos en cualquier momento por otro, no teniendo ningún coste de turno el sustituirlos.

Los miembros del equipo pueden utilizar ataques, defenderse y usar hechizos, pudiendo desatar habilidades avanzadas de combate conocidas como “artes”, que son únicas de cada personaje. A medida que aumentamos su nivel aprendemos nuevas artes y, a lo largo de la historia, pueden incluso aprender un “Arte-S”, un ataque final especial que, cuando está listo, puede ser activado en cualquier momento sin tener en cuenta el orden de turno actual.

El clásico sistema de Orbes de la saga Trails vuelve de una nueva forma racionalizada. Todos los miembros de la Clase VII reciben unidades ARCUS, una especie de teléfonos móviles que permiten a los jugadores equipar orbes mágicas conocidas como “cuarzos”. Simplemente hay que comprarlas, encontrarlas o ganarlas en misiones para después equiparlas en sus ARCUS y así tener acceso a sus artes secretas para usarlas posteriormente en batalla. Cada personaje, además, puede llevar equipado un “cuarzo maestro”, que se consiguen al ganar experiencia y subir niveles, teniendo sus propias artes y refuerzos de estado. Estos orbes aumentan poco a poco su nivel, dando acceso a habilidades aún más poderosas.

Las unidades ARCUS también permiten utilizar “Enlace de Combate”, un sistema en el que dos personajes se conectan directamente en batalla para realizar ataques consecutivos y mejorar los efectos especiales de estado, aumentando su poder y cadena a medida que aumenta el nivel de la unión entre dichos personajes.

Para mejorar aún más la relación entre los personajes, en nuestro tiempo libre encontramos los “Eventos de Vinculación”, con los que además conocemos más detalles sobre el resto de compañeros. También hay minijuegos como la pesca o el juego de cartas Blade, muy popular entre los lugareños, que pueden ayudarnos a aumentar el nivel de Enlace de Combate y conseguir “Puntos Académicos”, más conocidos como AP, con los que obtener objetos especiales en determinados puntos de la aventura. Estos puntos se consiguen mediante exámenes escritos o con pruebas en combates, aumentando los AP de Rean si los completa con éxito y ganándose la admiración de sus compañeros.

Gráficamente es un título al que le pesan los años, ya que en Japón se puso a la venta en 2013, y el presupuesto, con personajes simples cuyas expresiones dejan mucho que desear y escenarios con texturas muy mejorables, encontrando incluso dientes de sierra y popping. Al menos el diseño de ciertas zonas y las animaciones en los combates son buenos, funcionando todo de manera bastante fluida.

El apartado sonoro es bastante bueno, con melodías variadas similares a las del resto de la saga y que se adaptan a todo tipo de situaciones, doblaje en inglés de una calidad decente y efectos conseguidos. Es una pena que, como viene siendo habitual, nos llegue completamente en inglés, aunque no es necesario conocer el idioma en profundidad para avanzar.

En conclusión, The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel es un juego bastante entretenido, con un sistema de combate divertido, personajes bien diferenciados y una duración más que decente. Cuenta con Cross-Save, permitiendo empezar una partida en una plataforma y seguir en otra. Donde más flojea el juego es en la exploración, siendo muy pesadas las cargas entre zonas y estando más pensado para la portátil, y en la estructura de los capítulos, que puede llegar a ser repetitiva según avanzamos en el juego, haciendo que sea algo lineal.

El apartado técnico también es muy mejorable, aunque es comprensible debido al escaso presupuesto del equipo. Al menos su apartado sonoro cumple con creces.

Un título que gustará a los amantes de los JRPGs, con montones de horas de entretenimiento si manejáis un poco el idioma.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información