Análisis | Vídeos | 09 NOV 2016

Vídeo análisis de The Legend of Heroes Trails of Cold Steel II

The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel II, la esperada secuela del RPG de Falcom y NIS America, llega a PlayStation 3 y PSVita, incorporando algunas novedades jugables que pasamos a detallaros en nuestro análisis.
Legend of Heroes Trails of Cold Steel IIPlay

Su historia sigue los hechos acaecidos en el anterior juego, donde a raíz de la ocupación de Heimdallr por la Facción Noble, la guerra civil se ha extendido a través de Erebonia. Los ejércitos provinciales, leales a la aristocracia y a las Cuatro Grandes Casas, han reclamado muchas de las grandes ciudades de la nación en nombre de la Noble Alianza. El Ejército Imperial, llamado desde los cuatro rincones del imperio, acaba de comenzar su majestuoso contraataque. Después de que Rean consiguiera escapar de Trista con Celine y Valimar, despierta en las montañas cercanas a su ciudad natal, sin saber qué le sucedió a sus amigos, que valientemente se lanzaron al peligro para conseguirle tiempo para huir. Aunque el camino no será fácil, Rean decide volver a tomar su espada, recorriendo Erebonia con su Divino Caballero, Valimar, en busca de sus amigos de la Clase VII y una forma de poner fin al conflicto antes de que vaya a más.

Lo primero que hay que dejar claro es que a pesar de no ser necesario completar el primer juego para comprender su historia, ya que el propio juego trae un apartado que nos la explica en profundidad, es muy recomendable hacerlo porque contiene multitud de detalles que pasariamos por alto. Además, las partidas completadas del primer juego sirven para esta aventura, consiguiendo mejoras en las estadísticas y elementos adicionales, a la vez que muchas de las relaciones creadas en él se mantienen y desbloquean nuevas conversaciones personalizadas.

The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel II es un RPG con combates por turnos en el que contamos con un amplio mundo a explorar dividido en zonas, cargado de secretos y enemigos a los que hacer frente. En cuanto a mecánicas es muy continuista, siendo las criaturas visibles en todo momento por los escenarios y decidiendo nosotros si hacerles frente. Si optamos por hacerlo, al pillarlos desprevenidos por la espalda y golpearles podemos paralizarlos para obtener una pequeña ventaja, sucendiendo lo contrario si nos pillan a nosotros. Este movimiento, por desgracia, no afecta a los enemigos más poderosos, aunque nos sirve para destruir ciertos elementos de los escenarios y así conseguir útiles.

Tal y como sucediera en el anterior juego, contamos con combates basados en turnos con un sistema de barra de tiempo activa que aparece en la esquina superior izquierda. Esta indica el turno de los aliados y enemigos, que puede variar con ciertas habilidades, además de mostrar los efectos de estado que tendrán en dicho turno, pudiendo ayudarnos o dificultar la batalla. Cada personaje y enemigo tienen una afinidad a cierto tipo de daño: Cortar, Perforar, Empujar o Golpear. Si elegimos el correcto contra un enemigo, y tenemos algo de suerte, podemos desequilibrarlo, pudiendo realizar un ataque consecutivo con el compañero al que estemos unidos. Pero cuidado, ya que se fallamos un ataque contraatacarán, sucediendo lo mismo si fallan ellos.

Como es normal, volvemos a contar con las artes y elaboraciones del anterior juego, encontrando otras nuevas especialmente creadas para la ocasión. Después también tenemos los S-Breaks, que son muy poderosos y pueden activarse en cualquier momento del combate tras rellenar su indicador sin tener en cuenta el turno, junto con las Artes Perdidas.

En la esquina superior derecha aparece un pequeño icono rojo (desbloqueándose al llegar a cierta parte de la aventura) que se rellena gradualmente con las acciones realizadas en batalla. Una vez rellenado, los personajes que están unidos pueden entrar en el modo Overdrive, una nueva habilidad que restaura las barras de HP, EP y CP, cura todos los estados anormales, hace que todos los ataques desbalanceen a los enemigos y permite realizar artes al instante. Pero todo tiene un lado malo, y es que para conseguirlas hay que derrotar a poderosas criaturas ocultas en cofres, además de que este estado sólo dura tres turnos.

A veces, Rean y sus compañeros se meten en un aprieto cuando aparecen enemigos humanoides mecanizados o monstruos muy poderosos. En lugar de luchar con ellos directamente, invocan al Caballero Dvino Valimar, cambiando así totalmente su sistema de combate. Valimar puede apuntar a una de las tres partes de los enemigos: cabeza, cuerpo o brazos; teniendo cierta eficacia a la hora de provocar un desequilibrio indicado por un número de estrellas. Aprovechar estas debilidades hace que acumulemos Puntos de Valentía, con los que podemos ejecutar un poderoso ataque conocido como Rush o defendernos para recuperar vitalidad. Rean es el que maneja a Valimar, pero los otros miembros de la Clase VII pueden utilizar ataques especiales llamados EX Arts durante los combates. Estos sirven para atacar a los enemigos, curar a Valimar o imbuirlo con efectos de estado especiales, añadiendo un nivel extra de estrategia a las batallas con Caballeros Divinos.

Para desplazarnos por su gran mundo, ahora contamos con nuevos medios de transporte. El caballo, que antes sólo podía utilizarse en las montañas del norte, ahora puede usarse en cualquier parte del terreno, mientras que la bicicleta orbital de Angélica permite viajar más rápido y se puede convertir en sidecar para llevar pasajeros y pintar algunas partes. En cierto momento de la historia tenemos además el Courageous, que nos sirve de base y nave con la que viajar rápidamente hasta cualquier lugar del mapeado, pudiendo incluso reclutar a gente para que nos ofrezcan facilidades y misiones secundarias.

Gráficamente estamos ante un título vistoso gracias a sus diseños, pero que técnicamente deja mucho que desear. Los personajes cuentan con modelados simples y animaciones ortopédicas, mientras que los escenarios están compuestos de texturas planas y están algo vacíos. A todo ello hay que sumarle ciertos dientes de sierra y sombras no demasiado conseguidas que afean el resultado. El sonoro es algo mejor, con melodías variadas, buenos efectos de sonido y un doblaje en inglés con una interpretación correcta por parte de los actores. Los textos nos llegan completamente en inglés, aunque no es complicado avanzar a poco que conozcais el idioma.

The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel II resulta ser un juego muy entretenido, con una historia interesante, unos combates divertidos que mejoran gracias a las novedades incorporadas y una duración tremendamente extensa, con multitud de tareas secundarias y minijuegos a realizar. Su mayor problema radica en que recicla demasiados elementos del primer juego, dejando una extraña sensación de déjà vu en todo momento.

En lo técnico es muy mejorable, pero gracias a sus diseños se hace mucho más llevadero. La banda sonora no está nada mal y los efectos cumplen junto con un buen doblaje.

Si disfrutasteis de la anterior entrega, encontraréis muchas similitudes en esta, incorporando ciertas novedades que lo vuelven más interesante y divertido.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información