Análisis | Vídeos | 06 JUL 2016

Vídeo análisis de The Technomancer, un nuevo RPG de acción y ciencia ficción

Tags: PC Xbox One PS4
BadLand Games y el estuido Spiders están de vuelta con The Technomancer, un nuevo RPG de ciencia ficción para PlayStation 4, Xbox One y PC que tiene lugar en Marte durante la Guerra del Agua. Prepárate para la lucha y la supervivencia, ofreciendo nuestro análisis un vistazo a lo que podréis encontrar en el juego.
The Technomancer AnálisisPlay

Nuestra aventura comienza mucho después de la colonización de Marte, que ahora es un desierto con artefactos y reliquias de un tiempo pasado que ensucian la superficie del Planeta Rojo. Manejamos a Zachariah, un Tecnomante novato que está a punto de hacer el rito de iniciación que lo convertirá en un verdadero Tecnomante. Respetados y temidos por todos, son armas humanas que han estado entrenando desde la infancia. Su iniciación lo llevará hasta una de las Antiguas Cúpulas, vestigios de las primeras colonias humanas en Marte y uno de los lugares “sagrados” vigilados por los Tecnomantes. Representando a una de las corporaciones más poderosas, Abundancia, nos enfrentamos por el recurso más preciado del Planeta Rojo: el agua.

Estamos ante un RPG de ciencia ficción que ofrece montones de combates dinámicos donde los Tecnomantes utilizan destructivos poderes eléctricos que pueden ser mejorados mediante implantes cibernéticos. Nada más comenzar modificamos el aspecto de nuestro protagonista, aunque las opciones son muy limitadas si las comparamos con otros títulos del género.

Los combates se desarrollan en tiempo real y podemos atacar, esquivar o utilizar en nuestro favor los diversos poderes electricos del protagonista. Estos poderes gastan Foco, un recurso que se regenera lentamente, por lo que debemos usarlos junto a una buena táctica. Zacariah cuenta con tres estilos de combate diferentes: báculo, arma blanca con arma de fuego y arma blanca con escudo. Cada una tiene su propia rama de talentos con la que podemos mejorar o conseguir otras nuevas destinando la experiencia conseguida durante la aventura. Hay otra rama de talentos específica para los poderes de tecnomante.

Este sistema de lucha no funciona demasiado bien, teniendo gestionar multitud de opciones con pocos botones. En total podemos llevar encima hasta cuatro habilidades, por lo que para acceder al resto durante los combates tenemos que usar el Menú de Pausa Activa, que ralentiza la acción para poder seleccionarlas.

Al mencionado árbol de habilidades de combate se suman otros dos: uno centrado en los aspectos pasivos del protagonista, como la resistencia o la fuerza, y otro en los talentos, que nos permiten abrir nuevas rutas, cofres o incluso mejorar su carisma para encontrar más opciones a la hora de conversar entre otras muchas posibilidades.

No todas las situaciones se resuelven mediante la fuerza bruta, teniendo que utilizar en ocasiones el sigilo o el diálogo, con diferentes talentos a mejorar poco a poco. El sistema de diálogos dinámico tiene una gran importancia en las misiones, ya que nos permite alterar el curso de la trama en función de nuestras decisiones, siendo éste uno de los aspectos más destacados del juego.

El equipamiento también es muy importante, teniendo cada parte sus propias bonificaciones, y lo podemos conseguir al saquear cadáveres, comprar armas y armaduras o como recompensa de las misiones. Para mejorar nuestra eficacia y equipamiento contamos con un completo sistema de artesanía que además nos permite añadir mejoras a cada una de sus ranuras y adaptarlo a nuestro estilo de juego.

En esta aventura no estamos solos, hay aliados que exploran y luchan a nuestro lado a lo largo del viaje,  dándoles órdenes durante los combates. Cada uno tiene su propia historia y ambiciones, pudiendo seleccionar a dos de ellos para que nos acompañen e incluso entablar amistades, romances o rivalidades. Esta decisión es muy importante, ya que cuentan con habilidades únicas que nos pueden beneficiar en combate y, si la relación que mantenemos con ellos es buena, podemos desbloquear talentos especiales para la exploración. A menudo nos piden favores o ayuda, abriendo sus arcos narrativos al aceptarlas y comenzando así una serie de nuevas misiones que mejoran nuestra relación con ellos y nos permiten conocerlos en profundidad. Pero cuidado, ya que si se enfadan mucho pueden abandonar nuestro grupo.

Al igual que el protagonista, los aliados pueden mejorar sus estadísticas generales, teniendo cada uno su propio inventario donde podemos cambiarles el equipamiento. Todo lo que tengamos también les sirve a ellos, por lo que el sistema de elaboración gana aún más importancia.

La cantidad de misiones es muy amplia, encontrando tanto principales como secundarias, todas relacionadas con nuestra sede, facción y compañeros. Aunque son bastante variadas, el largo camino a recorrer de un punto a otro del mapeado puede hacer que se vuelvan tediosas, siendo así incluso las principales, y haciendo que su argumento avance muy lentamente.

En total el juego se divide en cuatro capítulos, con una duración de unas diez horas cada uno si hacemos también algunas tareas secundarias. Todas las misiones y decisiones que tomamos tienen un gran peso en la trama, dando lugar a diversos finales y haciendo que sea un título muy rejugable.

Su apartado gráfico no está nada mal, con unas ciudades muy vistosas, variadas y de estilos únicos, aunque nos hubiera gustado poder explorar con más libertad la superficie del planeta. Sus escenarios son muy amplios y cuentan con diversas rutas a recorrer. Los personajes, por otra parte, cuentan con modelados decentes y animaciones que tampoco están nada mal, reflejándose todos los cambios realizados en su equipamiento. Sufre algunas ralentizaciones y tiene problemas con determinadas sombras que pueden llegar a molestar.

En el sonoro encontramos melodías variadas que en ciertas ocasiones tapan el sonido ambiente de los escenarios, siendo en este aspecto algo mejorable. Cuenta con un doblaje en inglés decente, con textos en castellano para no perdernos ningún detalle. Los efectos de sonido cumplen sin más.

The Technomancer es en definitiva una aventura en la que destaca su elaborado sistema de decisiones, afectando todas ellas a la trama y al final de la aventura, lo que lo hace un título muy rejugable. Su historia no está demasiado bien llevada, dando la sensación de no avanzar al completar misiones. Las batallas son divertidas y mejorar a nuestros personajes nos llevará bastante tiempo.

Gráficamente nos ha sorprendido la ambientación del juego, con escenarios variados muy vistosos y personajes bien modelados y animados. En el sonido encontramos melodías que entorpecen su ambientación y voces mejorables.

En The Technomancer encontramos buenas ideas pero no demasiado bien ejecutadas, aunque sigue siendo entretenido a pesar de ello.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información